Promociones y ofertas de la casa Paf

paf-logo-high-resEl juego online se ha convertido en una de las principales actividades de ocio y, en cierta manera, de negocio de muchos españoles. Por eso, en los últimos años han aterrizado en España compañías veteranas del ramo como la británica William Hill, de la que te hablamos en otro de nuestros artículos, o la finlandesa Paf. Tan en boga está el juego on line que la Comisión Europea celebró el pasado 6 de noviembre una mesa redonda sobre el juego on line en Madrid. Y es que “la realidad del juego ha cambiado en España” como indica Carlos Hernández Rivera, director general de Ordenación del Juego del Ministerio de Hacienda. “Internet ha contribuido de manera decisiva a entender el juego como una actividad de ocio y entretenimiento no como algo pernicioso”, ha aclarado Hernández Rivera. Este nuevo enfoque es, precisamente, el que anima a que cada vez más usuarios se aventuren en el fascinante mundo de las apuestas donde no sólo se divierten sino que además pueden sacar un dinero extra. De ahí que nuevas y viejas compañías estén compitiendo por hacerse un hueco en el mercado. Y España no es ninguna excepción, más bien todo lo contrario. Te lo contamos con el ejemplo de Paf.

 
Registrar en paf.com  

Bono de bienvenida para apuestas deportivas: apuesta 20€ y si pierdes Paf te los devuelve

Viene siendo ya costumbre entre las casas de apuestas ofrecer un bono de bienvenida a sus nuevos clientes. En este caso, Paf te ofrece la posibilidad de hacer una primera apuesta de 20€ y si la pierdes te reembolsa esa misma cantidad. Otras casas como William Hill, Bet 365 o Betfair ofrecen cantidades superiores como un bono de hasta 100 € en los casos citados; si bien, hay que destacar que establecen como condición para retirar los fondos que se hagan apuestas por la misma cantidad multiplicada por un determinado cociente (a veces has de hacer la apuesta por ese monto tres veces y otras hasta cinco).

Para aprovechar esta promoción debes, en primer lugar, abrirte tu cuenta en Paf. Deberás rellenar el formulario con tus datos personales y validar tu identidad vinculando la cuenta a un correo electrónico. Ten en cuenta que en el apartado donde dice “un momento tengo un código de bono” deberás clicar e insertar el siguiente código: PAFAPUESTA. A continuación, tienes que hacer un ingreso de 20€ y apostarlo en el plazo de 7 días. Si pierdes, PAF te devolverá el importe de la tirada (20 EUR) en el plazo de 72 horas. No obstante, para poder retirar las ganancias -si las hubo- has de jugar un mínimo de 10€ en las máquinas tragaperras de PAF.

Ten en cuenta que esta promoción es válida para los residentes en España y estará en vigor hasta el 31 de diciembre de 2015.

bonobienvenidapaf

Bono tragaperras de hasta 200€ en Paf

Si tu afición son las máquinas tragaperras Paf te ofrece la posibilidad de disfrutar de un bono de hasta 200 EUR bonificable al 100%. Para liberar el bono es necesario, en primer lugar, abrirse una cuenta propia en Paf. A continuación, se cumplimenta el formulario con tus datos, dirección de correo electrónico etc. Tras aceptar los términos y condiciones y la política de confidencialidad de Paf y cumplir el requisito de la mayoría de edad, veremos –justo debajo- enunciado “Un momento, tengo un código de bono”. Al pulsar sobre esta opción se nos abrirá un recuadro en el que insertaremos la palabra BONO. A continuación, haremos un depósito inicial por una cantidad que habrá de ser superior o igual a 10 EUR. Esta cantidad te será bonificada hasta llegar a los 200€.

Con todo, se establecen otros requisitos para disfrutar de esta promoción tal y como viene recogido en los “términos y condiciones”. Entre las más destacables figura la necesidad de jugar en las máquinas tragaperras 30 veces el monto del depósito antes de que finalice la promoción, es decir, antes de que acabe el año 2015. Otras casas como William Hill también ofrecen promociones similares.

 

Paf, Récord Guinness en premios millonarios

La compañía Paf fue recientemente la causante de que una finlandesa tuviera “el día más feliz de su vida”. El grito de júbilo no es de extrañar dado que la señora se llevó un bote de 3.020.482 euros del slot Mega Fortune Dreams por una apuesta que había hecho de 40 céntimos.

Y quizá ni siquiera sea una casualidad pues Paf ostenta el Récord Guinnes por haber otorgado el mayor premio de spots de la historia. Esto ocurrió el 20 de enero de 2013 cuando uno de sus clientes se llevó la ingente cantidad de, nada más y menos que, 17 millones de euros.

 

En 2016 Paf cumplirá sus 50 años de historia defendiendo causas sociales

Paf es una empresa finlandesa sita en las legendarias Islas Aaland. Su actividad se desarrolla únicamente en Internet y, dato curioso, también podemos apostar en Paf cuando estemos a bordo de un barco. Paf ofrece todo tipo de juegos de azar al usuario: casino, loterías, apuestas deportivas, juegos de habilidad, tragaperras o póquer.

