Mundial 2026: la FIFA anuncia que habrá 48 equipos

Corren nuevos tiempos en la FIFA. La llegada a la presidencia de Gianni Infantino empieza a notarse y el máximo organismo del fútbol mundial empieza a tomar decisiones de peso. Desde hace meses, eran muchos los rumores que apuntaban hacia una ampliación de la Copa del Mundo y la decisión está tomada. El Mundial de 2026, cuya sede aún no se conoce, pero todo apunta a que será en los Estados Unidos y Canadá, contará con 48 selecciones en su fase final en lugar de los 32 que tenía hasta ahora.

La organización fundamental de esta fase final será que los equipos se dividirán en 16 grupos de tres equipos cada uno. Los mejores de cada uno de los grupos estarán clasificados de manera directa para los dieciseisavos de final. A partir de esa ronda, el Mundial se decidirá en el tradicional formato de eliminación directa hasta conocer al ganador final.

Pese a la carga extra de esfuerzo que esto puede suponer para los equipos y los jugadores, una de las bazas que ha querido jugar el presidente de la FIFA para defender el nuevo modelo es que esto no es así. Analizando detenidamente su decisión, hemos podido comprobar que cada selección nacional clasificada para ese Mundial acabaría jugando un máximo de 7 partidos, exactamente los mismos que juegan ahora. Según fuentes muy cercanas a la FIFA, esta cuestión ha acabado siendo clave para que Infantino lograse aprobar su idea por unanimidad.

Uno de los organismos que con más entusiasmo ha recibido la noticia es la todopoderosa UEFA. El máximo órgano del fútbol europeo se ha mostrado de manera oficial muy feliz “con este nuevo formato de competición para el Mundial 2026 debido a que el nuevo formato no incrementará la carga de partidos de los jugadores. También nos aseguramos de que los intereses de los clubs continúan siendo protegidos”. Son palabras textuales extraídas del comunicado oficial que ha emitido la UEFA tras conocerse la decisión.

Sin embargo, esta aprobación no significa en modo alguno que la medida no haya contado con una enorme oposición y que sean muchas las voces que ya se hayan elevado en contra de esta decisión. Podemos decir aquello de que la FIFA, con Infantino a la cabeza, se ha salido con la suya, pero que deberá lidiar con poderosas voces contrarias. Sin lugar a dudas, la principal entre todas ellas es la de la Federación Alemana de fútbol y la de la Asociación Europea de Clubs (ECA). La posición de estas dos entidades fue contraria al proyecto de la FIFA de este Mundial de 48 equipos, pero no lograron apoyos reales para que no se produjera su aprobación. Tras el acuerdo, tanto los alemanes como la ECA han dicho ya que se niegan a admitir estos cambios por considerarlos totalmente precipitados y que van en contra de los intereses de los equipos. La ECA incluso ha ido un poco más allá al tildar la medida de política más que deporte. Queda claro que la polémica continuará durante algún tiempo más.

Un Mundial más abierto, la idea fundamental

Muchos de los que han conocido en estos días la decisión de la FIFA se habrán preguntado el porqué de este cambio. ¿Qué necesidad había de cambiar el modelo de un torneo que bate récords en cada edición que se celebra? La respuesta la podemos encontrar de la mano de su máximo ideólogo, el ex futbolista croata Zvonomir Boban. La idea no es otra que la de lograr hacer un Mundial mucho más abierto a equipos que, con el formato actual, tenían muy difícil lograr su pase a una fase final. La FIFA pretende que este aumento del número de selecciones presentes en la fase final del Mundial haga que muchos más equipos cuenten con opciones reales de clasificarse, algo que animaría mucho las fases de clasificación. Si bien es cierto que podemos ver un beneficio en este aspecto, también hay voces que han criticado la nueva primera fase del Mundial ya que con grupos de 3 equipos y dos puestos para clasificarse, las especulaciones con los resultados aumentarán, sin duda.

Pero habrá muchos más cambios en la fase final de ese Mundial de 2026. Algunos de los mismo los conocemos ya, pero irán apareciendo muchos otros a medida que se acerque la cita. Boban, responsable de desarrollo de fútbol de la FIFA, tiene en mente la idea de proponer que no existan las prórrogas hasta las semifinales y al final del Mundial y que, en caso de empate en fases anteriores, todo se decida directamente en la tanda de penaltis. De hacerse realidad, se trataría de una nueva medida encaminada a reducir en la medida de lo posible el esfuerzo al que se ven sometidos cada temporada los jugadores.

Además, otro de los cambios que suena con más fuerza tiene que ver con evitar los acuerdos entre equipos para legar a resultados que beneficien a ambos. Son los conocidos como “biscotti” de los que tanto hablamos en cada evento de este tipo. La idea es que los equipos cabezas de serie jueguen los dos primeros partidos del grupo para evitar ese tipo de situaciones.

Más cambios con respecto al modelo actual

Otro de los aspectos que va a ser modificado con este nuevo Mundial de 48 equipos es que el ranking pasará a tener aún mayor importancia. De hecho, si bien ahora no pasa de ser casi que una mera estadística, con el cambio que ha propuesto Infantino, el ranking FIFA pasa a ser vital para el Mundial.

Una de las primeras cuestiones que van a cambiar en este aspecto es que ya no se tendrán en cuenta los partidos amistosos para elaborar esta clasificación. Además, se dejará de publicar la clasificación de manera mensual y solo la conoceremos cada 3 o 4 meses y se modificarán los cocientes. Es muy probable que se acaben incorporando también los resultados históricos anteriores de cada equipo para completar esa clasificación.

