Martingale inversa: más estrategias sorprendentes

Como siempre os decimos, nada nos motiva más en www.comparadorapuestas.net que ser capaces de ofreceros siempre la mejor de las informaciones en el mundo del ocio online. En el trabajo de hoy, queremos seguir conociendo las posibilidades que puede ofrecer una de las variantes más usadas en lo que a estrategias de juego se refiere: la Martingale inversa.

En muchos de los artículos que hemos dedicado a la estrategia os hemos hablado de la Martingale, una estrategia de juego que lleva siglos demostrando su efectividad y que no deja de sumar adeptos en todo el planeta cada día que pasa. Hoy vamos a centrarnos en una de las varias modalidades de Martingale que existen: la inversa.

Debéis recordar algunos de los puntos principales de esta fantástica ayuda para los apostantes. Por ejemplo, no debéis perder de pista que el sistema Martingale se basa en la posibilidad real de minimizar riesgos y perjuicios provocados por las malas rachas y eso se mantiene en la modalidad que veremos ahora. Sin embargo, el sistema Martingale invertido funciona de manera opuesta a la que hemos visto en otros artículos, tal y como ya podíais suponer por su propio nombre.

A lo largo del trabajo de hoy iremos explorando sus características particulares y todas las ventajas que podríais sacar de su uso. Dicho de otro modo, queremos daros todas las claves necesarias para que seáis capaces de usar la Martingale inversa y sacar de ella el máximo rendimiento.

Vamos a dejar ya las presentaciones para empezar a conocer a fondo las muchas posibilidades que puede daros la Martingale inversa.

Características básicas de la Martingale inversa

Todas las estrategias tienen en común que pueden ayudaros mucho al ser verdaderas guías en las que encontrar todo aquello que debéis o que no debéis hacer. Esto no significa que sean garantía de nada, pero saber usarlas y seguirlas correctamente os ayudará, con toda seguridad.

La característica más básica de la Martingale inversa es que pone al jugador en la obligación de tener que doblar su apuesta cuando gane y a apostar menos cuando le lleguen las derrotas. Si recordáis, esto es justo lo contrario de lo que solíamos ver, de ahí su nombre, claro.

La Martingale inversa consiste en aumentar las apuestas que realiza el jugador solo en los momentos en los que está ganando. Cuando pierda, deberá hacer justamente lo contrario, es decir, reducir la cantidad que incluya en sus siguientes jugadas. Esta manera de proceder viene de la idea básica de que, cuando el jugador esté en racha, conseguirá aumentar todavía más sus ganancias, mientras que limitará sus pérdidas cuando todo vaya mal.

Tal y como ocurría con la Martingale más habitual, el jugador deberá encontrar una mesa de ruleta en la que haya una apuesta mínima muy baja, además de una apuesta máxima alta. No hay ningún cambio en este sentido con lo que ya habíamos escrito sobre la estrategia más tradicional. A partir del momento en el que el jugador haya detectado la mesa con las condiciones establecidas, deberá hacer una apuesta de una pequeña cantidad al rojo o al negro, par o impar o al número que quiera. Vamos a imaginar aquí que lo ha hecho a rojos o negros.

Tras haber realizado esta apuesta, el jugador deberá esperar hasta el momento en el que gane. Si pierde, deberá seguir apostando una pequeña cantidad de dinero al mismo color que hubiera elegido antes. El momento en el que gane, la cosa cambia. Es el momento de que doble la apuesta con el color que eligió ya en la siguiente tirada.

Si vuelve a ganar en la siguiente tirada, deberá volver a doblar la apuesta. Para que podáis verlo de manera mucho más gráfica esta sería la sucesión de las cantidades apostadas en las primeras tiradas: 1 euro, 2, 4, 8, 16, 32, 64 euros… En el momento en el que se pierda, se deberá volver a la apuesta inicial y volver a empezar.

Usar la estrategia Martingale inversa es especialmente peligroso cuando perdáis ya que se pierde todo cuando llega una mala tirada. Para que la estrategia resulte exitosa e interesante, deberéis ser capaces de lograr encadenar una racha de apuestas ganadas y ser capaces de abandonar el juego antes de que lleguen las pérdidas.

Un ejemplo concreto de Martingale inversa

Como hemos visto hasta ahora, la Martingale inversa es menos conocida que la original y también, por supuesto, menos utilizada. La norma básica de su funcionamiento es la de doblar la apuesta en todos aquellos momentos en los que el jugador gane. Por el contrario, deberá apostar menos cuando pierda.

Se trata de un sistema que ha funcionado siempre muy bien tanto en los momentos en los que nos acompaña la fortuna como cuando no es así. Ya sabéis que las malas rachas atacan, antes o después, a todos los jugadores.

Como casi cualquier otra estrategia, lo cierto es que la Martingale inversa también tiene sus detractores. Sus argumentos tienen que ver con posiciones más conservadores cuando se pierde, y más valientes cuando se gana.

Una de las partes más positivas de este sistema es que haréis apuestas mucho más fuertes cuando os veáis por delante y esta valentía puede llevaros a ganar mucho más dinero.

