Algunos consejos para jugar al póker

No cogeremos a nadie por sorpresa al decir que el póker es hoy en día, el gran protagonista dentro de los juegos de casino on line. Cada día que pasa, son más los clientes que se adentran en esta fantástica modalidad de juego para intentar sacar ganancias de su habilidad con las cartas.

Poco a poco, en www.comparadorapuestas.net, hemos ido profundizando más y más en las muchas posibilidades de ocio que se abren en las distintas webs. Compañías tanm punteras del sector como pueden ser bet365, Bwin o tantas otras, ofrecen entre sus opciones de juego lo mejor del póker.

Hoy queremos ayudar un poco a todos aquellos clientes que quizás no acumulen aún una gran experiencia o que, simplemente, estén pensando en iniciarse. Por eso, hemos creído conveniente contaros algunas de las claves más importantes de un juego fantástico en el que podréis aunar la emoción de las cartas con la inteligencia y la astucia. El póker es, ante todo, un desafío en el que solo  las mejores mentes podrán hacerse con las ganancias.

Nuestro objetivo para el artículo de hoy es daros algunas de las claves fundamentales de un juego único, una guía con la que pretendemos ayudaros a dar el máximo de vosotros mismo y acabar siendo grandes jugadores de póker. Muy atentos a todos los consejos que traemos para vosotros.

Hazte con el bono de Luckia Casino

Cuestiones básicas del póker

Como en todo juego de cartas, el póker tiene un objetivo. En este caso, ese objetivo es el de farolear a los rivales presentes en la mesa para lograr echarlos fuera de la mano y, en última instancia, lograr la mejor mano en las cinco cartas que se permiten. De entre todas las manos posibles en el póker, la Escalera real es la más fuerte y se impone al resto. Además, una “Carta más alta” es la más baja, mientras que las escaleras y el color seguirán siendo lo mismo.

En realidad, da un poco igual a qué modalidad de póker estéis jugando. Lo mismo se puede aplicar a otras muchas cuestiones de relevancia dentro de este juego como pueda ser el límite elegido. El póker permite un alto grado de decisión a los jugadores, que siempre tendrán la potestad de subir, pasar, ir o dejar la partida. En las partidas sin límite, también existe la opción del All In para dejarlo todo. Todas estas cuestiones tienen su importancia, pero el objetivo no cambia: deberéis lograr una mano mejor que la del resto de jugadores o echar un farol para sacarlos de la ronda.

Por supuesto, lo más recomandable será siempre jugar cuando se tenga una mano fuerte. Hacerlo con una mano débil supone dar demasiada ventaja al contrincante. Tampoco en este sentido hay grandes diferencias entre las diferentes modalidades de póker. Por supuesto, lo más importante será siempre elegir la modalidad que más se adapte a lo que queremos y disfrutar a fondo de un juego único.

Cómo debemos gestionar nuestros fondos en el póker

Una de las cuestiones más importantes y, menudo, más complicadas en el póker es la de seleccionar bien el nivel que tenemos como jugadores. Ahí es importante tener el nivel correcto en relación al dinero que queremos invertir y a la habilidad que tenemos como jugadores.

Un vez más, existe un principio en este sentido que vale para todas y cada una de las modalidades de póker existentes. La regla general nos dice que no se debe jugar nunca más del 10 % del saldo que tengamos de una sola vez. Tampoco deberemos gastar más de ese 10 % para entrar en un torneo. Muchos jugadores se ven tentados a ir a por todas desde el primer ingreso, pero mucho cuidado con este tipo de actitudes porque podremos ver cómo se esfuma nuestro dinero en pocos minutos. Por supuesto, nunca debéis usar todos vuestros fondos en un solo torneo.

El hecho de jugar siempre con menos del 10 % de la cantidad que tengamos nos protege de las malas rachas. De apostar cantidades superiores, una mala racha podría acabar con nosotros. No olvidéis que los momentos de mala fortuna llegan a todos los jugadores, con independencia del nivel o de la experiencia que acumulen. No arriesguéis jamás todo vuestro saldo de una sola vez y jugad siempre en un nivel que se adapte a los fondos de los que disponéis. Con el tiempo, podréis ir subiendo el nivel de vuestras apuestas así que no tengáis prisa por llegar a lugares para los que aún no estáis preparados.

Hazte con el bono de Luckia.es

Más cosas importantes para jugar al póker on line

A pesar de que es más que evidente que los clientes de las casas de apuestas juegan al póker para ganar dinero, lo cierto es que también lo hacen para disfrutar del propio juego. Como seguro ya sabéis todos, el póker ha tenido un éxito sin precedentes gracias a lo divertido que es. Conocer a fondo el juego no hará más que mejorarlo y la experiencia de juego que podréis vivir acabará siendo impresionante.

Como todo juego, el póker también cuenta con su propio protocolo. Se trata de cuestiones que debéis conocer y respetar en todo momento, si queréis llegar a ser grandes jugadores de póker.

Lo primero en este juego son las buenas maneras. Olvidad esa imagen de los jugadores de póker clandestinos que nos han traspasado las películas. En el póker se valora tener un ambiente relajado y civilizado en el que todos se comportan de la mejor manera posible. Nada de estridencias, pues, ni malos gestos ni malas palabras. Esas cuestiones no tienen cabida en el póker.

Un valor que quizás vaya muy unido a lo anterior es el silencio. Hablar sobre lo que está ocurriendo en la mesa mientras sigue adelante la partida, se considera una comportamiento incorrecto para los jugadores de póker. Peor todavía si quien lo hace no está jugando en ese preciso momento. Además de incorrecto, hablar sobre las cartas puede acabar siendo perjudicial para los propios intereses de quien lo haga. Al hablar, muy probablemente acabe descubriendo cosas que el resto de jugadores sabrán aprovechar para ganar.

