Bookmakers: todo lo que debéis saber sobre ellos

Última actualización: 11.12.2018

Principios rentables en las apuestas deportivas 2

En toda nuestra trayectoria hasta llegar a hoy, hemos intentado daros siempre la mejor información sobre el mercado de las apuestas on line. Hemos visto varias decenas de estrategias de juego; hemos repasado las ofertas de muchas de las mejores compañías del momento y también de otras menos conocidas; además, hemos conocido todas las posibilidades de los juegos de casino on line y las prestaciones de las mejores aplicaciones móviles del momento. En resumen, hemos dado un buen paseo por las profundidades de un sector que amenaza con seguir creciendo en los próximos años a un ritmo vertiginoso.

El artículo de hoy queremos que sea un poco más general. Hemos decidido hablaros de un término que habréis oído en cientos de ocasiones, pero que seguro que no conocéis todo lo profundamente que podríais. Los bookmakers no dejan de crecer y cada día que pasa se oye más este término. Pero, ¿sabemos realmente a qué nos referimos? ¿Conocemos en profundidad sus características y posibilidades? ¿Cómo funcionan? ¿Cuáles son los mejores?

Estas preguntas y muchas otras que nos han surgido son las que intentaremos responder a lo largo y nacho de este artículo. Nuestros seguidores sabéis perfectamente que nosotros no queremos quedarnos en la superficie porque creemos que cuanto mayor sea el conocimiento que tenéis de este sector, más posibilidades vais a acumular de ganar.

No perdamos más tiempo en presentaciones y vamos a saber más de los bookmakers.

Bookmakers: concepto y definición

Buscando un sinónimo rápido en español, diríamos que los bookmakers son las casas de apuestas. Se trata de compañías que han desarrollado un modelo de negocio en el que se nos permite poner en juego nuestro dinero en diferentes modalidades y eventos deportivos así como en juegos de casino. Al hacerlo, debemos tener muy en cuenta que las cuotas con las que jugaremos son fijadas previamente por las propias empresas.

En las primeras fases de este modelo de negocio, cualquiera que diera la posibilidad de hacer estas apuestas podría ser considerado un bookmaker. Sin embargo, con el crecimiento del sector llegó también la regulación y eso hace que solo podamos considerar como bookmakers a aquellas empresas que operan en el sector del juego de manera legal. Para tal consideración, es necesario que la empresa disponga de la pertinente licencia para abrir y poner en marcha el negocio.

Los bookmakers no solo ofrecen la posibilidad de apostar en los más diversos eventos sino que también son los encargados de disponer los diferentes tipos de apuestas. Ellos serán quienes cobren el dinero que los jugadores ponen sobre la mesa y ellos serán también los encargados de abonarles sus ganancias cuando les corresponda.

Por muy poco que sepáis de la industria del juego on line, seguro que ya os habréis dado cuenta de que falta algún factor en esta ecuación. No es posible que un bookmaker se limite a recoger el dinero y a repartir los premios. De ser así, ¿dónde estaría el negocio para ellos? La clave está en que las compañías se quedan con una parte del dinero que se pone en juego. Sería algo así como su cobro por los servicios prestados, pero vamos a ver con mayor detenimiento este asunto.

De dónde llegan las ganancias de los bookmakers

Como os decíamos, las empresas del juego on line no podían limitarse a coger el dinero apostado y a repartir las ganancias. Tenían que encontrar la forma de ganar dinero y eso llegó con los márgenes que se aplican a las cuotas que ofrecen. Como ya hemos visto en otros muchos artículos, las cuotas expresan las posibilidades que existen de que un resultado se produzca. Esas cifras se calculan en base a eso y también con la cantidad de apuestas a favor que tenga cada una de las opciones ofrecidas. Una vez que se ha realizado este cálculo, los bookmakers bajan esas cuotas hasta el punto que ellas decidan y en función del margen de ganancias con el que se quieran quedar.

