Principios rentables en las apuestas deportivas

 

A lo largo de nuestra experiencia en el mundo de las apuestas deportivas hemos podido comprobar que muchas personas están convencidas de que ganar en las apuestas es muy fácil y que apenas requiere mayor esfuerzo que el de colocar su dinero en uno u otro evento deportivo.

En las apuestas, la suerte juega su papel, obviamente, pero ni mucho menos es todo lo que se necesita para acabar ganando…o por lo menos para no acabar perdiéndolo todo.

Como para otras muchas cosas de esta vida es necesaria la elaboración de un buen plan de actuación que se lleve a cabo después de manera seria y rigurosa. En la red encontraréis opiniones para todos los gustos. Es cierto que hay gente que gana dinero en las apuestas, pero también lo es que hay otra mucha gente que lo pierde.

Existe una enorme diferencia entre estos dos grupos, pero que acabes viéndote en uno de ellos no es algo que dependa de grandes cambios.

En este artículo iremos viendo muchos de los principios que nos ayudarán a mejorar nuestras apuestas así como otros muchos que, simplemente, ayudarán a alejarnos de errores comunes que nos llevan al fracaso.

Principios rentables en las apuestas deportivas

Cómo conseguir una buena rentabilidad para nuestras apuestas deportivas

 

En muchos de los artículos que os ofrecemos en nuestra web, hemos incidido en la imperiosa necesidad de que fijéis de antemano un presupuesto para vuestras apuestas deportivas. Es la cantidad de dinero que conoceremos con el nombre de bankroll y será una suma que en ningún momento afectará a nuestra economía personal o familiar, en caso de perderla por completo. Deberás tener muy en cuenta tu propia situación económica dejando a un lado cualquier consejo que veas en la red ya que nadie mejor que tú conocerá tus posibilidades económicas y otros ejemplos de nada te valdrán.

Una vez que hayas decidido tu bankroll, deberás establecer qué cantidad de ese dinero quieres jugar en cada apuesta que realices. Lo que se suele recomendar en este sentido es que se apueste la misma cantidad siempre, una cantidad que conoceremos con el nombre de “unidad de apuesta”.

Fijar esa unidad de apuestas es una de las características más personales de cualquier apostante ya que vendrá definida en buena medida por el carácter de la persona en concreto. Si eres un jugador más conservador que agresivo, entonces, muy probablemente tu unidad de apuesta acabe siendo más baja que si tu carácter es justo el contrario.

Puedes tomar como referencia el 1 % del bankroll total del que dispongas, pero bien es cierto que muchos jugadores lo consideran demasiado bajo y lo llevan has el 1,5 o incluso el 5 %. Como decimos esta decisión es 100 % personal y dependerá de dos variables: el bankroll del que dispongamos y nuestro carácter como apostantes.

La fijación clara de la unidad de apuesta con la que vayamos a jugar es absolutamente fundamental y debe ser respetada en todo momento si queremos obtener una buena rentabilidad.  Hemos visto en infinidad de ocasiones, cómo jugadores con muy poca disciplina en este sentido han visto desaparecer su dinero tras importantes pérdidas. Cambiar la unidad de apuesta no es una buena estrategia, tal y como confirma la experiencia de muchos jugadores. Si ponemos grandes sumas, podremos perder mucho y si ponemos cifras pequeñas podemos ver cómo incluso con una tasa de acierto del 60 % seguiremos con pérdidas. Es necesario encontrar una unidad de apuesta equilibrada y que nos aporte una rentabilidad.

casas_apuestas_deportivas

Mucho cuidado con variar esa unidad por el mero hecho de que un evento nos guste más que otro. Ese motivo no es suficiente para que metamos más dinero en juego.

Otro consejo que os será sin duda muy útil es el que dice que no debemos arriesgar jamás más de la mitad de nuestros fondos. Suele ser una tentación  de lo más habitual cuando venimos de sufrir una mala racha. Queremos remontarla rápidamente y nos parece ver que una apuesta potente en unos de los eventos nos resarcirá. Cuidado con este tipo de pensamientos porque podríamos empeorar notablemente nuestra situación y hay estrategias mucho mejores para pasar las malas rachas.

 

La información: ese bien tan preciado

 

En muchos de nuestros artículos hemos señalado la especial importancia que tiene para el jugador que quiere tener éxito la información. El deporte es un elemento en el que entran en juego numerosos factores y todos ellos son importantes a la hora de apostar.

Los días antes de la celebración de cualquier evento deportivo son fundamentales para su resultado y, por lo tanto, también para nuestras apuestas.

Antes de realizarlas, deberemos recoger toda la información de relevancia que consigamos sobre los equipos, jugadores, púgiles o lo que sea porque en esa información estarán las claves del resultado final.

Debes saber que muchos de los jugadores que podríamos considerar como profesionales reconocen pasar entre 20 y 40 horas a la semana investigando los deportes en los apuestan habitualmente.

Cualquier dato o estadística puede sernos de gran utilidad. Deberemos comprobar las rachas con las que llegan unos y otros al evento, los estados de forma, posibles lesiones, altas, bajas, estado de ánimo de los contendientes, incluso la climatología puede jugar un factor importante en según qué deportes. Cuanta más información manejes, menos espacio dejas al azar.

