Todo lo que debéis saber sobre la estrategia Fibonacci

Última actualización: 08.10.2018

Como ya sabéis, en www.comparadorapuestas.net seguimos trabajando cada día para que conozcáis cualquier cuestión que pueda ayudaros a sacar mejores rendimientos de vuestro ocio on line. Hoy seguiremos contándoos todos los secretos de la estrategia Fibonacci, una opción no tan conocida como otra de las muchas que hemos analizado aquí para vosotros, pero que puede seros de enorme utilidad.

Una vez más, como siempre hacemos al tratarse de una estrategia no queremos dejar de recordados que no es más que una ayuda que os acercamos. Las estrategias no son mucho más que una guía capaz de ayudaros a mantener el rumbo para evitar pérdidas. En la red, siempre vais a encontrar quien os prometa resultados inmediatos o, peor aún, ganancias aseguradas. Recordad en todo momento que no existen fórmulas mágicas y solo los métodos y los usuarios más comprometidos pueden llegar a tener resultados interesantes.

Con todo esto, no queremos en ningún momento desechar las estrategias ya que estamos convencidos de su utilidad, aunque con límites. Como siempre os aconsejamos, tanto si usáis la Fibonacci como si os decantáis por cualquier otra estrategia, mantened siempre la cabeza bien fría y empleadlas solo cuando las dominéis al 100 % y estéis seguros de que podréis llevarla hasta sus últimas consecuencias.

Una vez que ya os hemos hecho estas aclaraciones preliminares, creemos que puede ser muy interesante empezar a desvelaros ya todos los secretos de la estrategia Fibonacci, una opción que va a sorprender a más de uno casi que con total seguridad.

La estrategia Fibonacci: cuestiones importantes

Esta estrategia que hoy os presentamos tiene la enorme ventaja de ser muy fácil de usar. En cierta manera, a muchos de vosotros seguro que os suena el nombre de vuestros estudios más elementales de matemáticas. Los jugadores de ruleta no tardaron demasiado en verle una clara aplicación práctica para la ruleta ya que permitía detectar las pérdidas que iban sufriendo. Esa es el verdadero valor de la Fibonacci, su capacidad para alertarnos de que algo no va bien.

Ahora que ya sabéis cuál es el papel principal que puede jugar la Fibonacci, quizás sea buena idea empezar a desgranar, poco a poco, las características y utilidades de este sistema. Empezaremos con un poco de historia para comprender los orígenes de esta estrategia. El nombre “Fibonacci” viene del pseudónimo con el que era conocido el matemático italiano Leonardo Pisano. El mayor descubrimiento en la carrera de este estudioso fue el de una más que interesante secuencia numérica al que le acabaron poniendo su nombre como reconocimiento a su trabajo. La secuencia consiste en que, sumando los dos números anteriores, se generan los siguientes: 1-1-2-3-5-8-13-21-34-55-89-144-233…

Aplicar esta secuencia de números a las apuestas se traduce en que, sumando las dos apuestas anteriores realizadas por el jugador, se logra tener la cantidad de la siguiente. La Fibonacci tiene como gran carta de presentación que el jugador que la use puede lograr ganancias incluso si pierde más veces de las que gana. Eso sí, también tiene la otra cara de la moneda: cuanto más avances en la secuencia de apuestas, más dinero podrás acabar perdiendo.

La primera conclusión que extraemos de todo esto es que la Fibonacci es una estrategia perfecta para los jugadores más decididos. Si vais a por todas, y queréis, de verdad, lograr grandes resultados, entonces esta estrategia se adapta a vosotros como anillo al dedo. Si, por el contrario, son un poco más conservadores e indecisos, es mejor que buceéis un rato en nuestra sección “Estrategia” para encontrar otra más apta para vuestro perfil como apostante.

Más características de la estrategia Fibonacci

Por encima de las características que posee una u otra estrategia, es importante saber el modo en el que funciona la Fibonacci. Recordad siempre que es vital para vosotros haber comprendido su modo de empleo hasta las últimas consecuencias. Dicho de otro modo, no la uséis si no estáis completamente seguros de que podréis llevarla adelante hasta el final.