Bet365 y el baloncesto 3

Imaginemos que una casa de apuestas considera que los dos rivales en un enfrentamiento cuentan con las mismas posibilidades de hacerse con la victoria. La lógica matemática dice que ambos deberían tener una cuota de 2.00, que es la que expresa ese 50 % de posibilidades para cada uno. Sin embargo, nunca veremos esa cuota. Los bookmakers la bajarán hasta el 1.95 para llevarse ya un beneficio en ese 0.5.

Tened en cuenta que solo se trata de un ejemplo ya que los márgenes de los bookmakers no siempre son los mismos, ni mucho menos. Otra de las estrategias que más veces suelen usar es la de reducir los márgenes. Con esto lo que consiguen es que las cuotas sean lo más altas posibles y muchos más clientes apostarán. El margen de cada apuesta es menor, pero al apostar muchos más clientes, las ganancias de la compañía acaban siendo mayores. La enorme competencia que existe hoy en día en el mercado de las apuestas deportivas on line ha hecho que estos márgenes sean cada vez más ajustados.

A partir del momento en el que los bookmakers están bien asentados y consolidados en el mercado, ya pueden elaborar las estrategias que más les convengan. Algunos invierten sus beneficios en ofrecer a sus clientes cuotas más altas y otros prefieren hacerlo en publicidad para atraer a más jugadores.

Otras formas de ganar para los bookmakers

No todos los bookmakers sieguen un mismo modelo de negocio ni un mismo patrón de comportamiento. Todo lo que hemos visto hasta ahora, encajaría con el modelo de casas de apuestas  tan conocidas como bet365, Bwin u 888Sport. Sin embargo, existen bookmakers que ofrecen a sus clientes la fantástica posibilidad de disfrutar de las apuestas cruzadas.

Bwin: el mejor tenis de una de las más grandes 3

Como hemos visto en nuestros análisis de bookmakers como Betfair, en estas casas de apuestas los apostantes juegan en contra de otros. En estos casos, son los clientes los que se encargan de colocar las cuotas y las empresas se limitan a ponerlos en contacto. Digamos que la empresa se limita a crear el espacio en el que se encontrarán estos apostantes.

La forma que tienen de ganar dinero este tipo de empresas es a través de los ganadores. En la práctica, empresas como Betfair se llevan una parte de los beneficios que se producen en todas y cada una de las apuestas. Cada ganador de una apuesta deberá pagarle un porcentaje a la compañía. Esa cantidad la establece el propio bookmaker y no es fijo, sino que variará en función de la empresa. Eso sí, por norma general el porcentaje que deberéis pagar se sitúa sobre un 5 %. En este sentido, la tremenda competencia que existe en el sector vuelve a jugar a favor del cliente ya que ha hecho que estos porcentajes bajen de manera más que importante.

Hagamos un poco de historia de los bookmakers

Como os hemos señalado antes, el crecimiento tan espectacular del sector del juego en los últimos años ha hecho que llegara la regulación. En ese sentido, los bookmakers son un fenómeno absolutamente contemporáneo a pesar de que la afición por las apuestas ha existido desde hace cientos de años.

Las apuestas en los eventos deportivos ya existían en la antigua Grecia. La afición de esa civilización por el deporte ayudó al desarrollo de este juego con el que se lograba que participasen no solo los deportistas, sino también los seguidores. Roma siguió la estela marcada por Grecia también en este aspecto y eran habituales las apuestas también en las luchas entre gladiadores.

Vive el mejor tenis con la web de 888 Sports 1

Después de años de esplendor, las apuestas comenzaron a verse como algo perjudicial y fueron prohibidas y perseguidas durante un largo periodo de tiempo. Eso, sin embargo, no impidió en absoluto que se siguiera jugando.

Las apuestas deportivas resurgieron con enorme fuerza en el reino Unido a partir del siglo XVIII. Empiezan a abrirse negocios en los que se pueden hacer apuestas de un modo muy parecido ya al que ahora nos encontramos. Algo que sí ha variado bastante son los deportes que entonces interesaban. Las carreras de caballos, por ejemplo, eran el producto estrella, vigencia que aún siguen conservando hoy gracias a su enorme tradición.

