Técnicas de los jugadores avanzados en póker

Última actualización: 14.10.2018

La experiencia es un grado en casi todo y, por supuesto, también lo es en el póker. A medida que vayáis jugando más y más, vuestro nivel irá subiendo. Esa es la clave para que podáis tomar mayores riesgos y busquéis ganancias mucho mayores.

Después de haberos contado algunos de los secretos más básicos del póker y de haber desgranado las estrategias perfectas para los jugadores novatos, hoy queremos hablaros de sistemas de juego mucho más avanzados.

Todos los consejos a los que nos vamos a referir aquí deberán ser empleados en el momento en el que estéis seguros de tener el nivel suficiente. Hacerlo antes sería muy peligroso ya que lo más normal es que acabarais entrando en pérdidas más pronto que tarde.

Lo que pretendemos es daros nuevas indicaciones que os ayuden a mejorar. Como siempre os decimos, no pretendemos vender estos consejos como fórmulas mágicas que os aseguren ganancias. Vamos a ver ya qué técnicas podemos usar al ser jugadores avanzados.

Jugar cartas consecutivas

Cualquiera que atesore ya una buena experiencia en el póker sabe perfectamente que no puede esperar a que le entren las cartas Premium para empezar a jugar. Cuando se llega a este nivel de control de lo que ocurre en las partidas, es el momento de ser más ambiciosos y de buscar nuevos objetivos como jugadores.

Las cartas consecutivas suelen ser habitualmente cartas sin dibujo y que se juegan esperando hacer una escalera. Lo ideal sería que esas cartas fuesen del mismo palo al abrir la posibilidad de que se logre también un color. Sea como sea, la clave en todo esto está en saber perfectamente cuándo se deben jugar estas cartas y cuándo se deben tirar. La experiencia vuelve a ser clave en esto, pero os aseguramos que puede ser algo que os haga ganar mucho dinero.

Hay que calcular bien las cartas consecutivas de un mismo palo. Se deben usar en botes donde no sea muy complicado entrar o en los que estén a nuestro favor. En la práctica, esto significa que habrá que entrar tarde cuando nadie haya subido o cuando estéis en las blinds. Raramente se deberá subir de la posición inicial cuando se tengan dos cartas consecutivas.

Los mayores riesgos a la hora de jugar cartas consecutivas llegan cuando el jugador pierde la confianza en el flop. Al lograr la pareja intermedia, el jugador se queda con las cartas y eso puede costarle caro. Tener en cuenta este riesgo y algunos otros que tiene usar cartas consecutivas es vital. En realidad, se trata de una estrategia muy aconsejable ya que puede dar grandes resultados en el largo plazo.

Indicios que un jugador avanzado debe reconocer

Cualquier cosa que pueda ayudarnos a reconocer en qué posición se encuentran el resto de jugadores debe ser considerada un indicio. Son muy interesantes porque nos ayudan en el juego, pero es muy difícil reconocerlos y solo se logra hacerlo desde una buena base de experiencia. El problema llega cuando esos indicios hay que reconocerlos cuando estamos jugando en Internet. Reconocemos que estamos ante una dificultad mayor que cuando nos sentamos alrededor de una mesa, pero aún así, es posible reconocerlos.

Antes de meternos a fondo con algunas de las señales a las que debéis prestar atención, queremos recordaros que no os fiéis del resto de jugadores. En muchas ocasiones, las reacciones de vuestros oponentes son decisiones deliberadas por su parte con las que buscan desconcertaros y confundiros.

Estos son los indicios más habituales en una partida de póker on line:

– Mucho tiempo después de subir: es una de las tácticas que más veces se ve en Internet. Muchos jugadores llegan hasta el límite del tiempo que tienen asignado para, finalmente, mostrar que tienen una buena mano e intentar ganar. Solo se debe igualar o ir contra esos jugadores en el caso de tener una mano muy fuerte.

– Uso de los botones de reproducción: cada jugador puede determinar cuál será la siguiente jugada que hará. Si, por ejemplo, su decisión es pasar, podremos intuir que su mano es débil. Podréis usar esta información en beneficio propia cuando veáis la siguiente carta que se le da a ese rival.

– Igualar con gran velocidad: cuando observéis que un jugador está deseando igualar será síntoma claro de que necesita ver la siguiente carta para completar su mano.

– Apuesta rápida tras flop: suele indicar que el jugador ha logrado una pareja mayor con el flop o que tiene una pareja que ya es más alta que cualquier otra carta del flop. Sea cual sea el caso, es la típica situación que denota que quieren ganar el bote ya.

– Identificar al jugador que más se queja: todos los jugadores que recurran al uso del chat común para quejarse os estarán dando indicios claros de que no les ha ido demasiado bien en los últimos tiempos. Sus nervios pueden convertirle en “presa fácil” para el resto de jugadores de la partida.

Jugar con el rival

Una de las claves del póker es entender que no se trata de un juego en el que solo cuenten las capacidades de uno. Hay que tener siempre muy en cuenta al rival y jugar contra él. Dicho de otro modo más práctico, en el póker no solo es importante saber qué hacer con las cartas propias sino también qué hacen o harán vuestros oponentes.

Hay todo tipo de rivales a los que os enfrentaréis. Ya sois jugadores avanzados así que sabréis reconocer al tímido, que siempre tira sus cartas y es un rival muy fácil, o al serio, que solo las tirará con apuestas muy fuertes.

Es vital saber lo máximo posible acerca de los oponentes a los que se mide. Por supuesto, una vez que lo hayáis logrado podréis usarlo en vuestro favor y es ahí donde está la clave de todo. Solo así se puede explicar que los grandes jugadores siempre acaben en las primeras posiciones de los diferentes torneos. Si pensabais que se trataba de una cuestión de suerte, os equivocabais.

