Tipos de póker: las mejores posibilidades

Como bien sabéis todos nuestros seguidores, en www.comparadorapuestas.net seguimos trabajando muy duro para que tengáis toda la información sobre el sector del juego on line. Hoy queremos seguir conociendo y explorando las posibilidades que abre para los clientes el póker, sin duda, el juego con más seguidores del momento.

Después de haber conocido la oferta en esta disciplina de empresas tan importantes como bet365 y haber compartido con vosotros algunos de los consejos más útiles para ganar con el póker, hoy queremos seguir aprendiendo. En este artículo, vamos a conocer las características más importantes de algunas de las modalidades de póker más seguidas. Os daremos todas sus particularidades y todas las diferencias entre ellas para que podáis decidir en todo momento cuál es la que mejor se ajusta a vuestros gustos y objetivos como jugadores.

Las casas de apuestas están centrando sus esfuerzos en mejorar notablemente sus ofertas en póker. Se trata del complemento ideal para sus tremendos menús deportivos y de casino. Vamos a conocer ya las principales clases de póker con todo lujo de detalle.

Texas Hold´Em: la modalidad más conocida

De entre todas las variantes de póker que podréis encontrar en las webs de apuestas, la Texas Hold´Em es la famosa. Sus seguidores no han dejado de crecer en los últimos años y todas las previsiones dicen que esto seguirá siendo así. El motivo fundamental de su éxito es, sin duda, que se trata de una modalidad muy fácil de entender y de jugar. Cualquiera que se acerque a esta modalidad podrá hacerse con sus claves en muy poco tiempo y podrá empezar a jugar de inmediato.

En el Texas Hold´Em juegan siempre un número de entre 2 y 10 jugadores. Los que sitúan a la izquierda del croupier serán los encargados de arrancar la partida con las apuestas ciegas. Recordad que la posición del croupier cambiará después de cada mano.

Cada jugador recibirá dos cartas en la primera mano y el primero deberá decidir entre ir, subir o tirar las cartas. Lo único que no podrán hacer es pasar ya que las apuestas ciegas son antes, es decir, son obligatorias. En la segunda ronda, los jugadores pasarán a recibir 3 cartas cada uno. Esto es conocido en el argot del póker como flop y los jugadores podrán subir, pasar o tirar las cartas. En la tercera ronda, se repartirá la cuarta carta, conocida como turn, que abre paso a otra ronda de apuestas. En ella se reparte la carta llamada river y tendrá lugar la última ronda de apuestas.

Ese es el momento en el que los jugadores deberán usar las dos cartas iniciales y las 5 comunes para formar la mejor mano posible de 5 cartas. El jugador que logre tener una mejor mano se llevará el bote.

Niveles de jugadores en el Texas Hold´Em

Como en cualquier otro juego, el póker también ofrece la posibilidad de mostrar diferentes niveles a sus participantes. Dependiendo del nivel en el que se encuentre cada uno, los objetivos y estrategias que deberá tener en cuenta son bien diferentes. A continuación, vamos a intentar precisar en la medida de lo posible algunas cuestiones importantes en función de vuestro nivel como jugadores:

– Principiante: la primera gran decisión para un jugador de esta modalidad de póker es saber qué hacer con las dos cartas “hole” que se le dan al principio da la partida. Pese a vuestra poca experiencia, no debéis esperar a que las cartas lleguen a vosotros por arte de magia, sino que debéis intentar entrar en aquellas en las que llevéis manos fuertes. Es importante controlar ese ímpetu de querer jugar. Tened muy en cuenta que, a no ser que tengáis mucha suerte, las manos iniciales suelen hacer perder dinero.

– Intermedio: llega el momento de dar un paso adelante al comprender bien la importancia de la posición en el póker Texas Hold´Em. Lo cierto es que no os llevará mucho tiempo. Lo fundamental es saber que, cuanto más tarde estéis situados en la mesa, más información tendréis de la partida ya que habréis visto los movimientos de los anteriores jugadores.

Al llegar a este nivel, también se puede avanzar en la cuestión del faroleo. Como sabéis, tener la mejor mano no es la única manera de ganar en el póker. Ir de farol es otra magnífica posibilidad que podréis aprovechar cuando vuestra experiencia ya haya subido.

Llegados a este nivel, un jugador de póker que esté avanzando correctamente ya debería ser capaz de controlar sus impulsos y de saber que existen las buenas y las malas rachas.

– Avanzado: al haber llegado tan arriba, los pasos de estos jugadores son mucho más variados y atrevidos. Ya conocéis todas las reglas de esta modalidad de póker así que podréis ir realmente a por todas. Esperar a que la suerte os traiga las mejores cartas ya no es una opción. El jugador debe ampliar a tope sus horizontes para ser capaz de ganar mejores cantidades. Hacer bluff y robar apuestas ciegas son dos de las mejores posibilidades para lograrlo.

Los jugadores que lleguen a un nivel avanzado deberán demostrar aquello de que el póker es un juego de persona que se juega con cartas. Ya no solo se trata de jugar sus propias cartas sino que, además, deberéis jugar con vuestros adversarios. Llegamos al momento clave en el que el jugador puede mostrar de verdad su talento.

Omaha: una versión más moderna del póker

La modalidad Omaha está considerada por parte de mucho estudiosos como una variante del Texas Hold´Em. Se trata de una modalidad mucho más reciente ya que no se empezó a jugar hasta la década de los años 70.

La Omaha creció muy rápidamente al convertirse en el juego favorito de muchos al ser una modalidad muy sencilla en la que se podía ganar buenas manos con 4 cartas “hole” en vez de con 2. Esa particularidad hacía que la posibilidad de que los jugadores hicieran muy rápidamente un all-in y no dejaran seguir apostando al resto fuera más que evidente. Es por eso que se acabó determinando que el mejor formato para esto sería el de Bote con Límite.