Lo primero que deberéis hacer si os lanzáis a usar la estrategia Fibonacci es una apuesta de poco dinero al rojo o al negro. Sin embargo, pese a ser esto lo más recomendable, también podréis apostar con otros sistemas: números entre el 1 y el 18 o entre el 19 y el 36, par o impar…

Después de haber realizado esta primera apuesta, hay dos posibilidades. La primera de ellas es que hayáis perdido. En ese caso deberéis seguir adelante con la secuencia. Si habéis apostado un euro, por ejemplo, apuestas 1 euro de nuevo. Si vuelves a perder, apuestas dos y así, sucesivamente.

La segunda de las posibilidades es que hayáis ganado. En ese caso, deberéis volver dos apuestas hacia atrás en vuestra secuencia y apostar la misma cantidad. Sabemos que la cosa se ha complicado un poco más en este momento así que echaremos mano de un ejemplo práctico para que todo quede más claro. Lo que os vamos a indicar es la guía de cómo deberéis apostar usando la estrategia Fibonacci.

  • Apuesta al negro de 3 euros: perdéis.
  • Apuesta al negro de 3 euros: perdéis.
  • Apuesta al negro de 6 euros: perdéis.
  • Apuesta al negro de 9 euros: perdéis.
  • Apuesta al negro de 15 euros: ganáis.
  • Apuesta al negro de 6 euros: perdéis.
  • Apuesta al negro de 9 euros: ganáis.
  • Apuesta al negro de 3 euros: ganáis.
  • Apuesta al negro de 3 euros: ganáis.

 

Si hacéis las cuentas de los resultados de todas estas apuestas, vais a poder comprobar que, a pesar de haber perdido 5 de ellas, seguís teniendo beneficios al final de la secuencia. Esta es la gran virtud de la estrategia Fibonacci y la que le da ese punto tan atractivo con el que ha logrado ser la opción favorita de muchos clientes de las casas de apuestas.

Más ejemplos prácticos sobre la estrategia Fibonacci

La secuencia numérica inventada por el matemático que da nombre a esta estrategia que hoy os presentamos data del siglo XIII. Muchos críticos aseguran que ya había sido descubierta mucho antes así que, en cualquier caso, estamos ante algo que ha llegado hasta nuestros días debido a su fiabilidad.

Datos históricos al margen, la cuestión más importante es que logréis entenderla ya que solo así estaréis en disposición de trasladarla a las apuestas on line. Vaya por delante que se trata de una secuencia numérica que no tiene grandes dificultades, así que no os tomará demasiado tiempo.

La secuencia de Fibonacci empieza siempre con un 0 o un 1. A partir de ahí, el número siguiente de la serie será siempre la suma de los dos anteriores. Para que lo volváis a ver de manera clara, la secuencia quedaría tal que así: 1-1-2-3-5-8-13-21-34-55-89-144…

La principal utilidad que tiene esta secuencia en el mundo de las apuestas y, más concretamente, en la ruleta, es su capacidad para recuperar pérdidas. Si estáis atravesando una buena racha, no os debéis preocupar. Sin embargo, es cuando llegan las pérdidas que la Fibonacci se hace más interesante. Usarla cuando aparecen las pérdidas debería ayudaros a volver siempre a la posición inicial en la que estuvisteis.

Vamos a usar de nuevo un ejemplo inventado para que quede todo un poco más claro, si cabe: imaginemos que empezáis vuestra apuesta con 100 euros y jugáis 1. Perdéis, así que llega el momento de apostar otro euro más. Volvéis a perder y ya solo contáis con 98 euros en vuestro bankroll. En ese momento, debéis apostar otros 2 euros y, si perdéis, bajaréis hasta los 96 euros. El siguiente paso que debéis dar es el de apostar 3 euros. Volvéis a perder. Vuestro bankroll sigue bajando.  Turno ahora para una nueva apuesta, esta vez de 5 euros, que vuelve a ser perdedora.

