Apostar a resultado exacto, ¿es una buena opción?

 

En nuestra sección “Estrategia”, hemos ido desgranando poco a poco la muchas posibilidades diferentes que tenemos a la hora de acercarnos a nuestras apuestas. En función del deporte o del evento que se trate, o incluso de nuestras propias posibilidades y objetivos, las estrategias que vamos a poder emplear son tantas y tan variadas que comprendemos que a veces cueste un poco decidirse por alguna de ellas.

Desde www.comparadorapuestas.net os hemos recomendado siempre, y seguiremos haciéndolo, que conozcáis cuantas más estrategias mejor. Esto tiene una enorme importancia ya que muchos jugadores acaban conformándose con una que ya conocen y no quieren probar más. En nuestra opinión, esto es un grave error ya que, solo al ir acumulando experiencia, estaríamos en disposición de probar otras mucho más potentes y especializadas que nos harían ganar más dinero. Eso sí, cualquier estrategia que os decidáis a probar, deberéis conocerla en profundidad antes y estar bien seguros de que podréis llevarla a cabo hasta el final, sabiéndoos retirar cuando sea necesario.

Otra de las cuestiones que os repetimos una y otra vez es que una estrategia nos es más que una guía, un camino por el que avanzar intentando conseguir buenos resultados para vuestras apuestas. Debéis huir siempre de todos aquellos que os hablan de ellas como si fueran garantía total y absoluta de éxito. En muchas webs, podemos llegar a leer que una estrategia determina garantiza ganancias continuadas. No creáis jamás en este tipo de afirmaciones porque solo os llevarán directamente hacia las pérdidas. Ninguna estrategia, ni las más complejas y profesionales, garantizan nada. Cabe recordar aquí las enormes ganancias que acumulan cada año las casas de apuestas. Ese dinero procede siempre directamente del bolsillo de los jugadores.

 

Resultado exacto

Es cierto, tal y como decíamos en la introducción, que existen cientos de estrategias para intentar maximizar nuestras ganancias en las apuestas deportivas. Como solemos indicaros, seleccionar la opción que pueda darnos mejores beneficios resulta bastante sencillo. Bastará con que observemos la cuota que ofrecen en ese mercado las casas de apuestas y empezar por ahí a decidir cómo queremos afrontar nuestras predicciones.

Uno de los mercados que mejores cuotas suele ofrecer es el de de resultado exacto. Ya por su propio nombre podremos intuir muy fácilmente de qué se trata y cuál será el objetivo de este tipo de apuesta. Deberemos acertar el resultado concreto y preciso que se dará en el evento deportivo que hayamos seleccionado para realizar nuestras apuestas.

A pesar de lo evidente de su nombre, no os preocupéis demasiado si en alguna casa de apuestas no la encontráis con ese nombre concreto. En muchas otras ocasiones aparecerá también como marcador exacto y sinónimos de ese estilo.

Esta modalidad de apuesta, puede encontrarse referida para numerosos deportes, pero debemos reconocer que suelen estar más dirigidas al mundo del fútbol. Tenis y balonmano, entre otros, son también de los más habituales para acertar el número de juegos, sets o goles con el que finalizarán los partidos.

En este tipo de apuestas y en lo que se refiere al fútbol, los resultados son ciertamente difíciles de predecir. No queremos engañar a nadie. Las cuotas en esta modalidad de juego son muy buenas en parte también porque se trata de una opción muy compleja.

Quizás más que en ninguna otra modalidad de apuesta, en esta es muy necesario conocer una serie de factores y trucos que pueden acabar siendo relevantes de cara al resultado final de nuestras apuestas. Las estadísticas señalan que nuestras posibilidades de acertar se sitúan en torno al 1.7 o superior, cifra que expresa bien a las claras su dificultad.

Vamos a ver algunos de esos consejos que os harán comprender las claves para este tipo de selecciones y con ello quizás también mejorar vuestros resultados.

En primer lugar, es interesante que empecéis apostando una single a un resultado en al menos 10 partidos de liga. Es una manera conservadora de comenzar, pero será la mejor para ir aumentando progresivamente el nivel de nuestras apuestas. Una vez que hayamos probado esta primera opción, pasaremos a las apuestas dobles. Elegiremos dos partidos en los que nos gustaría apostar. A continuación, colocaremos una pequeña cantidad de nuestro dinero en dobles, que no es otra cosa que el equipo que consideramos ganador en los dos encuentros. Todo eso lo multiplicaremos por las probabilidades que ofrece el evento en cuestión y veremos cómo ofrece buenas posibilidades de hacer dinero si se ejecuta todo con la prudencia necesaria.

Otra de las estrategias que podremos llevar adelante es la Lucky 15. Para ello, seleccionaremos 4 resultados correctos que estén situados alrededor del 16 / 1. Cubriremos todos los singles, dobles, triples y cuádruples con ellos. Los resultados correctos trabajarán perfectamente para las 15 posibilidades.

Por último, podremos emplear la fórmula de resultado exacto o el primer goleador doble objetivo. En esta posibilidad, es el jugador el que manda en todo momento. Manda en el primer goleador y manda también en la posibilidad de obtener una doble apuesta. Se trata, pues, de seleccionar dos goleadores dobles.

