La estrategia D´Alembert para ruleta

Última actualización: 07.10.2018

En www.comparadorapuestas.net seguimos avanzando en nuestro objetivo final de daros siempre la mejor información acerca del mundo de las apuestas on line. Hoy queremos ofreceros la mejor información sobre una estrategia de sobra conocida por todos, pero que enfocaremos hacia su uso en la ruleta: la estrategia D´Alembert.

Tal y como siempre os hemos dicho, las estrategias son excelentes aliadas para cualquier jugador. Su principal virtud es que son capaces de marcarnos un camino por el que minimizaremos los riesgos de cometer errores de bulto. Solo por eso, ya contaréis con muchas más opciones de mejorar vuestros resultados y ganar más. Dicho esto, no debéis caer en la idea de que es fácil ganar dinero con las apuestas, por muy buena que sea la estrategia que uséis.

A lo largo de este artículo, conoceremos las principales características de la D´Alembert, sus mejores aplicaciones y algunos ejemplos para que sepáis cómo usarla hasta el final. En resumen, todo un paseo por las profundidades de una estrategia que seguro os va a interesar.

Hazte con el bono de bwin.es

Características de la estrategia D´Alembert

Como cualquier otra estrategia, la D´Alembert posee unas características propias que la diferencian de otras muchas que hemos visto aquí, como la Martingale, por ejemplo. La principal cuestión que debéis conocer de este sistema es que vuestras apuestas se irán reduciendo en una unidad cada vez que ganéis. Por el contrario, incrementaréis la apuesta cada vez que perdáis.

Antes citábamos a la Martingale y está muy bien que lo hagamos ya que la D´Alembert es una versión de la misma. Esta estrategia que hoy os traemos sale del método descubierto por el matemático francés Jean Le Rond D´Alembert en el siglo XVIII.

Ya os hemos descubierto su principal característica, así que casi mejor pasamos a ver su aplicación en un ejemplo práctico, algo que suele ser mucho más útil.

Ejemplo de estrategia D´Alembert en la ruleta

Como os decíamos, nada mejor que ver en un ejemplo concreto las utilidades de una estrategia. Recordad que podréis usar la D´Alembert en la ruleta. Cada día son más las opciones que tenéis en el mercado con la aparición constante de nuevas propuestas. Si queréis trabajar con empresas ya consolidadas, no podemos dejar de proponeros que os acerquéis a las propuestas de webs tan importantes como bet365, Betfair u 888Casino.

En líneas generales, la diferencia principal entre la D´Alembert y la Martingale, es que la primera hace correr muchos menos riesgos a sus usuarios. Dicho de otro modo, es mucho más segura que la Martingale original y también de la inversa. Como os hemos dicho ya, consiste en aumentar o disminuir las apuestas que vayáis realizando siguiendo una lógica aritmética y no geométrica, tal y como ocurre en otras ocasiones. Para que todo el mundo lo entienda, no se trata ya de doblar la apuesta en el momento en el que perdáis, tal y como se hacía en la Martingale. Ahora lo que toca es apostar una unidad más que en la anterior apuesta, solo cuando perdáis.

El primer paso que se debe dar con la estrategia D´Alembert es realizar una apuesta muy pequeña a uno de los colores. Esta es la indicación general que suele darse a los apostantes interesados en usar esta estrategia aunque bien es verdad que también puede funcionar apostando a par o impar y a números entre el 1 y el 18 o entre el 19 y el 36.

A medida que perdáis, deberéis ir subiendo las apuestas y al contrario cuando ganéis. Si llega un punto en el que ya tenéis tantas pérdidas acumuladas como veces hayáis ganado, entonces es una magnífica idea el usar la estrategia D´Alembert porque es la que más y mejor os va a ayudar a obtener beneficios.