Otro punto es que, en el póker, solo juega un jugador por mano. En la práctica, esto quiere decir que no se debe aconsejar ni decir lo que tiene que hacer a otro. Lo más probable es que no le guste demasiado a quien le habléis, pero es que, además, esto podría suponer ventajas o desventajas intolerables para unos u otros. Todo jugador de póker quiere ganar y aprovechará cualquier ventajas del mismo modo que no tolerará cuestiones que le puedan perjudicar en la mesa.

Mucho más sobre el protocolo del póker

Las críticas a la forma de jugar de los contendientes están totalmente prohibidas en el póker. Por muy mal que uno esté jugando o por muy malas decisiones que esté tomando a nuestro juicio, no debemos expresarlo. Lo más importante es reservarnos nuestra opición y concentrarse en lo que estamos haciendo en la partida. Cada jugador ha de ser libre para decidir sobre sus cartas.

Por supuesto, se debe ser un buen ganador del mismo modo que se tiene que ser un buen perdedor. Da igual las circunstancias en las que hayan llegado la victoria o la derrota. Es vital mostrarse siempre educado ya que el resto de jugadores no perdonará que no lo sea. Las quejas por haber perdido es mejor que las reservéis apra cuando estéis solos ya que a nadie le interesa oirlas en plena partida. En el mismo sentido, debéis evitar presumir de lo que hayáis conseguido cuando la suerte os sonría.

La rapidez es uno de los valores más importantes de cuantos deba tener un buen jugador de póker. Algunas casas de apuestas incorporan ya un reloj para que podáis ver en todo momento el tiempo que gastáis en cada cosa. Los jugadores de póker on line suelen ser muy rápidos así que no los gustará demasiado compartir mesa con alguien que tarde mucho. Intentad, pues, ser todo lo rápidos que podáis para multipicar vuestras opcione de juego.

Otra cuestión vital: establecer los límites

Sea cual sea la modalidad de póker en la que os decidáis a jugar, es fundamental que sepáis perfectamente el límite en el que vais a jugar. A pesar de que sean modalidades dentro del mismo juego, muchos experots llegan a ver varios tipos muy diferentes en función de que sea “Sin Límite”, “Límite de bote” o “Límite fijo”. Recordad que, al igual que en la ruleta o el baccarat, estáis poniendo en riesgo vuestro propio dinero, así que mejor pensarlo todo muy bien.

Vamos a ver algunas de las características más importantes de estas 3 modalidades:

– Sin límite: por su propio nombre podréis intuir fácilmente que se trata de la modalidad que concede más libertad al jugador. En ella, podréis hacer juego cuando queráis, apostando las cantidades que queráis y sin importar para nada el lugar en el que os encontréis. La posibilidad tan amplia de decidir que tienen los jugadores hace que sea también la modalidad más agresiva en cierta manera. Los jugadores que quieran ir más de faroles podrán hacerlo sin límite para buscar conocer los límites del resto de jugadores.

Por otro lado, el póker sin límite también puede ser muy intimidante para los juagadores ya que se abre la posibilidad de poner en juego la totalidad de las fichas de que dispongan. Sin lugar a ningún género de dudas, la modalidad del póker sin límite es el más apreciado en Internet. Como sabéis, todos los jugadores de póker deben ser capaces de mostrar una tremenda habilidad pero, en el caso de la modalidad “sin límites”, también deberán templar sus nervios y jagas con la máxima tranquilidad. Un auténtico reto para todos aquellos que no os conforméis con cualquier cosa.

– Límite de bote: para muchos de los entendidos en la materia, el póker “límite de bote” es la forma más pura de cuantas se hayan inventado para este juego. Una vez más, la templanza es fudamental, pero en este caso se requiere también sangre fría para actuar y sacar de la partida a todos aquellos jugadores que tengan malas manos.

Las mejores estrategias en esta modalidad suelen ser las de pasar o subir ya que es el modo más rápido y directo de eliminar a contrincantes. Se trata de la modalidad de juego más ligada a la Omaha y a la Omaha Hi / Lo.

Esta modalidad exige el máximo cuidado y toda la atención a aquellos jugadores que quieran jugar despacio. Por poner un ejemplo claro que ayude a entender esto último, si no decidís subir con una pareja de ases de cartas de mano, lograréis que muchos jugadores accedan al bote. Con esto, habréis sacado todos los boletos para no ganar la partida. Eso es lo que queríamos deciros acerca de jugar despacio.

– Límite fijo: es la variedad de póker más sencilla de todas cuantas existen en el póker. Iréis subiendo en unidades del tamaño del juego y las elecciones que deberéis hacer serán tan sencillas como tirar las cartas, ir o pasar y subir. No parece algo realmente complicado.

A pesar de la facilidad que tiene de manera clara esta tipología de póker, esto no significa que requiera una menor habilidad por parte de los jugadores. Lo que requiere es la máxima atención y estar bien entrenado en ciertas habilidades quizás no tan importantes en otras modalidades de póker.

En la modalidad de Texas Hold´Em es importante empezar el juego siempre con las mejores manos. Los faroles son todo un desafío en esta modalidad debido al hecho de que solo se pueda subir una apuesta de cada vez y eso complica el sacar de las partidas a otros buenos jugadores. Es vital para tener opciones de éxito el conocer las probabilidades del bote y las probabilidades implícitas.

Estamos ante una de las formas de póker que está experimentando un éxito mayor y que gana cada día más seguidores en todo el mundo.

Hazte con el bono de Luckia.es