Ninguna racha es eterna, así que apostáis 8 euros y vuestra apuesta resulta ganadora. 16 euros van directos a vuestra cuenta, pero hay que seguir adelante. Después de una racha tan negativa como la que habíais pasado, vuestro bankroll está en 96 euros. No está nada mal.

Llega entonces el momento de tachar los dos últimos números que habíais usado y tendréis que apostar al número restante. Seguro que ya os habéis dado cuenta de que el ritmo que impone la estrategia Fibonacci es de un paso hacia adelante al perder y dos hacia atrás al ganar. Solo tenéis que esperar a que hayáis tachado todos los números y acabar de esa forma con beneficios en vuestra cuenta.

Conociendo a fondo la Fibonacci

Vamos a seguir profundizando en esta original estrategia. Hay una parte de su funcionamiento que es perfectamente adaptable a vuestros gustos. Los números son una de ellas ya que podréis triplicarlos, doblarlos o lo que os apetezca.

También podréis saltaros números cuando lo deseéis o incluso no comenzar por el que debería ser el inicio real de la secuencia numérica. Nuestro consejo es que probéis toda esta mecánica sin que vuestro dinero esté de por medio. Hacedlo con las partidas de prueba hasta que estéis seguros de poder controlar la estrategia en todos sus detalles.

Es cierto que la secuencia numérica que va implícita en la estrategia Fibonacci podría no tener fin. Es ahí donde parte con cierta desventaja con respecto a otras que sí poseen ese límite como, por ejemplo, la Labouchere. Este sistema no varía demasiado con respecto a lo que ocurre ya en los 3 o 4 primeros números. Ir más allá de esos primeros números no puede tener otro sentido que el de querer lograr apuestas que cuenten con mayores probabilidades y, por supuesto, sacar beneficio de ello.

Si lo que más os motiva es hacer apuestas con más posibilidades, podréis esperar a hacer 9 de ellas aproximadamente antes de ganar. Si es ese el punto en el que os encontráis, la ganancia que genera la Fibonacci va a compensar las pérdidas que hayáis generado antes. Eso sí, el tema importante aquí es que podréis hacerlo sin necesidad de arriesgar una enorme cantidad de vuestro dinero, una cuestión de lo más importante.

¿Qué ocurre exactamente cuando ganas? Lo que deberéis hacer en este caso es muy sencillo. Bastará con que tachéis los números que han salido con mayor frecuencia en la secuencia, es decir, las dos últimas apuestas que hayáis realizado, y seguir hacia adelante con total decisión. No olvidéis que el mayor objetivo al que os enfrentáis es el de poder tachar todos los números. Será en ese punto donde ya podréis contar con importantes ganancias y la secuencia base de la estrategia Fibonacci habrá demostrado que es funciona.

La estrategia Fibonacci: el modo más barato de ganar

El título de este último epígrafe no puede ser más elocuente. La Fibonacci ha demostrado a lo largo del tiempo su capacidad para que sus usuarios ganen de la manera más económica. Esto no tiene que ver nada con que juguéis a la ruleta con Bwin, bet365 o con quien sea. Es una virtud de una estrategia única.

Como no podía ser de otro modo, siempre está presente el peligro de acumular una mala racha y entrar en bancarrota. Esto es algo que, por desgracia, no puede evitar no la Fibonacci, ni la Martingale ni ninguna otra estrategia. Eso sí, la principal diferencia es que no veréis bajar tan rápidamente vuestro bankroll, si usáis la Fibonacci. En otras palabras, la Martingale es mucho más arriesgada.

Entre los expertos del mundo del juego, la estrategia Fibonacci es conocida por ser la menos costosa para sus usuarios. No cuesta demasiado volver a la casilla de salida cuando llega una racha negativa. Además, también se trata de una enorme manera de marcar territorio y llamar la atención del resto de jugadores. Nada más reconozcáis que usáis la Fibonacci, todo el mundo sabrá que está delante de un jugador experto y con conocimientos del juego. Como habéis visto, no se trata de nada complicado, pero hay que saber usarla para obtener beneficios.

En resumen, estamos ante una estrategia más con la que podréis mejorar vuestra experiencia de juego y vuestros resultados.