 

Una modalidad de apuesta con muy buenas cuotas

 

Como bien hemos señalado desde el arranque de este artículo, apostar nuestro dinero a resultado exacto supone un riesgo importante, pero que puede reportarnos buenas recompensas. Es un riesgo alto porque no es, ni mucho menos, fácil acertar con total exactitud un resultado. Pensad por un momento lo difícil que es ya acertar en las quinielas y eso que ahí no es el resultado numérico exacto lo que se busca. Son tantas las cuestiones que pueden hacer variar un resultado en fútbol, tenis, baloncesto o balonmano que, sin dad, estamos ante una de las modalidades de apuesta más complicadas para los usuarios de las diferentes casas.

Si la dificultad es alta, la rentabilidad de la misma también lo es. En las apuestas referidas a resultado exacto, las cuotas que ofrecen las casas de apuestas suelen ser siempre las más altas.

Por poneros uno de los ejemplos en los que más claramente se podrá observar esto, vamos a repasar las cuotas que ofrecía Bet365 en el último clásico entre el Real Madrid y el FC Barcelona. Hablamos, claro está, de la modalidad de apuesta “resultado exacto”. Ahí van las cuotas que se ofrecían con algunos resultados concretos:

-1-0: 10 euros                      -0-2: 19 euros

-2-0: 13 euros                     -0-3: 29 euros

-3-2: 21 euros                     -1-3: 21 euros

-4-3: 81 euros                     -0-4: 81 euros

-5-0: 101 euros                   -2-4: 51 euros

 
Registrar en Bet365 

 

Como podéis apreciar, todas ellas son cuotas verdaderamente dignas de tener en cuenta. Por cierto que el partido terminó con el resultado de 3 a 1 favorable a los locales, marcador que se pagaba a 17 euros por cada euro apostado.

Es evidente a la vista de todos estos datos que os ofrecemos que las posibilidades que tenemos de acertar se reducen de manera considerable debido a los muchos resultados que pueden acabar dándose. Por el contrario, en caso de acertar, vemos que las altas cuotas que nos ofrecen nos reportarían buenos beneficios con muy poco.

Uno de los resultados históricos en los duelos entre el Real Madrid y el FC Barcelona es el 5 a 0. A esa posibilidad se ofrecía una suculenta cuota de 101 euros por cada euro apostado, mientras que el empate a un gol era la peor de las opciones ya que tan solo se ofrecía 7.50 euros.

La cuota más alta de cuantas ofrecía Bet 365 se correspondía con el 5 a 4 como resultado final. En caso de haberse producido tal resultado, el apostante que hubiera jugado por ese marcador se habría embolsado, nada más y nada menos, que 451 euros por cada euro apostado.

A la vista de la dificultad que entraña acertar el resultado exacto, muchos apostantes deciden apostar pequeñas cantidades ya que, si se acierta, se tienen buenos resultados, pero sin arriesgar jamás demasiado dinero.

A pesar de que ya hemos aclarado que el fútbol se lleva buena parte del pastel de la apuestas a resultado exacto, existen otros deportes que no le van a la zaga. Es el caso del tenis, donde cada vez más jugadores se deciden por esta modalidad de apuesta. Sí es cierto que, por la propia naturaleza del tenis, se nos ofrecen más posibilidades. Podremos jugar al resultado exacto tanto en juegos como en sets, lo cual le da algún aliciente más a nuestras selecciones. Y aún hay más ya que podremos incluso apostar a resultado exacto en el número concreto de juegos en un set. Es cierto que, una vez más, al mismo tiempo que crecen las posibilidades de apuesta, lo hace también la dificultad para que logremos acertar. Esa no es más que la parte negativa de una cuestión en la que también veremos la parte buena. No es otra que, cuanto mayor sea la dificultad de acertar, mayor serán también las cuotas que se nos ofrezcan.

Debemos reconocer que, si es difícil acertar el resultado preciso en un partido de fútbol, qué decir acerca del número de juegos o sets en un duelo de tenis.

La idea de esta estrategia, teniendo muy en cuenta su enorme dificultad, es la de buscar al menos un acierto sin arriesgar mucho dinero. Sus elevadas cuotas nos permitirían sufragar las pérdidas que pudieran haberse producido e incluso dejarnos alguna ganancia. Además y en esta misma línea, muchos apostantes optan por combinar estas apuestas de resultado exacto con otras, como por ejemplo, las over / under. Si acertamos un resultado y además también que se iban a producir menos de 3.5 goles, por ejemplo, las ganancias que lograremos van a cubrir con creces las pérdidas del resto de resultados no acertados.

El resumen de todo cuanto os hemos explicado hasta el momento es que la estrategia de apostar al resultado exacto, sea el deporte que sea, es una opción mucho más arriesgada que cualquier otra. Justamente esa es la razón por la que las casas de apuestas acaban ofreciendo siempre mejores cuotas. Esto no quiere decir que no debamos apostar en esta modalidad, en absoluto. Ya hemos visto que pocos aciertos servirán ya para cubrir los errores y además nos ofrece muchas posibilidades de combinación que mejorarán aún más nuestros resultados.

En definitiva, estamos ante una modalidad de apuesta que supondrá un enorme reto para los grandes amantes del deporte. Nos exigirá un profundo conocimiento de los rivales, por supuesto, pero ni siquiera es nos garantizará buenos resultados. Una opción de máximo riesgo, pero con excelentes réditos si nos decidimos a jugar en ella. Nuestro consejo es que todo buen apostante debe jugar en esta modalidad aunque en ningún caso deberá ser la única. Si aún no la has probado os recomendamos que lo hagáis. Cualquier mínimo cambio en el resultado de un evento serán más dosis de emoción para vuestras apuestas.