El imperio británico se encargó de llevar su pasión por las apuestas deportivas a otros lugares como los Estados Unidos y, ya en el siglo XX, su crecimiento fue imparable a nivel mundial.

El espaldarazo definitivo para este sector llegaría con la profusión de Internet. Las casas de apuestas ya no necesitaban ser lugares físicos a los que acudir para apostar y la red daba a las empresas la oportunidad de llegar a millones de clientes. Las apuestas deportivas se han convertido en una forma de ocio global que experimenta un crecimiento constante y espectacular en los últimos tiempos. La irrupción de la tecnología móvil ha ayudado aún más en este sentido y ahora los clientes pueden apostar desde donde quieran y en el momento en el que así lo deseen. Las apuestas deportivas seguirán creciendo en los próximos años ya que no dejan de aparecer nuevos bookmakers dentro de un sector muy fortalecido.

Cuáles son los mejores bookmakers

Responder a esta pregunta no es algo sencillo ya que puede variar mucho en función de los gustos y necesidades de cada cliente. En nuestras secciones “Experiencia”, “Casino” o “Móvil”, hemos analizado para vosotros muchas de las propuestas que hoy podéis encontrar en el mercado. Como siempre os decimos, sois vosotros los que deberéis saber qué buscáis y decidir qué empresa os ofrece la mejor opción.

Es cierto que la cantidad de información que manejáis sobre los distintos bookmakers es tanta que a veces resulta difícil analizarla y tomar una decisión. Lógicamente aquí no pretendemos repasar todo cuanto os hemos ido desgranando durante muchos meses, pero vamos a refrescaros la memoria un poco acerca de los bookmakers que, en nuestra opinión, pueden ser grandes opciones para vosotros. Son estos:

– Bet365: sin duda alguna, estamos ante una de las más grandes referencias del sector del juego on line. Su oferta deportiva llega hasta cientos de modalidades diferentes en las que podréis apostar en muchos eventos con varias decenas de mercados siempre a vuestra disposición. También incluye un largo listado de posibilidades para disfrutar de los mejores juegos de casino.

Su bono de bienvenida llaga hasta los 100 euros y bet365 destaca por las muchas ofertas y promociones que podréis encontrar en su web. No os perdáis la ocasión de ganar el máximo con las apuestas en directo, más aún si lo hacéis desde su fabulosa aplicación móvil.

 
Registrar en Bet365 

– 888Sport: esta empresa os sorprenderá desde el mismo momento en el que os registréis. 150 euros es la recompensa que os espera con su bono de bienvenida, una magnífica cantidad para acercaros a su gran menú deportivo. No falta ninguna modalidad deportiva relevante ni ningún evento que os pueda interesar. También dispone de un gran menú de juegos de casino.

888Sport hace un notable esfuerzo por ofreceros las mejores cuotas y su app os permitirá vivir a tope las siempre tan valoradas apuestas en directo.

– Bwin: la empresa austríaca es toda una garantía de calidad para sus clientes. Con una larga trayectoria ya en el sector del juego, las apuestas deportivas son la principal seña de identidad de esta compañía. Con Bwin tendréis acceso a cientos de deportes en los que no os perderéis ni uno solo de sus eventos. Además, Bwin quiere estimular el uso de su versión móvil, de ahí que ofrezca siempre cuotas mejoradas y promociones especiales para los clientes que se atrevan con esto.  

– Betfair: esta compañía cuenta siempre con la gran particularidad de ser una casa de apuestas de intercambio. Esto supone un reto importante para todos aquellos jugadores que quieran demostrar su nivel ganando al resto. Las ganancias pueden ser mucho mejores para los grandes apostantes y la emoción mucho mayor. No dejéis de probar su fantástica app, una herramienta que puede ser aún más decisiva con Betfair para imponerse a los demás.