El scam en las apuestas deportivas

Último actualizado y probado: 09.05.2019

En todo momento, nuestro objetivo fundamental ha sido siempre el de ofreceros la mejor información para que mejoréis vuestras apuestas. Os hemos hablado de las muchas posibilidades que hoy en día ofrece el ocio on line. Os hemos recomendado estrategias y toda clase de webs en las que podréis sacar el máximo rendimiento a vuestra pasión por las apuestas. En resumen, os hemos hablado de la parte más amable de una actividad que, como cualquier otra, también puede encerrar peligros.

Hoy queremos hablaros de un término inglés como es el de scam. Haréis bien en retener esta palabra porque supone uno de los más grandes peligros al que cualquier cliente de la casa de apuestas que sea deberá enfrentarse. Esta palabra hace referencia a todas aquellas actividades que desarrollan los timadores para lograr hacerse con nuestros datos personales. El método más habitual para hacerlo es a través de una serie de cuentas de correo electrónico y de páginas web falsas.

Como veis, estamos empezando un artículo que se aparta de lo que solemos hacer habitualmente en www.comparadorapuestas.net, pero que de todos modos puede ser enormemente importante para todos vosotros. Prestad mucha atención porque vamos a analizar en profundidad este fenómeno del scam.

Scam: qué es y qué características tiene

Como hemos visto ya, el scam supone un enorme peligro para todos aquellos que lo único que buscamos en las casas de apuestas es la máxima diversión. Normalmente, se usa este término para referirse a un amplio abanico de personas que buscan el fraude y también puede aparecer ligado al término phising. Este último es el nombre que se le da a la estafa que supone hacerse con información de manera fraudulenta a través de la red.

Vaya por delante que el scam es bastante menos habitual de lo que pueda parecer, pero creemos que es nuestro deber hablaros de él para que lo conozcáis bien y podáis actuar en su contra. Uno de los ejemplos más claros de esto serían todas aquellas páginas web de apuestas que estafan a algunos clientes. Debemos aclarar que este tipo de fraudes eran más habituales antes. Desde la aprobación de la Ley del Juego y la gran regularización que provocó estos casos son mucho más difíciles y aislados.

Un caso ocurrido hace algún tiempo levantó grandes polémicas en España. Se trató del caso 21k Bet. Muchos clientes se registraron en esta compañía atraídos por un bono de bienvenida extraordinario. Sin embargo, se dieron cuenta muy pronto de que algo iba mal cuando comprobaron que no podían retirar sus fondos.

Este caso fue tan sonado que no tardó en crearse la necesidad de una regulación mayor en el sector. Es ahí donde nace el germen de la ley del juego actual, ley que ofrece una enorme tranquilidad y seguridad a los usuarios de casas de apuestas.

El scam es un fenómeno que puede aparecer de muchas maneras diferentes y no solo en la forma que lo hizo en el ejemplo que acabamos de ver. Una de las más habituales y que habréis visto con total seguridad son los correos electrónicos en los que os hablan de unas supuestas ganancias en un sorteo.

Los peligros del scam con estos emails

Estos correos electrónicos son un verdadero peligro porque llaman poderosamente la atención gracias a su atractivo contenido. Su objetivo es el de hacerse con datos personales de los clientes, especialmente, todo lo que tenga que ver con sus cuentas bancarias o sus tarjetas. Mucho cuidado porque en ocasiones la creatividad de los estafadores es aún mayor y le dan a estos correos una apariencia más elaborada como si hubieran sido enviados por nuestro banco o incluso nuestra casa de apuestas de referencia. Lo más normal es que en este tipo de email se nos solicite un cambio de contraseña o algo por el estilo a partir de un enlace que nos envían.

Todo lo que se busca con estos envíos es quedarse con nuestros datos. Lo que nunca debéis perder de vista es que ni los bancos ni las casas de apuestas van a pedir nuestros datos de este modo. Siempre que recibáis este tipo de envíos, ya sabéis que debéis estar alerta.

Hay muchas formas hoy en día de estar seguros de las casas de apuestas en las que jugamos. Una de las claves puede ser comprobar si cuentan con la licencia pertinente. Suelen dejarlo bien claro en sus webs y bien a la vista. Otra señal bien visible es el logo que certifica su compromiso con “Juego Seguro”.

Una señal de alerta evidente serían todos aquellos bonos, ofertas y promociones que veáis demasiado superiores a las que se están ofreciendo en el mercado. Si veis que la competencia es mucho más baja en este sentido, estad atentos y no seáis confiados en exceso. Esa es la rendija que aprovechan los timadores para hacerse con el botín que buscan.

¿Existe el fraude en las apuestas?

Pedimos disculpas por la pregunta ya que es ciertamente ingenua. Las trampas existen desde el mismo momento en el que se creó el juego. Otra cosa bien diferente es que los mecanismos de control eviten en mayor medida que antes este tipo de prácticas. Pese a ello, lo cierto es que existen organizaciones dedicadas a este tipo de actividades ilícitas que buscan siempre el esquicio por el que entrar para hacerse con una parte de la inmensa cantidad de dinero que mueve ahora mismo el sector del juego on line. Las cifras oficiales dan auténtico miedo ya que hablan de más de 450.000 millones de euros. Espectacular, ¿verdad? Lógico que muchas organizaciones pongan grandes esfuerzos en intentar fraudes como el scam.

No nos queda más remedio que fiarnos de los datos que, a cuentagotas, nos ofrecen varias organizaciones. Algunas de ellas estiman que una de cada cuatro apuestas que se realizan en Internet ha sido realizada de una manera ilegal o fraudulenta. Cuando se trata de apuestas deportivas, sus consecuencias son aún peores ya que acaban salpicando al propio deporte y a sus protagonistas. Con tanto dinero en juego, es lógico que, en un lugar u otro, acabe apareciendo quien no pueda resistir la tentación.