Vamos a imaginar que decidís apostar en primera instancia 5 euros al rojo. Al perder, apostáis otros 6 euros de nuevo al rojo. Como perdéis de nuevo, pasáis a apostar 7 euros al rojo. Llega una apuesta ganadora así que es el momento de bajar la apuesta a 6 euros. Ganáis de nuevo. Es el momento de dejar la ruleta. Vamos a hacer las cuentas para ver los resultados: – 5 -6 + 7 + 6 = +2.

En resumen, lo más inteligente es irse de la mesa en el momento en el que hayáis ganado tantas veces como hayáis perdido. Si llega una mala racha, que llegará, deberéis esperar hasta que lleguen las ganadoras y compensen las apuestas perdidas. Por el contrario, si estáis en una racha ganadora, continúa jugando hasta que las veces que has ganado y las que has perdido sean las mismas.

Hazte con el bono de bwin.es

Más ejemplos para entender la estrategia D´Alembert

Nunca está de más ofreceros otros ejemplos que dejen bien a las claras de qué se trata cuando hablamos de la estrategia D´Alembert. Vamos a daros uno más para que no queden dudas.

Imaginemos esta vez que comenzáis el juego con 10 euros y hacéis una apuesta de 1 euro. Si perdéis, vuestro bankroll se habrá visto reducido a 9 euros. Llega el momento de subir la apuesta, por eso pasáis de uno a dos euros. Al perder, os habréis quedado ya con tan solo 7 euros. Ahora, os toca hacer una apuesta de 3 euros y esta vez lográis ganar. Eso os reporta 6 euros de tal modo que volverás a tener los 10 euros con los que empezaste el juego.

Para que veáis más claramente las virtudes de la estrategia D´Alembert, tened en cuenta que, de haber usado la Martingale en el ejemplo que acabamos de ver juntos, habrías acabado con 11 euros, pero habiendo asumido un riesgo mucho mayor al haber tenido que apostar 4 euros en la tercera tirada, en vez de los 3 de la D´Alembert.

Es evidente que la D´Alembert tiene muchas cosas en común con la Martingale. La más evidente puede que sea que ambas estrategias funcionan en base a los resultados que se logran antes. El pensamiento del creador de este sistema seguro que es compartido por muchos de vosotros. Si la bola ha caído 5 veces en el negro, hay más posibilidades de que la próxima vez caiga en el rojo. Si habéis pensado así en alguna ocasión, entonces la estrategia D´Alembert puede ser perfecta para vosotros.

También puede ser la opción más atractiva para otro tipo de cliente. Serían todos aquellos apostantes que no quieren arriesgar de buenas a primeras todo su bankroll. Ya sabéis que esto es así por la obligación de la Martingale de jugaros el doble cuando perdéis. No olvidéis que, si sois jugadores habituales, antes o después, las malas rachas llegan. Ese es el motivo por el cual, si queréis apostar a largo plazo y con objetivos más modestos, lo mejor es que uséis la D´Alembert. De este modo, podréis acabar las sesiones sin haber perdido todo vuestro dinero.

Hazte con el bono de bwin.es

Más datos interesantes sobre la estrategia D´Alembert

Otras de las cuestiones más atractivas de la estrategia D´Alembert es que permite un alto grado de personalización de sus características. Como ya sabéis, son muchos los jugadores que siguen al pie de la letra lo que marca cada estrategia. Es cierto que, muchas de las que os hemos descrito en nuestra web, no permiten grandes variaciones. Muchos de los jugadores que actúan de este modo creen que cambiar puede provocar que todo se vaya al traste. Eso no es necesariamente así. Para que lo sepáis, muchas de estas estrategias fueron pensadas para que los usuarios las adaptasen en función de sus propias necesidades. Para que veáis un ejemplo de lo que estamos diciendo, sería perfectamente asumible que bajarais o subierais vuestras apuestas por dos y no por uno. Eso sí debéis tener muy en cuenta que este tipo de decisiones van a alterar enormemente el resultado final de vuestro juego.

