Todos contra Marc Márquez y mucho más

Todos contra Marc Márquez y mucho más

El Mundial de motociclismo vivirá este año la que será ya su edición número 66. Muchas cosas han pasado en las miles de carreras disputadas en estos años, muchos los ganadores y los vencidos, muchos los campeones e ídolos.18 carreras son las que estarán por delante hasta el mes de noviembre en un mundial que se presume apasionante en cualquiera de las tres categorías.

Lo primero que nos llama la atención de cara a este campeonato son ciertos cambios en los circuitos. Por primera vez después de mucho tiempo, Donnington Park no será la sede del Gran Premio británico. En un primer momento se había anunciado que el Gran Premio se trasladaría al circuito de Gales en el año 2016, una decisión que se vio finalmente cambiada y será Silverstone quien acoja finalmente esta cita del Mundial tanto este año como el próximo.

También habrá cambios en los diferentes equipos. Suzuki vuelve a las pistas como constructor después de cuatro temporadas de ausencia. Aprilia hará oficial su vuelta también con dos motos en el Team Gresini. La novedad será que en este caso lo hará sin estar de la mano de Honda, con quien había trabajado desde el mundial de 1997. Además, Marc VDS estará presente en la categoría de Moto Gp tomando de Honda la moto que abandona Gresini. Por último, el Paul Bird Motorsport abandonó el campeonato para centrar todos sus esfuerzos en el campeonato británico de superbikes.

Mucho baile de nombres, como es habitual entre los pilotos, con cambios de asiento y saltos de categoría. Stefan Bradl, por ejemplo, dejará su sitio en el LCR Honda a Cal Cruchtlow una vez que este apostara por abandonar Ducati. El clásico efecto en cadena llevará a la moto italiana a Andrea Iannone. Por su parte Scott Redding dejó el Gresini para volver a Marc VDS en su regreso a Moto GP. El que será un regreso espectacular a la categoría reina será el de Marco Melandri, precisamente con el Gresini Team.

Destacar también la ausencia por retirada de un clásico del motociclismo como es Colin Edwards. El Tornado de Texas deja las motos con dos títulos mundiales en Superbikes a sus espaldas y 31 victorias en el campeonato del mundo.

Con estas novedades, el campeonato se presume tan difícil, apasionante y divertido como siempre. Encima de sus motos estarán todas las primeras espadas de las diferentes categorías. Los Márquez, Rosi, Pedrosa y Lorenzo prometen batalla en estado puro en la categoría reina. Nadie quiere hablar abiertamente de un “todos contra Marc Márquez”, pero el joven piloto catalán sabe perfectamente que después de sus dos títulos consecutivos nadie le regalará ni un solo centímetro.

Márquez prepara el asalto a su tercera corona en Moto GP con la aparente tranquilidad con la que está viviendo toda su meteórica carrera deportiva. Después de un 2014 en el que más que un competidor parecía un coleccionista de victorias y poles, este 2015 se presenta para él bajo la duda de si será capaz de mantener el ritmo o sucumbirá ante el empuje de los otros y su propio éxito. Ganas de revancha no les faltarán a hombres tan orgullosos como Jorge Lorenzo o Valentino Rossi.

Desde su eclosión hace ya algunas temporadas, Marc Márquez ha escuchado los cantos de sirena que le situaban entre las leyendas de las dos ruedas. Sus títulos en las categorías inferiores y su espectacular  pilotaje le granjearon muy pronto grandes alabanzas. Hay quien lo nombró como sucesor de Valentino mucho antes de que llegar incluso a la máxima cilindrada. SU debut en 2013 entre los mejores fue espectacular. Título en la temporada del debut y además derribando de paso cualquier record de precocidad que quedara aún en los registros. Márquez es un elegido. Uno de esos genios que de vez en cuando aparecen en las distintas modalidades deportivas y sorprenden a todos. Su segunda temporada, la pasada, no solo le sirvió para reafirmarse en la élite sino que le descubrió como un dominador total ganando en todas las batallas a sus rivales y mostrando un abanico de recursos para la competición envidiable.

El techo de Marc Márquez no lo conoce ni siquiera él mismo. Si le respetan las lesiones, ganará muchas coronas mundiales más, teniendo en cuenta además que cuenta como cuenta con el apoyo incondicional de la mejor marca del campeonato, HRC Honda.  Le tiene tomada la medida a hombres tan poderosos en la pista como Dani Pedrosa o Jorge Lorenzo y Valentino, a pesar de haber firmado su mejor temporada en muchos años, no parece tener cuerda para mucho más. Veremos si por detrás aparece alguien capaz de evitar que la próxima sea la década de Marc Márquez.