Al repartirse 4 cartas, normalmente, se acaban jugando más manos. Esto hace que el juego se acabe haciendo más rápido e intenso. Los mejores jugadores en esta modalidad Omaha serán, no solo los que puedan decidir sobre sus cartas con enorme velocidad, sino los que puedan hacerlo también sobre las de sus adversarios.

Claves de la modalidad Omaha

Para jugar a esta modalidad, cada jugador deberá tener las fichas suficientes para realizar una apuesta ciega. Empezarán a jugar los situados a la izquierda del dealer y cada uno contará con 4 cartas pocket. En la primera ronda, deberá empezar a jugar el jugador de la izquierda que ponga una Big Blind. Este jugador podrá subir, ir o tirar las cartas. A continuación, se repartirán 3 cartas comunes (esto es el Flop) y habrá otra ronda de apuestas.

En cuarta ronda se reparte el Turn y se hace otra ronda más. Ahí se reparte el River. Los jugadores que aún queden en la mesa deberán usar una de sus dos cartas pocket y 3 de las comunes para lograr la mejor mano de 5 cartas.

Una de las cuestiones vitales en esta modalidad de póker está en el hecho de que se repartan 4 cartas hole. Este es el motivo por el cual muchos jugadores, sobre todo los inexpertos, tienen la tendencia de querer jugar una mano. La realidad es que es absolutamente vital la selección que hagáis de la primera mano. Para muchos, es incluso mayor de lo que pueda serlo en cualquier otra modalidad de póker. Lo fundamental es entender bien que las primeras 4 cartas deberán siempre daros unas altas posibilidades de ganar.

Con tantas cartas hole en el principio de cada partida, hay que pensar que podremos hacer una mano después del flop. Esto es así porque seguramente otro jugador ya la tiene o va a tirarla. Esto es mucho más evidente todavía cuando las partidas empiezan a ser pesadas.

Últimas recomendaciones para jugar a la Omaha

Lo más importante en esta preciosa modalidad de póker es entender que no se podrá ganar grandes botes con manos de baja calidad. A algunas de las mejores manos en el Texas Hold´Em aún les quedará un largo camino para tener la misma consideración en el Omaha.

Para tener una mayor seguridad en nuestro saldo, es importante saber que, si las cartas comunes muestran 3 cartas del mismo palo, otro jugador posee ese color. Si hay dos cartas iguales en esas comunes, hay que entender que la mano ganadora será un trío o un full, como poco. Cuando esto se produce, tened muy en cuenta que ni siquiera una escalera estará en la mejor posición para ganar la mano.

En resumen, si se empieza con la mejor meno y se intenta lograr la mejor mano, nuestras posibilidades de ganar en el Omaha se multiplicarán. La opción contraria multiplica las opciones de que acabemos perdiendo.

Omaha Hi / Lo: la otra gran variante del póker

Tras la llegada a los casinos de Las Vegas de la Omaha, no tardaría demasiado en aparecer la modalidad Hi / Lo. Su éxito fue inmediato ganando seguidores con extraordinaria velocidad. A día de hoy, es considerado por muchos entendidos en la materia como el segundo juego de póker con más seguidores en las casas de apuestas on line.

La Omaha Hi / Lo es muy parecida en todas sus características a las otras modalidades, aunque existen, lógicamente, diferencias sustanciales. El desafío que propone esta modalidad es único ya que divide el bote en dos partes: una de sus mitades irá a parar al jugador que tenga la mano más alta y la otra al que tenga la mano más baja. Con esto, se ha logrado una modalidad apasionante en la que nadie estará nunca seguro del objetivo real del resto de contrincantes de la mesa.

Cualquiera de las estrategias que hayáis aprendido en el pasado para otras modalidades de póker deberán ser adaptadas a esta enorme particularidad que posee la Omaha Hi / Lo.

Cuestiones muy importantes sobre la Omaha Hi / Lo

Algunas de las características que hacen diferentes a esta modalidad de póker son realmente importantes así que no deberéis pasarlas por alto en ningún momento. La primera de ellas es que las cartas ganadoras serán siempre dos cartas “pocket” y tres comunes. En este sentido, el juego es muy cerrado y no admite ninguna otra combinación.

Solo es posible ganar con manos bajas si el valor de todas sus cartas es de 8 o menos. Si en las 5 pocket no hay al menos 3 con valor inferior a 8 , no hay posibilidad de llevarse una mano baja, así que el bote será completo para la mano alta.

Como dijimos antes, es posible ganar el bote tanto con la mano baja como con una mano alta. Lo que no siempre será posible es conseguir ambas cosas, obviamente. Si dos jugadores tienen la mano más baja, ambos se repartirán el bote en una cuestión llamada “quarter”.

Para muchos jugadores, esta cuestión es una forma de jugar. Muchos buscan “descuartizar” a sus oponentes, evitando que ganen el bote completo y obligándole a dividirlo en cuartos. Esto ocurre cuando dos jugadores le dan la vuelta a la carta más baja. La mejor mano se llevará la mitad del bote, mientras que los otros dos jugadores se quedarán tan solo con un cuarto del mismo cada uno.

Esta situación no es buena, pero puede ser incluso peor cuando estemos ante un “Heads up” (uno contra uno). Esto se produce cuando se va contra un jugador que se ha llevado la mejor mano y ha dividido el bote de la mano menor con vosotros. En ese caso, habréis contribuido a la mitad del bote, pero solo os llevaréis un 25 % del mismo.

Otra modalidad genial de póker que supone un gran desafío para los amantes del mejor póker on line.

 
Registrar en Bet365