La estrategia del Spread Betting

Hoy vamos a acercarnos a una nueva estrategia que podréis usar en vuestras apuestas deportivas. Ya sabéis que intentamos ofreceros siempre los métodos más variados y especializados que podamos para que todos os sintáis lo más cómodos y representados que nos sea posible.

Nuestro objetivo con este tipo de artículos es siempre mismo: ofreceros una guía de actuación que os permita mejorar los resultados de vuestras apuestas. Ya os hemos advertido en muchas ocasiones que una estrategia no es nada más que una ayuda con la que podréis contar siempre para llevar a cabo un plan de acción establecido. Debéis huir, como siempre os recordamos, de todos aquellos consejos que os intenten hacer creer que aplicar una estrategia es sinónimo de ganancias garantizadas o prolongadas en el tiempo.

Una estrategia es una ayuda, muchas veces indispensable, para todos aquellos jugadores que quieran llegar a tener éxito con las apuestas deportivas. Muchas de ellas han demostrado ya su éxito, al menos, a la hora de reducir los riesgos y minimizar las pérdidas. Mejorar tus ganancias sería la consecuencia lógica de estos dos puntos anteriores,

En cualquiera de las estrategias que podéis elegir deberéis tener bien en cuenta que, una vez que empecéis a usarla, deberéis llegar hasta el fin con ella. Es tan habitual como poco conveniente el abandonarla a mitad de camino o cambiarla por otra. Ese tipo de improvisación condena siempre al fracaso a vuestras apuestas.

 

¿Qué es el spread betting?

Cuando hablamos de spread betting nos estamos refiriendo  a otra de las muchas estrategias que existen especializadas en las apuestas deportivas. Ya hemos hablado de muchas otras en nuestra sección “Estrategia”, tales como las Under / Over, el sistema Parlay o el Paroli, por citar algunos ejemplos.

El spread betting tiene su origen en el mundo de las finanzas y ha alcanzado ya una enorme popularidad, muy especialmente, en el Reino Unido dados los resultados que se pueden alcanzar con su uso. Lo más destacado de esta estrategia es que ofrece enormes posibilidades de logar importantes beneficios especulando con el número total de acciones que tendrán lugar a lo largo de un evento deportivo en concreto.

Como es evidente, su nombre procede directamente del inglés y su significado es “propagación de apuestas”. Puede que conocer su traducción os haya ayudado a intuir ligeramente en qué puede consistir esta estrategia.

Su nombre hace referencia, en definitiva, a la posibilidad de apostar que nos ofrece a un número total de acciones durante el evento deportivo que hayamos seleccionado. Para ser más exactos, con el uso del spread betting lo que podemos hacer es apostar al número total de acciones que se llevarán a cabo durante el evento. Lo que puede seleccionar el usuario es si el número acabará siendo mayor o menor de un determinado margen que fijan siempre las propias casas de apuestas. Por daros un ejemplo claro que podríais encontraros en un partido de fútbol, diremos que con el spread betting podríamos apostar a ver si habrá más o menos de 11 saques de esquina. En el mundo del tenis, es habitual que veáis opciones de apuesta del tipo si habrá más o menos de tantos juegos disputados.  En el baloncesto, por ofreceros otro ejemplo más, no suele faltar en la oferta de las diferentes casas de apuestas la posibilidad de apostar si se anotarán más o menos puntos durante el partido que la cantidad que señale la casa.

Como decíamos, el origen de esta estrategia aplicada a las apuestas deportivas procede directamente del mundo financiero. En el universo de las finanzas,  el Spread Betting es una herramienta que da a los traders la posibilidad de beneficiarse de los movimientos al alza y a la baja de una rica y variada gama de mercados. Lo que estamos intentando decir es esta estrategia que aquí estamos analizando como tal, posee otras muchas aplicaciones y significados. Algunos de los mercados en los que no será para nada extraño encontrarse con este concepto son los índices de la bolsa, las divisas, acciones y bonos u otros mucho más específicos como pueden ser el oro o el petróleo.

 

Cómo usar el spread betting para aumentar nuestros beneficios

Queda claro, pues, que el spread betting no sirve para aquellas modalidades de apuesta en las que no se da en ningún momento un resultado concreto. Bien al contrario, lo que se hace con esta estrategia es realizar un pronóstico dentro de un evento en concreto, pero a una variedad de resultados, más o menos amplia. Resumiéndolo aún más, podemos decir que las ganancias que lograremos a través del uso del spread betting no serán nunca por un resultado concreto, sino más bien por total aproximación.

Este cambio en el hecho al que apostamos crea cierta confusión en muchos usuarios ya que es justamente lo contrario de lo que se hace habitualmente.  En cierto sentido, se trata de una estrategia muy parecida a las under / over, pero añadiendo esa característica del spread, bien sea a favor o en contra.

Deportes como el fútbol, por ejemplo, ofrecen múltiples modalidades de apuesta para poner en uso este tipo de estrategia. Ya hemos hablado del número de saques de esquina, pero hay mucho más. El número de goles que se producirán durante el partido o las tarjetas que verán los jugadores son solo algún ejemplo más.