Esos pronósticos a tan largo plazo siempre son difíciles de hacer, pero lo que parece claro es que de cara a esta temporada nadie puede discutir su condición de máximo favorito al triunfo. Le avalan los números, el pilotaje y la mecánica.

De la terna formada por Pedrosa, Lorenzo y Rossi saldrá el rival de Márquez. En demasiadas ocasiones este grupo tan importante jugó a favor del propio Márquez quien veía como sus rivales se restaban puntos entre ellos al alternan sus posiciones constantemente sin realmente hacerle frente. La distancia en el campeonato acabaría siendo sideral entre ellos.

La tiranía de las Honda y de las Yamaha parece muy lejos de haber terminado, pero los rivales no renuncian a dar la sorpresa. Mucha atención con la nueva Ducati. Los ingenieros italianos han dado el máximo con el único objetivo claro de intentar hacer frente a los más grandes. De intentar llevarla a alguna victoria de mérito se encargará Andrea Dovizioso. Una de las grandes perlas surgidas de la inagotable factoría italiana que, por el momento, aún no ha logrado explotar de la manera que todos esperaban. Veremos si este 2015 es el año de Dovi.

En cuanto a Moto 2, todos los pronósticos señalan a Tito Rabat como máximo aspirante al título. El vigente campeón de la categoría decidió seguir en ella y no dar aún el salto a Moto GP por lo que su experiencia y sus números le avalan. Una curiosidad: Tito Rabat ha devuelto a la categoría la vieja tradición de llevar el dorsal número uno como campeón del mundo algo que no ocurría desde que lo hiciera Stoner. Muchos son los pilotos (como es el caso de Márquez) que prefieren mantener el suyo propio quizá también por una cuestión de simple marketing.

No le faltarán rivales a Tito Rabat en una categoría siempre compleja por el empuje de los que llegan desde abajo y la fuerza de los que quieren dar el salto a Moto GP. Cuidado para empezar con su propio compañero en el box. Álex Márquez debutará en la categoría pero lo hará como campeón del mundo de Moto 3 y, viendo sus antecedentes familiares, que nadie le descarte como alternativa al título ya en su primera temporada. Hombres como el italiano Simone Corsi o el francés Johann Zarco deberían estar en la lucha. Un nutridísimo grupo de jóvenes pilotos españoles aseguran el espectáculo. Además de los ya nombrados, Luis Salom, Álex Rins, Axel Pons o Julián Simón serán nombres habituales e los resúmenes de cualquier gran premio.

Todos contra Marc Márquez y mucho más

En cuanto a las Moto 3, ya saben que el vigente campeón, Álex Márquez, no estará por su salto de categoría, pero la lista de pilotos con ganas y talento para hacerlo bien es de lo más completa. Moto 3, pese a ser vista por muchos como una categoría formativa, es realmente apasionante. Cada carrera suele contar con un enorme grupo de pilotos en cabeza entre los que son constantes los adelantamientos y las situaciones de peligro. De nuevo los españoles parten con cierto favoritismo. Hombres como Efrén Vázquez, Isaac Viñales o las chicas, Ana Carrasco y María Herrera, serán protagonistas con total seguridad a lo largo y ancha de una temporada muy larga. Con todos sus antiguos referentes ya en categorías superiores y con un tan nutrido grupo de sobresalientes pilotos el nombre de Moto 3 es sinónimo de espectáculo absoluto.

De este modo que ven se presenta el Mundial de motociclismo 2015 en sus tres categorías. Desde la locura total de las Moto 3, a la incógnita de la Moto 2 y así hasta llegar al duelo de titanes de Moto GP. Los amantes de las dos ruedas tienen ganas de que vuelva el espectáculo. Este año parece haber más alicientes que nunca y todos ellos sirven para hacer aún más afición si cabe a un deporte que cada año mejora sus datos de audiencia en todo el mundo. La competición promete ser apasionante y son tantos los duelos particulares y las cuentas pendientes que os llevaría demasiado tiempo enumerarlas todas aquí. Quizás sea Marc Márquez o Jorge Lorenzo quienes les hagan levantarse de sus sofás. Puede que lo consiga uno de esos adelantamientos tan típicos de Valentino Rossi o la marabunta de los últimos giros en Moto 3. Todo eso, créanme, da igual. Lo importante es que antes o después, por una razón u otra, sucederá.