Ese colaborador tan necesario acaba apareciendo. Suele ser gente que ha estado ligado de manera muy cercana a la actividad en cuestión, bien sea como deportista o bien como dirigente. Sus conocimientos son una de las claves que necesitan aquellos que quieren intentar el fraude y de paso, lo usan como intermediario. Dicho de otro modo, sería el encargado de pactar las condiciones y de hacer los pagos que correspondan.

Por desgracia, los típicos ejemplos de fraudes en los que simplemente un equipo se deja ganar llegan en las categorías más bajas en las que los controles bajan la guardia. Esto último es la clave para que, realmente, se acaben conociendo muchos menos casos de los que se producen a pesar de que, poco a poco, hemos ido conociendo muchos más en varios países europeos.

Algunos ejemplos recientes de fraude deportivo

Como os decíamos, muy pocos casos acaban saliendo a la luz pública y eso nos hace temer que la presencia del fraude en el mundo de las apuestas deportivas sea bastante mayor de lo que se cree.

Lo cierto es que tenemos ejemplos de fraude en muchos países aunque algunos, como es el caso de Italia, son de verdad más intensos. En España, hemos conocido casos en las categorías más bajas del fútbol como puede ser la Segunda B. En Alemania, el problema afectó directamente a la compra de árbitros, mientras que en Francia llegó al balonmano afectando a mitos de eso deporte.

Muchos de los casos de fraude más conocidos no son ni mucho menos recientes. Algunos de ellos, tan conocidos como puede ser Totonero en Italia ya fechan de los años 80. Este caso implicó a algunas de las grandes estrellas del fútbol italiano de la época. Más adelante, varios equipos de enorme prestigio fueron sancionados por el caso Calciopoli. La peor parada fue la Juventus que acabaría descendiendo a la Serie B y siendo despojada de algunos de sus títulos más recientes. La investigación sentenció que equipos como la propia Juve, el Milan o el Lazio habían pagado a diferentes árbitros en su propio interés.

Las zonas en las que más fraudes se detectan son los Estados Unidos y China. Esto es curioso porque allí las apuestas no son legales.

Protección ante el scam y el fraude

La mejor protección que podemos tener como clientes de las casas de apuestas es nuestra propia atención a los señales de alarma que antes hemos visto con todo detalle. Sin embargo, vamos a contar con varias ayudas importantes que es muy bueno que tengáis en cuenta.

En el caso de España, la Ley del Juego del 2011, es el mayor paraguas protector con el que siempre podemos contar. Además, las casas de apuestas son las primeras interesadas en defendernos. Para ellas, es vital mantener su imagen de seguridad de lo contrario muchos clientes huirían. El caso más potente es el de la casa Betfair, de la que tantas veces os hemos hablado en nuestros artículos. Esta compañía ha destapado varios casos de fraude y se ha mostrado siempre muy decidida para luchar y evitar este tipo de prácticas.

A pesar de los esfuerzos de unos y otros, es difícil acabar con el problema del fraude totalmente. El dinero que se mueve en todo el mundo con las apuestas deportivas es demasiado como para que nadie busque hacer trampas.

Nuestro consejo es que no bajéis la guardia ante el fraude y que estéis atentos en todo momento para protegeros de él. Es el mejor antídoto contra el scam. Sin embargo, somos muy conscientes de la dificultad de todo esto ya que hay muchas partes implicadas y con muchos intereses.

Más señales de alarma ante un posible scam o fraude

Por regla general, los apostantes son grandes amantes del deporte y de las casas de apuestas. Esa condición suele ir emparejada con el hecho de que conocen bien el deporte en el que apuestan y ahí pueden estar muchas claves para localizar un posible fraude. Vuestros propios conocimientos pueden alertaros de muchas cosas.

Por ejemplo, cualquier tipo de comportamiento poco habitual en un jugador, entrenador o incluso en el propio árbitro pueden darnos pistas sobre lo que ocurre. Lesiones, cambios inesperados, alineaciones extrañas y ese tipo de cosas son a las que nos estamos refiriendo. En cuanto a las casas de apuestas, deberemos encender las alarmas cuando observemos que se cambian las cuotas muchas veces y sin sentido, por ejemplo.

Muchos de estos ejemplos que os damos no son sinónimos de fraude de un modo automático, pero sí deben servirnos para estar más atentos. Cuando os veáis en este tipo de situación, lo mejor es retirarse de la apuesta en cuestión y denunciar el tema. Esta será vuestra mejor contribución a la mejora de la seguridad en algo tan apasionante como son las apuestas deportivas en la red.

Lo que hemos pretendido explicaros a lo largo de este artículo es que el fraude existe en las apuestas deportivas online a pesar de que todavía es muy minoritario. Vamos mucho más allá al afirmar que no existe el fraude en aquellas casas de apuestas que operen bajo licencia en España. Pese a esto, no olvidéis estar bien atentos a las prácticas peligrosas de las que os hemos hablado como el scam o el phising.  No os fiéis nunca de aquellas páginas que no están reguladas y, por supuesto, desconfiad de las grandes ofertas sin sentido.

Por último, recordad que las casas de apuestas “serias” como pueden ser bet365, Bwin y tantas otras, son las primeras interesadas en que todo vaya bien así que confiad en ellas cuando veáis algo sospechoso. Las apuestas on line solo pueden darnos grandes alegrías.

 
Registrar en Bet365