Pero no queremos centrarnos solo en el deporte rey, ya que hay mucho más deportes en los que el spread betting tiene su sitio y su utilidad. En otra de las modalidades que ya hemos mencionado y que, por cierto, posee un enorme tirón entre los apostantes, es el tenis. No nos costará demasiado esfuerzo encontrar el spread para apostar al número de saques directos que se producirán en un partido o el número de juegos que se anotará un jugador determinado a lo largo de un set o un partido completo. También nos encontraremos con la posibilidad de apostar al total de dobles faltas o de roturas de servicio, por señalar algún ejemplo más.

También el baloncesto es un escenario propicio para encontrarnos con el spread betting. Las variantes son muchas en este deporte y ofrecen muchas posibilidades de aportar más emoción a nuestras apuestas. Quizás la modalidad más evidente es la de puntos totales anotados en un cuarto o en el partido completo, pero hay muchas más. Número de rebotes por equipo o de triples anotados pueden darle un aliciente de lo más atractivo a las predicciones que decidas hacer en el deporte de la canasta.

 

Conceptos importantes en el Spread Betting: compra y venta de apuestas

Ambos conceptos tienen una gran importancia a la hora de acercarnos al Spread Betting como una posibilidad real para nuestras apuestas. Todo dependerá del pronóstico al que decidamos apostar nuestro dinero. En función de eso, diremos que estamos comprando o vendiendo una apuesta. Ahora nos explicamos mejor.

Se dice que “compramos la apuesta” cuando pensamos que el total de acciones será finalmente mayor que el margen, esa cantidad que, como ya hemos indicado, viene  siempre fijada por las casas de apuestas deportivas. El número más alto de esos que nos señala la casa será de gran importancia ya que con él se puede calcular las ganancias que hemos ido logrando con nuestras apuestas.  Esto se hace de la siguiente manera:

 

-En el caso de que nuestra apuesta sea ganadora:

Ganancias= Apuesta x (Total de acciones – Número más alto)

 

-En el caso de que nuestra apuesta sea perdedora:

Pérdida = Apuestas x (Número más alto del margen – Total de acciones)

 

Cuando oímos hablar de “vender la apuesta”, esto significa que creemos que el total de acciones que se realizarán será menor que el margen que nos propone la casa de apuestas en cuestión. En este caso y para calcular las ganancias, el número que usaremos será el menor de los que nos ofrecen como margen.

-Apuesta ganadora:

Ganancias= Apuesta x (Número más bajo del margen – Total de acciones)

-Apuesta perdedora:

Pérdidas=  Apuesta x (Total de acciones – Número más bajo del margen)

 

Una vez que tenemos claras las ecuaciones que deberemos utilizar para estos cálculos, vamos a ver un ejemplo práctico para que quede un poco más claro este tema dentro de la estrategia Spread Betting.

Imaginemos que el margen que nos ofrece una casa de apuestas cualquiera en lo referente a número de saques de esquina totales en un partido es de 10-11. Nuestra opinión es que ese número acabará siendo mayor de 11 y decidimos apostarnos la cantidad de 100 euros a esa posibilidad. En este supuesto, nosotros estaríamos siendo los compradores de la apuesta por lo que veríamos hacer el cálculo siguiente:

-Imaginemos que el número de corners al final del partido es de 15. Los beneficios se calcularían de esta manera:

Beneficios= Apuesta de 100 euros x (15 – 11)= 400 euros.

-Imaginemos que el número de córners acaba siendo de 7:

Pérdidas = Apuesta de 100 euros x (11 – 7)= 400 euros.

 

Una vez aclarados estos importantes conceptos tanto en la teoría como en la práctica, debemos hablaros de una última cosa de especial relevancia de cara a vuestras apuestas futuras. Si os decidís a utilizar la estrategia del Spread Betting, debéis tener en cuenta que os exigirá unos amplios conocimientos del deporte en cuestión. Es cierto que permite la posibilidad de lograr buenos beneficios, pero la contrapartida es que no se trata de una estrategia apta para todos y solo los más expertos podrán sacarle todo el jugo que permite. Además, no la debéis usar hasta que no estéis plenamente seguros de que habéis comprendido perfectamente su dinámica. Queremos insistiros en ello ya que hacer uso del Spread Betting controlar hasta sus más mínimos detalles, es sinónimo de grandes pérdidas aseguras. Si en el caso de otras estrategias, todo lo que podía ocurrir era que perdierais lo apostado, ojo con el spread, porque puede tener consecuencias bastante peores.

En definitiva, en nuestro artículo de hoy, hemos intentado acercaros las características básicas de una de las estrategias de apuestas deportivas más complejas y profesionales. Como bien hemos señalado ya, sus posibilidades son muchas y muy variadas y puede hacernos ganar mucho dinero. Por el contrario, nos exige un mayor esfuerzo en lo relativo al grado de conocimiento que tengamos de nuestro deporte y correremos mayores riesgos de los que suelen ser habituales con otras estrategias.

Si eres ya un jugador con cierta experiencia y ya has probado diferentes estrategias, te recomendamos que pruebes también con el Spread Betting, una fórmula más arriesgada, pero que multiplicará tus sensaciones a la hora de apostar en tu deporte favorito.

 
Registrar en Bet365