Tomar notas es posible en bet365

A estas alturas, sobran las presentaciones con bet365. Considerada por todas como una de las más grandes compañías del sector del ocio on line a nivel mundial, bet365 os ofrece también las mejores posibilidades en el póker.

Una de las herramientas más útiles de cuantas tiene bet365 es la de tomar notas. Esto no es posible en muchas otras casas de apuestas, pero sí en esta. Bastará con que hagáis click sobre el nombre del jugador para poder hacer uso de esto.

Lo más importante en el póker es conocer al máximo a los rivales. Con el tiempo, ganaréis en experiencia, pero es vital ir acumulando información. De esa manera, podréis anticiparos a los rivales en muchas situaciones del juego y ganar.

Algunas de las cuestiones claves que debéis anotar son cuánto apuestan, si tiran las cartas tras haber pasado o no, si les gusta hacer bluff y todas aquellas otras notas importantes que hayáis sido capaces de notar en sus comportamientos.

Una vez más, tal y como os hemos dicho en tantas ocasiones acerca de las apuestas deportivas, la información es un elemento clave para poder mejorar vuestros resultados. Cuanta más información de calidad tengáis, más serán las posibilidades de que os convirtáis en grandes jugadores de póker. Tened en cuenta que, muy probablemente, el resto de jugadores estarán haciendo lo propio sobre vosotros.

Probabilidades implícitas

Se trata de un término de enorme importancia para los jugadores de póker que busquen objetivos más altos y sean ya avanzados. Las probabilidades implícitas tienen que ver con el conocimiento de los outs y los odds, es decir, de las probabilidades que tiene el jugador de completar una mano.

Este término se refiere a la estimación de la cantidad de dinero que habrá en el bote en el caso de que se siga apostando. Conocer estas probabilidades es muy importante ya que puede determinar la decisión de cada jugador de si quiere o no que le sigan dando cartas. En general, nos ayudan a determinar cuánto se puede ganar al final de la mano y no solo en el momento actual.

El mejor consejo que os podemos dar si decidís lanzaros al cálculo de las probabilidades implícitas es que, si debéis pecar de algo, que sea de prudentes. Muchos jugadores desean tanto ver el vaso medio lleno que se pasan en sus previsiones. Subestimar estos cálculos puede hacer que realicéis apuestas sin el valor correcto.

Tipos de jugador de póker en función de su personalidad

La personalidad es un elemento que define de manera clara el comportamiento y las opciones de cada jugador en el póker. Hay varios estándares que organizan a los jugadores en función de una serie de características bien definidas. Estos son los tipos de jugadores más comunes:

– El débil: es el peor jugador. Se caracteriza por jugar muchas manos y buscará siempre igualar el mayor número posible de apuestas. Es muy difícil hacerles bluff y echarles de la mano. La mejor estrategia contra este tipo de jugador es hacerle ganar esperanzas de que tiene algo que hacer en la partida. Su falta de paciencia les hará perder con total seguridad.

 – Tenso: por norma general, suelen tener buenos conocimientos del juego y también buena mano para seleccionar las cartas. Su punto débil es que están tensos y eso acabará por hacerles dudar de la propia fuerza de sus cartas. Antes o después, acabarán tirándolas por culpa de la tensión acumulada.

– Fuerte: puede que sea el tipo de jugador que más rápidamente podréis localizar en la mesa. Suelen jugar my poco, pero cuando lo hacen, se nota. Cuando estos jugadores tienen una buena mano, empezarán a apostar con fuerza y solo se debe ir contra ellos en el caso de tener una muy buena mano.

– Agresivo: este tipo de jugadores no se cortan a la hora de jugar muchas manos. No suelen ser muy prudentes y su máximo criterio a la hora de apostar será el de subir y subir continuamente. Para ponerse a la altura de esta clase de jugadores, siempre será necesario jugar muy fuerte y hacerlo con muchas fichas. Tienden a hacer bluff con demasiado frecuencia y no les gusta que usen en su contra las mismas estrategias agresivas que suelen usar ellos.

­Apuestas de continuación

Una de las situaciones más habituales para los jugadores de póker es que vean sus cartas hole, decida subirlas y, acto seguido, un rival decida igualarlo. Lo más normal es que decida pasar en ese momento y no se lance a intentar llegar al flop. Si el oponente apuesta, se tiran las cartas. Parece un mismo guión repetido una y otra vez, de ahí que sea conveniente que los jugadores avanzados sepan bien cómo enfrentarse a esto.

La mejor estrategia es casi siempre tomar la iniciativa de la partida de la manera más clara. Esto es así, incluso cuando haya sido imposible mejorar la mano que tenían. A esta situación, se le conoce como apuestas de continuación y consisten en ganar una mano que, en realidad, estabais pensando que perderíais.

Tras el flop, se debe realizar una nueva apuesta. Eso presiona a los rivales. SI tampoco lográis en flop, tocará entonces ir o subir sin nada en la mano. El buen jugador deberá ser capaz de identificar rápidamente este tipo de apuesta de continuación y subir su apuesta. Si alguno de los rivales iguala la apuesta de continuación, es un indicio claro y evidente de que está buscando mejorar su mano. No cometéis el error de meter dinero en el bote en ese momento si está claro que el rival tiene una buena mano y no piensa tirar sus cartas.

Tened muy en cuenta que se trata de un tipo de apuesta compleja y arriesgada así que tomadla muy en serio y no la uséis a la ligera. Se trata de un recurso más del que podrán echar mano los jugadores más avanzados.

 
Registrar en Bet365