Value Bets: de qué se trata

 

En nuestra sección “Estrategia” os hemos ofrecido ya una enorme cantidad de guías que no pretenden más que mostraros un camino determinado hacia el éxito con vuestras apuestas. Muchas de estas estrategias pueden ser utilizadas en cualquier modalidad deportiva, mientras que otras están reservadas para un deporte en particular debido, simplemente, a sus propias características.

Desde www.comparadorapuestas.net vamos a ofreceros una nueva estrategia, que poco a poco ha ido abriéndose paso en las preferencias de los jugadores de todo el mundo. Se trata de las value bets, o apuestas de valor en su denominación española. Casi de manera intuitiva podemos entender que estamos ante aquellas apuestas que tienen un valor por encima de las propias probabilidades de que ese pronóstico acabe finalmente ocurriendo.

Las value bets son estrategias más complicadas que otras muchas de las que ya hemos visto y también poseen un grado más alto de riesgo, pero por el contrario ofrece a los apostantes ciertas ventajas que, por supuesto, deberemos tener en cuenta. Como iremos viendo poco a poco a lo largo y ancho de este artículo, el valor de este tipo de apuestas le acaba otorgando al usuario una clara ventaja con respecto a las casas de apuestas deportivas y eso puede hace que consiga ganancias de cierta importancia, por lo menos, en el juego a largo plazo.

 

¿A qué llamamos exactamente value bets?

Este tipo de estrategia de apuestas deportivas intenta sacar provecho de una característica de las casas de apuestas que muy pocos conocen. Las casas intentan conocer las probabilidades que existen de que se dé un resultado concreto y, de este modo, establecer sus cuotas. Pero este proceso no es perfecto y las compañías cometen errores ofreciendo cuotas más altas de lo que deberían ser en realidad.  De esa circunstancia es de donde intentar sacar un rendimiento económico las value bets.

Pongamos un ejemplo. Si sabemos que las posibilidades de éxito de ambos rivales están en el 50 %, pero la casa de apuestas está ofreciendo unas cuotas de 2.1 por uno de ellos y de 1.75 por el otro, quiere decir que la casa está equivocada. En ese caso, es evidente que la mejor opción para nosotros sería la de apostar por el de cuota 2.1 ya que nos dará mejores rendimientos en caso de ganar.

Como podéis intuir, las value bets no ofrecen un gran rendimiento económico en el corto plazo, pero sí pueden hacerlo en el largo si somos capaces de detectarlas y apostar en ellas. Lo verdaderamente difícil de esta estrategia es el determinar la verdadera probabilidad de que se den unos resultados concretos, especialmente, en algunos deportes como el fútbol. Tanto es así que las compañías que se dedican a las apuestas deportivas cuentan ya en sus plantillas con servicios profesionales de análisis para ser capaces de predecir estos resultados.

 

Ventajas y desventajas de las value bets

Una de las principales ventajas que nos ofrece esta estrategia con respecto a otras muchas que ya hemos conocido en www.comparadorapuestas.net es que nos obliga a realizar menos apuestas. En realidad, cuando usamos las value bets es necesario hace tan solo una apuesta de tal manera que acabamos reduciendo de manera drástica el riesgo que corremos de perder nuestro dinero.

Además, también podremos tener menos cuentas en diferentes casas de apuestas deportivas. Para otro tipo de estrategias, como por ejemplo las sure bets, es necesario ser usuarios registrados de varias de estas casas de apuestas, pero para las vale bets solo necesitaremos serlo de una.

Por último, algo que ya hemos apuntado antes, las value bets suelen acabar siendo apuestas que nos ofrecen mayor rentabilidad que otras muchas que ya hemos analizado y que analizaremos.

Entre las desventajas que os podemos ofrecer sobre las value bets, destaca el hecho de que no existen garantías de ganar mientras se juegue tan pocas apuestas. Con las value bets, cada apuesta que realice el jugador puede acabar en pérdidas, mientras que otras estrategias pueden dar beneficio al ser en combinación de varias apuestas (es el caso de las sure bets, por ejemplo). Esto es debido a la propia naturaleza de las value bets, estrategia pensada para el largo plazo y siempre realizando un gran número de apuestas.

 

En definitiva, las value bets no hacen más que honrar a su propio nombre siendo una estrategia que acaba dando muy buenos beneficios. Esto es posible debido a esa característica general que poseen de tener una probabilidad asociada superior a la probabilidad real que tiene de suceder. Su uso a largo plazo acaba, pues, generando un beneficio seguro ya que son apuestas que están valoradas por encima de su propia probabilidad.

La mejor manera de entender el funcionamiento y ventajas de las value bets es ofreceros un ejemplo que, aunque pueda parecer poco ajustado a la realidad, lo cierto es que se producen y con mayor frecuencia de lo que podría parecer.

Imaginemos, pues, una apuesta en la que la probabilidad asociada de cada resultado sea exactamente del 50 %. Un ejemplo perfectamente válido para esto podría darse en el baloncesto con apuestas referidas al total de puntos. En esos casos, solo hay dos opciones: o sí habrá más de X puntos o no.

Pongamos el caso de que juguemos a que se superar no los 170 puntos. Las probabilidades están al 50 %. Dadas estas circunstancias, lo más habitual sería que las cuotas se situaran en valores del tipo siguiente:

-Más de 170 puntos: 2,00 euros.