Para ser más concretos, veamos qué pasaría en el caso que acabamos de ver: el comienzo varía en poco o nada con respecto a lo que hemos visto ya. Apostaríais 1 euro de los 10 con los que empezaríais. Al perder, os quedáis con 9 euros y volvéis apostar 3. Volvéis a perder y ya son solo 6 los euros que os quedan de vuestro bankroll inicial. La apuesta que debéis hacer a continuación se eleva hasta los 5 euros, pero lo que ocurre es que esta vez ganáis y os lleváis un beneficio de 10 euros. El bankroll final con el que os quedáis será de 11 euros.

El resumen de todo esto es que habríais acabado con un euro de beneficio, algo que no sería así de haber usado un margen de apuestas algo más pequeño. El sistema D´Alembert os irá de maravilla si soléis impacientaros un poco cuando veis llegar las malas rachas. Volver a una mejor situación puede ser más sencillo y, sobre todo, menos arriesgado con la D´Alembert. Recordad que, en esta estrategia, se arriesga mucho menos dinero.

Además, viéndolo todo desde otra perspectiva, también se trata de un sistema de gran utilidad si es que no deseáis tener un enorme cuidado con todo, pero veis en la Martingale un modelo peligroso con el que no acabáis de sentiros totalmente cómodos.

Por supuesto, esta estrategia puede ser perfecta para todos aquellos a los que les guste trabajar en el momento, es decir, con el bankroll disponible y no con el que se había empezado. A medida que vuestro bankroll evoluciona, podéis tomar una decisión acerca de esto y ver qué vía tomáis en función de vuestros intereses, obviamente.

Conclusiones finales sobre la D´Alembert

Como hemos ido viendo, esta estrategia pone a los apostantes en la tesitura de ver su situación de juego desde varias ópticas diferentes. Por un lado, podéis ver como un beneficio con el que jugar cualquier cantidad que esté ya por encima del bankroll inicial. En cierta manera, estaréis viendo en esta cantidad un dinero del casino. La otra opción sería pensar que no es dinero del casino, ya que los habéis jugado ganando y preferís contarlo como dinero propio.

Evidentemente, todo esto es una simple cuestión de perspectiva, así que dependerá mucho de cada uno de vosotros. Si vuestra manera de actuar como apostantes es valorar los beneficios que lográis con el juego y os gusta protegerlos al máximo, entonces la estrategia D´Alembert será la ideal para vosotros. Recordad que una de las más grandes ventajas de este sistema es que no obliga a los clientes a arriesgar demasiado sus propias ganancias.

La estrategia D´Alembert se basa en un sistema de progresión negativa. En la práctica, esto significa que deberéis ir apostando menos cuando ganéis, y más cuando perdáis. El equilibrio que se pretende con el uso de esta estrategia es que funcione cuando se obtenga un número igual de ganancias y pérdidas con la misma apuesta. Con estas premisas, es normal que sea una técnica muy popular entre los jugadores que se decantan más habitualmente por apuestas exteriores del tipo rojo / negro / impar / par. También es válida para apuestas alto / bajo.

Desde luego, una cosa parece más que clara. La estrategia D´Alembert es perfecta para todos aquellos jugadores que quieren asumir un riesgo medio y que prefieran poner a salvo la mayor parte de sus ganancias lo antes posible. Dicho de otro modo, es ideal para los jugadores que se conforman con sumar, aunque sea poco a poco.

Para cerrar el artículo que hoy hemos dedicado a la estrategia D´Alembert, queremos recordaros la enorme importancia de algunas cuestiones. La primera de ellas es que nunca debéis usarla sin estar seguros antes de que habéis comprendido sus reglas y que seréis capaces de usarla hasta el final. Para ello, leed este artículo cuantas veces sea necesario.

La segunda cuestión, no por ello menos importante, es que debéis pensar en la D´Alembert solo como una ayuda y nunca como una garantía total de que llegarán las ganancias. No existen las fórmulas milagrosas ni los atajos para ganar. Preparaos bien y disfrutad del maravilloso mundo de las apuestas on line.

Hazte con el bono de bwin.es