Imaginemos que el jugador dispone de un bankroll de 10 euros y que decide apostar un euro al rojo. La bola se detiene en el negro, así que habrá perdido un euro. Su bankroll se habrá reducido hasta los 9 euros. Su siguiente movimiento deberá ser apostar 0,50 euros al rojo. En esta apuesta, el jugador gana así que su bankroll llega ahora hasta los 9.50 euros tras haber ganado uno. Tiempo ahora de volver a doblar la apuesta hasta 1 euro.

Si vuelve a ganar, llegará hasta los 10,50 euros ya que habrá que sumarle a sus 8,50 euros los dos que acaba de ganar. En ese punto, debe volver a doblar la apuesta jugando esta vez dos euros. Si gana de nuevo, se habrá llevado 4 euros llegando pues hasta los 12,50 euros en total. Tocaría entonces apostar 4 euros y así, sucesivamente.

Esperamos que este ejemplo os haya servido para ver bien a las claras en qué consiste la Martingale inversa y cuál es el camino que va trazando para todos aquellos que deciden usarla.

Una de las cosas más positivas de este sistema es que, una vez que el jugador haya empezado a hacer apuestas más fuertes, buena parte del dinero que se vaya embolsando vendrá de sus ganancias anteriores. Muchos detractores de esta estrategia le critican que es una forma de jugar con los fondos del casino, pero nosotros pensamos que se trata de una manera muy atractiva de jugar que, además, ofrece muchas posibilidades de ganar a quienes se atreven a usarla.

Más cuestiones a tener en cuenta de la Martingale inversa

A pesar de tener, lógicamente, muchas cosas en común con la Martingale original, lo cierto es que también existen diferencias que es importante que conozcáis, sobre todo, si ya habéis usado la otra modalidad.

Una de las cosas en las que la Martingale inversa es mucho más interesante es en el tema de los riesgos. Desde luego, son mucho menores que en la tradicional ya que los jugadores tan solo apuestan fuerte cuando van por delante.

Otra de las cosas que deberéis tener muy en cuenta antes de usar la Martingale inversa es que se trata de un sistema para el que necesitaréis mucho tiempo de juego. Imaginaos que entráis en pérdidas y necesitáis recuperar dinero. Eso puede ser un proceso largo para el que necesitaréis tiempo ya que no podéis caer en el error de intentar hacerlo todo de una sola jugada. Eso sí, puede que llegar a una posición igualada sea un poco más sencillo, pero poneros por delante os costará un poco más de trabajo.

Uno de los mejores consejos que se les pueden dar a los jugadores que quieran usar la Martingale inversa es quizás uno de los más básicos. Al tratarse de un sistema que atiende a las rachas por las que pasan los jugadores, cabe recordar que estas no duran siempre. Es vital mantener la calma y seguir jugando con la mayor frialdad posible, protegiendo parte de las ganancias y seguir jugando con el resto. ¿Qué es una buena racha? Contestar a esta pregunta es complicado y dependerá mucho de cada jugador pero, desde luego, nosotros consideramos que 4 tiradas vencedoras ya podemos verlas como una buena racha. Si lográis una racha de este tipo, nuestro consejo es que guardéis a buen recaudo parte de las ganancias y volváis a empezar el proceso desde su inicio.

Como ya sabéis, las apuestas en las ruletas se basan en apuestas exteriores. Muchos de los mejores apostantes tienden a concentrarse en apuestas interiores ya que es en esa tipología donde se encuentran las mayores posibilidades de ganar. Podría suceder que entréis en una racha menos positiva y que juguéis poco dinero, pero esta racha, antes o después, cambiará, y eso hará que tengáis muchas más opciones de ganar más ya que las cantidades perdidas serán muy pequeñas.

Por último, si lo que más os gusta es apostar en la parte interna, quizás estaría bien que os centraseis en usar otros sistemas más adecuados para ello, como pueden ser el Five Quad, el Dozel o el Double Street Quad.

Conclusiones sobre la Martingale inversa

En términos generales, la Martingale inversa es la manera más lógica de ganar en la ruleta. Se trata de un método y una manera de jugar con cierta simplicidad a la hora de ponerla en práctica, de ahí su tremendo éxito.

Otras muchas estrategias, como pueden ser el método D´Alembert o la anti Martingale también son sencillos, pero no llegan al nivel de lo que aquí os ofrecemos. Tened en cuenta que muchas de estas estrategias no sirven tan solo para el mundo del juego on line, sino que son aplicadas también en sectores como los gestores de fondos o los altos ejecutivos. Suelen ser muy usados por traders que operen con divisas, ya que son muy efectivos a la hora de prevenir riesgos y saber cómo enfrentarse a ellos.

Tal y como os hemos repetido en varias ocasiones, es evidente que a Martingale inversa es una estrategia que no asegura ganancias, pero en eso no es diferente al resto de las que hemos visto. Una vez que habéis interiorizado esto, ya podréis entender que se trata de una ayuda, una perfecta guía de actuación con la que podréis caminar con mayor seguridad en el objetivo de mejorar al máximo vuestras ganancias.

Nuestro consejo es que leáis con la máxima atención y cuantas veces fuese necesario este artículo hasta que estéis plenamente convencidos de que conocéis su funcionamiento y formas de uso. Solo entonces podréis pensar en usarla con vuestro dinero de juego.

En resumen, aquí os dejamos lo mejor de la Martingale inversa para que podáis decidir si es o no la estrategia que queréis usar. Un buen jugador debe tener un buen plan así que puede que este el que estabais buscando.

 
Registrar en Bet365