-Menos de 170 puntos: 2,00 euros.

 

Quizás si tenemos en cuenta aquí el amplio margen de beneficio que suelen tener las casas de apuestas, una situación un poco más realista sería pensar que las cuotas se situarían en torno a 1,75 euros en cualquiera de las dos posibilidades. Esto es así para mejorar las ganancias de las casas de apuestas, ya que serían apuestas pagadas por debajo del su probabilidad.

Siguiendo con este ejemplo, debemos saber que si nos encontramos una casa de apuestas deportivas on line que ofrezca cuotas por encima  de 2,00 euros, entonces estamos ante un claro ejemplo de value bet. Se ve claramente que estamos ante una apuesta de valor superior al de su propia probabilidad. Si localizamos muchos casos como este que acabamos de ofreceros, es cuando logramos una alta probabilidad de conseguir beneficios a largo plazo. Más que alta, esa probabilidad es prácticamente segura.

Como ya hemos apuntado en alguna otra ocasión, una cuota equilibrada de manera exacta a su probabilidad asociada debe tener por fuerza valor de 1,00. Siguiendo esta lógica, las value bets son aquellas apuestas donde su valor asociado es superior a 1,00. Cuanto mayor sea ese valor, mejor pagada estará la apuesta que realicemos. Si continuamos con el ejemplo que os hemos ofrecido, las dos posibles apuestas están pagadas a 2 euros y por lo tanto tienen un valor de 1,00 ya que se paga exactamente igual a su probabilidad, que como hemos dicho es del 50 %, exactamente. La fórmula que se utiliza para conocer este valor no puede ser más sencilla: cuota * probabilidad / 100.

Así se calcula la probabilidad de una apuesta

Ya conocéis las características fundamentales de las value bets, así como sus ventajas y desventajas. Sin embargo, otro aspecto importante de cara al uso de esta estrategia de juego es conocer cómo se calcula la probabilidad de una apuesta. Las matemáticas son una ciencia exacta, pero mucho cuidado cuando topan con el deporte, que de matemáticas entiende más bien poco.

Parece realmente complicado ser capaces de cuantificar las probabilidades que tiene un equipo de acabar ganándole a otro o de saber cuántos puntos se anotarán en un partido cualquiera de baloncesto.

Para todas estas cuestiones, tal y como os hemos dicho, las casas de apuestas cuentan ya con poderosos equipos de expertos que intentan descifrar las claves de cada evento para hacer sus pronósticos y determinar las cuotas que ofrecen.

Es en este último aspecto en el que encontramos la clave para poder calcular las probabilidades. Si las casas de apuestas determinan las cuotas a partir de las probabilidades, entonces nosotros podremos conocer esas probabilidades a partir de las cuotas que nos ofrecen las casas. Para esto, calcularemos la media de todas las probabilidades que han determinado los expertos de las casas de apuestas. De ahí, nos saldrá finalmente el dato que andábamos buscando.

Si solo disponemos del dato de una casa de apuestas, esto no nos será suficiente, pero sí si contamos con algunas más. Algunos expertos señalan que necesitaremos los datos de al menos seis casas de apuestas para considerar que el dato que manejamos es fiable.

Veamos un ejemplo de este cálculo en función del ya ofrecido:

 

Casa 1     Casa 2     Casa 3    Casa 4   Casa 5    Casa6

 

-Más de 170:   1,90 e       1,95          2,00        2,20       1,85      1,95       47,94 %

-Menos:           1,90          1,85          1,80        1,70        1,85      1,80      52,06 %

 

 

Debemos recordar que, cuanto más baja sea la cuota, mayores son las probabilidades de éxito. Según los datos que os hemos ofrecido, la probabilidad de que se anoten más de 170 puntos es del 47,94 % y la de que se anoten menos es del 52,06 %.

Como habréis apreciado, la casa número 4 ofrece una cuota de 2,20 euros, si se anotan más de 170 puntos. Vamos a ver si su valor se encuentra o no por encima de la probabilidad que tenga de producirse:

 

Valor= 2,20 * 47,94 / 100= 1,05468

 

Como veis, si valor está por encima de 1 por lo que es evidente que se  trata de una value bet, por lo que debemos concluir que sería una buena opción de apuesta para nosotros. Con los números que manejamos, conseguiremos una rentabilidad baja de 105 euros por cada 100 euros que hayamos apostado a esa posibilidad. Como veis se cumple esa característica de las value bets según la cual no ofrecen grandes rendimientos en el corto plazo, pero sí en el largo.

Como habréis podido comprobar, las value bets son otra estrategia más que se puede adaptar perfectamente a muchas de las modalidades deportivas que solemos encontrar en el menú de muchas casas de apuestas on line. Como siempre os decimos, nuestra recomendación no es otra que aquella que os obliga  a conocer y manejar perfectamente todos los entresijos de la estrategia en cuestión para ser capaz de llevarla a cabo hasta el final y con éxito. No olvidéis que una estrategia no es sinónimo de ganancias garantizadas, sino que son una ayuda más para minimizar riesgos y disfrutar, más a un si cabe, de nuestra pasión por el deporte y por las apuestas.