Hoy en día, Internet nos ha dotado de todas las herramientas que necesitamos para acceder a toda esa información. Podrás acceder con enorme facilidad a multitud de sitios webs en los que se te ofrecerán todas noticias y estadísticas que necesites. Los diarios son, evidentemente, una buena fuente de información.

También puedes acceder a los numerosos foros que existen ya especializados en apuestas deportivas. Muchos jugadores tienden a compartir en ellos la información de la que disponen o simplemente exponen sus dudas que son resueltas por otros usuarios. De todo ello podrás extraer una valiosa información. Un jugador individual sería incapaz de llegar a toda la información de ahí la valía enorme de este tipo de sitios en los que se comparte información.

En definitiva, todo lo que buscamos recabando toda esta información es que nuestra apuesta esté perfectamente fundada a la hora de hacerlo. Lamentablemente ni con eso tendríamos garantía de éxito, pero sí muchas más posibilidades de acierto.

apuestas-deportivas-de-futbol

Es evidente que no muchos de nosotros disponemos de 40 horas semanales para recabar toda la información de la que estamos hablando así que no sería mala idea recurrir a sistemas informáticos de apuestas que te ofrecen lo más destacado de modo resumido en forma de estadísticas, herramientas de apuesta…

 Principios rentables en las apuestas deportivas

Elige y ejecuta tu estrategia

 

Si ya hemos dicho que es fundamental establecer el presupuesto del que dispondremos para apostar, no menos importante es decidir y llevar a cabo la estrategia que mejor se adapte a nuestras necesidades y objetivos.

En multitud de sitios web podréis acercaros a las muchas estrategias que existen ya para apuestas deportivas. En este sentido, es muy importante que tengáis en cuenta una importante consideración antes de seguir adelante. Las estrategias nos son ninguna garantía de éxito para quien las aplica aunque lo haga perfectamente y sin errores.

Muchos chats y páginas web han hecho creer a muchos usuarios que esas estrategias son infalibles y que uso supone ganancias aseguradas. Nada está más lejos de la realidad.

No debemos olvidar en ningún momento que estamos jugando contra poderosas empresas de carácter multinacional que poseen importantes herramientas informáticas así como un arsenal de gente a su disposición para analizar cualquier dato que sea relevante para un evento. Por supuesto, sus cuotas son calculadas con extraordinaria precisión para que no se pierda ni un céntimo.

Cada año, este tipo de empresas arrojan unos datos económicos mejores y debemos tener claro que ese dinero procede, en buena medida, de los bolsillos de sus usuarios.

A todo lo dicho habría que sumar algo ajeno a las empresas, pero inherente al juego en sí. Las probabilidades estadísticas están siempre en contra del jugador. Es una cuestión matemática.

Pese a todo lo dicho es cierto que existe un espacio para las ganancias, de lo contrario, nadie en su sano juicio jugaría jamás. Una cosa es que exista la posibilidad de ganar y otra bien diferente es que esto sea posible con una enorme continuidad en el tiempo. Cierto es también que existen personas que lo logran, pero eso tiene una explicación. Lo logran gracias a ganarle al resto de usuarios mucho más que de ganarle a la casa de apuestas.

En nuestra web www.comparadorapuestas.net podrás encontrar la descripción pormenorizada de muchas de esas estrategias. Como siempre, piensa en la que mejor se adapte a ti mismo como apostante: qué deporte prefieres para apostar en él, de qué bankroll dispones y hasta dónde quieres llegar.

Si una parte importante de todo esto es elegir bien la estrategia que quieres utilizar, casi lo es más el ejecutarla correctamente. Muchos jugadores se dejan llevar por la tensión o la emoción del momento y varían su estrategia o el modo de ejecutarla muchas veces durante el mismo evento. Esto es un grave error más habitual de lo que podría parecer y que puede suponer importante pérdidas.

 

En resumen, todo lo que os hemos aportado en este artículo no son más que consejos, guías de actuación que podrán ayudaros a la hora de apostar. La elaboración de ese plan de acción que os señalamos al principio pasa por varios momentos: primero, la fijación de nuestros propios parámetros económicos (de cuánto dinero disponemos en total y cuanto nos gustaría jugar en cada apuesta); segundo; la decisión acerca de qué tipo de evento deportivo es en el que queremos jugar y comenzar con la recopilación de toda la información que podamos para que lleguemos al momento de la apuesta en la mejor situación que nos sea posible; y tercero, el establecimiento y ejecución de la estrategia de juego que mejor se adapte a nuestros gustos, parámetros económicos y necesidades.

Es evidente que nadie puede conseguir ganar constantemente y que nadie puede enseñaros a hacer las selecciones correctas cada vez que os decidáis a apostar. Pese a eso, estamos seguros de que, si seguís estos consejos y los usáis de un modo correcto, podréis alcanzar la ratio de aciertos en la que ya se obtienen beneficios y que no es otra que el 60 %, aproximadamente.