Paf nace allá por octubre del año 1966 en tanto que organización no gubernamental sin ánimo de lucro para fines benéficos. Entre sus socios fundadores figuraban ONGs como Save the Children o la Cruz Roja Finesa que buscaban así hacer aflorar fondos para causas humanitarias y sociales. De hecho, hoy en día muchos de sus beneficios se destinan a causas benéficas. Precisamente, en 2014, Paf se alzó con el premio a la compañía de juegos de azar más responsable socialmente otorgado por eGaming Review.

Hoy en día Paf es una de las principales compañías de este sector y se ha expandido a nivel internacional gracias a Internet. La compañía aterrizó en España recientemente y le fue concedida una licencia habilitante para operar en nuestro país, por lo que está sometida a la regulación en vigor, es decir, la Ley del Juego 13/2011. Hay que destacar por lo demás que Paf ha sido patrocinador del equipo de fútbol Atlético de Madrid y su logotipo lo hemos podido ver en camisetas, equipación o en el propio Calderón.

 

El sueño dorado del juego online en España: crisis significa oportunidad

 Cerca de un millón de personas apuestan online en España; grandes nombres del póquer online, como Raúl Mestre, proceden de nuestro país; y no hay fiesta que se precie que no tenga dedicado un número de la Lotería. Y es que en España somos aficionados al fútbol pero también a apostar. Y cuando se juntan ambos productos, el resultado es innegable. Por afición o por querer ganar un dinerillo extra, el caso es que se convierte en una actividad cada vez más cotidiana y fácil gracias a los dispositivos electrónicos (ordenador, portátil, smartphone, tableta).  A todo esto se suma la regulación del sector, en vigor desde mayo de 2011, que aporta fiabilidad y garantías a la ecuación. De ahí que no extrañe lo abultado de las cifras que arroja un sector donde no hay crisis sino oportunidad. Según los datos aportados por el informe de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) para el primer trimestre de 2015, este sector de actividad tuvo una producción de en torno a los dos millones de euros. Esto supone así un aumento equivalente al 6,5% en comparación con las cifras del mismo periodo del año antecedente. Dicho porcentaje se eleva al 24,5% si lo tomamos en intervalo interanual.  Una cuarta parte de la cifra total se debe al negocio del póquer on line; mientras que un 23,6% procede de los juegos de casino; el tercer lugar es ocupado por el popular bingo; y, en último lugar, figuran los concursos.

3d illustration of a stack of multi colored poker chips sitting on top of an open laptop computer on a dark red reflective surface

 

Este sería el ránking si atendemos únicamente a la distribución de ingresos derivada de los juegos de azar on line. Sin embargo, observamos que las posiciones cambian si analizamos las cifras según el crecimiento de cada uno de estos subsectores. Así, por ejemplo, las apuestas ocupan el primer lugar de la lista con un crecimiento explosivo del 14,78% respecto al año anterior, le sigue a larga distancia el ámbito de los juegos de casino con un 5,7%. A diferencia con lo que ocurre con las apuestas y los juegos de casino, el resto de partidas registra descensos: muy destacado en el caso de los concursos (-46,29%), y más leve en los casos de póker (-2,72%) o bingo (-0,19%).

Tal y como recoge el Informe del año 2014 Jugador Online en España publicado por la DGOJ, hubo casi un millón de personas en nuestro país que hicieron alguna apuesta durante el año. Y se prevé un fuerte aumento en el año 2015. En virtud de los datos extraídos de estos informes se habría producido un aumento de un 10,4% en el primer trimestre de 2015 en comparación con el último trimestre de 2014. Dicho porcentaje se eleva a un 20,2% en comparación con los datos del primer trimestre de 2014.

El perfil del jugador on line español, según esta misma fuente, corresponde en un abrumador 87% con hombres y únicamente un 13% corresponde a mujeres. En cuanto a lo que gastamos en el juego, la media asciende a 243€. Dicha media varía sobre manera según las franjas de edad. Así los más jóvenes suelen invertir en torno a 60€ al año en el juego; frente a los 448€ que suelen gastar los de mediana edad.

 

Evitar el fraude, una prioridad para la Administración y los operadores privados

La entrada en vigor de la Ley del Juego supuso crear un marco regulador único para todos los operadores de esta actividad. Con todo, y pese a los muchos progresos que la ley y sus actualizaciones vienen representando, propios y ajenos siguen sufriendo las consecuencias de los fraudes, sobre todo en las apuestas deportivas por el amaño de partidos.

En muchas ocasiones, se ha señalado a las casas de apuestas como el causante del problema. “He escuchado decir que somos el demonio cuando hay un problema de partidos amañados”, reconoce Albin Tiusanen director general de Paf en España, “pero no es así; desde hace muchos años se ha apostado, no es nada nuevo, y creo que la solución es que trabajemos todos juntos pues acabar con los amaños va en beneficio de todos”. Luchar contra estos fraudes es una de las máximas de la empresa. “Tenemos una serie de filtros, gente que analiza casi en tiempo real cómo se desarrolla un partido. Lo normal es que detectemos en un evento que no es importante la entrada de grandes cantidades de dinero o de apostantes. Ahí es cuando sabemos que podría haber fraude y lo que hacemos es congelar el partido y quitarlo de las apuestas. Lo pasamos a las autoridades, devolvemos el dinero a los que habían apostado al evento y se inicia una investigación”, explica Tiusanen. “No somos el enemigo, somos una herramienta para intentar acabar con el fraude”, sentencia el director general de Paf en España.

 
Registrar en paf.com