Todas estas modificaciones aún no han sido aprobadas ya que serán estudiadas con detenimiento en el próximo congreso de la FIFA del mes de mayo.

Más incierta es todavía la cuestión de cuál será la sede que finalmente acoja este Mundial de nuevo formato. Como os decíamos antes, muchos señalan la posibilidad de que a los Estados Unidos y Canadá se les uniera también México. Dada la situación política actual, parece poco probable que esto pudiera suceder por lo que no se descarta la irrupción de otras posibles sedes. Algunos medios de comunicación han publicado la supuesta intención de Marruecos de presentar su candidatura. Veremos.

Aprobación por unanimidad de las Confederaciones

El cambio al nuevo formato de Mundial para el año 2026 se produjo gracias a la respuesta afirmativa de las diferentes confederaciones del fútbol mundial en una reunión celebrada en Zurich (Suiza). La votación, de hecho, resultó ser un mero trámite debido a que ya se conocía la buena acogida de la propuesta entre los diferentes organismos.

Una de las cuestiones que no se abordaron y que deberán ser materia de estudio en los próximos meses es la de los cupos, es decir, cuál será el número de equipos que acudirán al Mundial por cada una de las distintas confederaciones. A pesar de esto, sí se sabe ya que una de las grandes beneficiadas con este cambio de modelo será África, que podrá contar con 9 equipos por los 5 que tenía hasta este momento.

Los rumores que nos llegan desde el entorno del máximo órgano del fútbol internacional apuntan a que el Mundial de 2026 contaría con la siguiente distribución por confederaciones: para Europa serían 16, 6.5 para Sudamérica, 9.5 para África, 6.5 para Centroamérica, 8.5 para Asia y 1 para Oceanía. Haciendo la suma salen los 48 equipos de los que hemos estado hablando. Tened en cuenta que, todas aquellas confederaciones que cuentan con medio punto tendrán que ganarse su clasificación a través de un partido de desempate contra otra confederación. Este sistema ya se aplica en el modelo actual entre los equipos de África, la Commebol, Asia, Oceanía y a Concacaf.

Con esta variante, se abren ciertas incógnitas sobre algunos de los equipos y su actual ubicación en una u otra confederación. Esto es algo que puede afectar directamente a Australia. En su momento, decidió pasar a Asia, abandonando así Oceanía por intereses propios. Con este nuevo formato, quizás querría volver a Oceanía ya que dispondría de la posibilidad de clasificarse de manera directa. Son cuestiones que ahora mismo se desconocen, pero para la que aún tenemos tiempo.

La historia del Mundial y su constante crecimiento

A pesar de la polémica que ha levantado este aumento del número de selecciones que jugarán el Mundial de 2026, lo cierto es que desde el mismo nacimiento de la competición, las ampliaciones han sido una constante.

Para constatarlo, bastará con echar una simple mirada a la historia de la Copa del Mundo. En su primera edición, allá por el año 1930, el Mundial de Uruguay contó con la participación de tan solo 13 selecciones. Después de aquella primera edición, lo habitual y constante fue que a cada Mundial acudieran 16 selecciones nacionales.

El Mundial no experimentó cambios sustanciales hasta muchos años después. El primero de ellos llegaría en el Mundial de Alemania disputado en 1974. Tras la primera ronda, dejaron de jugarse eliminatorias para celebrarse otra fase con dos grupos de 4 equipos cada uno.  Los ganadores de cada uno de ellos se jugaban el título a partido único y los dos segundos iban directamente a por el tercer y cuarto puesto.

La segunda ocasión en la que se varió el número de participantes fue en la Copa del Mundo de España en 1982. Los clasificados pasaron de 16 a 24 como resultado del espectacular aumento de países que se habían afiliado a la FIFA (más de 100 en aquellos momentos).

El formato de 32 equipos con el que se jugaba hasta ahora apareció por vez primera en el Mundial de Francia en 1998 ya que la FIFA había alcanzado ya los 174 afiliados.

El máximo organismo del fútbol mundial cuenta hoy en día con 211 países. Ese es el principal motivo por el que incrementa el número de equipos en el Mundial. La FIFA pretende subir el porcentaje de sus afiliados que puedan acudir a la Copa del Mundo.

Muchos son de la opinión que este cambio de modelo en el Mundial no va a afectar en nada a nivel deportivo. Sin embargo, la propia FIFA ha dejado claro ya que sí lo hará en el apartado puramente económico. Desde Suiza estiman que los beneficios aumentarán alrededor de un 35 %. Sus previsiones de ingresos se sitúan en unos 600 millones de euros más de los que se recaudarán en Rusia. Sin duda, una medida realmente perfecta, si tomamos por ciertas estas cifras.

 

Aún quedan muchos detalles por conocer acerca del nuevo modelo de Mundial que parece será implantado a partir del 2026. Lo que parece claro es la tendencia de la propia FIFA a aumentar el número de equipos clasificados. Lo que más debe importar a los seguidores del fútbol y de las apuestas on line es el nivel de ese campeonato. Más equipos en liza no tiene por qué suponer más nivel, pero tampoco necesariamente lo contrario. Nosotros seguiremos bien atentos para daros cualquier novedad que se vaya produciendo en este tema. Sea cual sea el resultado final, estamos seguros de que nuestra pasión por el fútbol no hará otra cosa que crecer más y más.

 
Registrar en Bet365