Así es el método Trixie

comparador apuestas

Las apuestas deportivas son una excelente forma de combinar tu pasión por el deporte con la emoción que supone apostar algo de dinero en aquellos eventos que más te gusten. Se trata de una forma de ocio que, como sabéis, no ha dejado de sumar seguidores en los últimos años y la tendencia que se anuncia parece indicar que así seguirá.

Sin embargo, debemos huir de todas aquellas informaciones que nos hablan de las apuestas como una actividad sencilla en la que es muy fácil obtener ganancias de manera continuada.  No es así. Las técnicas milagrosas que muchos pregonan no existen y solo un profundo trabajo por parte del jugador puede hacerle ganar con las apuestas.

Tal y como hemos expuesto en muchos de nuestros artículos, existen muchas y variadas claves que harán que nuestras apuestas lleguen a buen puerto. Una sólida información acerca del deporte y el evento que queramos seguir, un buen control de nuestras propias posibilidades económicas y un conocimiento pormenorizado de la estrategia que queramos seguir son las claves que deberemos manejar.

Vamos a detenernos hoy en este último punto ya que, como sabéis, una buena estrategia puede ayudarnos de manera importante. La primera aclaración previa que debemos haceros es que una estrategia no es más que un camino a seguir, una vía por la que avanzaremos con mayor seguridad. Esto no quiere decir en ningún caso que vayamos a asegurarnos grandes ganancias solo por usar tal o cual método, pero se ha demostrado que su aplicación ayuda de manera definitiva a mejorar nuestras expectativas y, sobre todo, a minimizar riesgos y errores.

Los seguidores de www.comparadorapuestas.net ya sabéis que en nuestra sección “Estrategia” os hemos ido descubriendo muchas de las técnicas que han demostrado su utilidad. No olvidéis nunca tener bien en cuenta que no todas las estrategias sirven para todos los apostantes ni para todos los deportes. Saber decidirse por la que más y mejor se adapte a nuestras preferencias es una de las claves que nos van a llevar hasta unos mejores resultados.

Apuestas combinadas: ¿qué son?

 

En el artículo de hoy nos hemos decidido a acercaros a una de las modalidades de apuesta combinada que mejores resultados ha demostrado en la práctica. Pero antes de centrarnos en ella, creemos importante recordaros a todos qué son y en qué consisten las apuestas combinadas. Disculpen el añadido aquellos jugadores con mayor experiencia, pero intentamos ayudar también a los debutantes.

Una apuesta combinada es aquella en la que el apostante combina dos o más eventos deportivos. Uno de los elementos positivos de este tipo de apuestas es que la cuota aumenta porque se multiplican las cuotas de cada elección. Digamos que la posibilidad de obtener ganancias es mayor, pero también lo es el riesgo que corremos al decidirnos por esta modalidad de apuesta.

Para que se considere acertada esta apuesta deberemos acertar todos los eventos seleccionados. Por poner un ejemplo fácil, si combinamos apuestas en tres partidos de la liga española con cuotas 1, 2 y 1 la cuota total será de 3. Lo que quiere decir esto en la práctica es que si metemos 1 euro, nos darán 3 y si apostamos 10, nos darán 30. Así de fácil.

Existen varios tipos diferentes de apuestas combinadas. Todas ellas son muy populares ya que los apostantes suelen usar mucho las apuestas combinadas debido a sus posibilidades de obtener buenas rentabilidades. Muchas de estas modalidades ya las hemos visto en nuestra sección “Estrategia”, así que os recomendamos la lectura de los diferentes artículos para saber más sobre ellas.

La Patent es una combinada completa con apuestas sencillas en tres selecciones diferentes. Estará formada por 7 apuestas: 3 sencillas, 3 dobles y 1 triple.

La Yankee es una apuesta combinada completa con cuatro selecciones diferentes. Está formada por un total de 11 apuestas: 6 doble, 4 triples y 1 de cuatro selecciones.

La Canadiense es también completa, pero con cinco selecciones. Estará formada por 26 apuestas: 10 dobles, 10 triples, 5 de cuatro selecciones y 1 de cinco selecciones.

La Heinz es completa con seis selecciones.  Estará formada por 57 apuestas: 15 dobles, 20 triples, 15 de cuatro selecciones, 6 de cinco selecciones y 1 de seis selecciones.  Por su parte, la Súper Heinz es una combinada completa con siete selecciones. Estará formada por 120 apuestas: 21 dobles, 35 triples, 35 de cuatro selecciones, 21 de cinco, 7 de seis y, finalmente, 1 de siete selecciones.

Por último, la modalidad conocida como Goliath también es completa, pero con 8 selecciones. Estará formada por un total de 247 apuestas: 28 dobles, 56 triples, 70 de cuatro selecciones, 56 de cinco, 28 de seis, 8 de siete y 1 de ocho selecciones.

Como veis, existen numerosas variantes dentro de este tipo de apuesta y su complejidad va en aumento a medida que se van combinando más y más apuestas.

 

El método Trixie

La estrategia de apuesta que os vamos a acercar hoy es el conocido método Trixie. Se trata de una apuesta combinada en la que el jugador debe realizar 3 pronósticos de los cuales se forman 4 apuestas: 3 apuestas combinadas de dos y una apuesta combinada de tres. Lo mínimo que debemos conseguir para que nuestra apuesta obtenga ganancias es acertar, al menos, dos de nuestros pronósticos. Por supuesto, el importe exacto de las ganancias que vamos a lograr dependerá del número de aciertos. A más aciertos, mayor será la ganancia que logremos.

Para ir aclarando todo un poco más, diremos que la apuesta trixie es una combina de tres eventos que a su vez de desgrana en 4 subapauestas. Lo que estaremos haciendo al usar la trixie es realizar 4 apuestas diferentes, pero de igual cuantía todas y cada una de ellas. Estas 4 apuestas son 3 dobles y una triple.

Vamos a imaginar que las 4 selecciones que formarán parte de nuestra apuesta trixie son de la siguiente forma y con estas cuotas en concreto: 1.50, 1,75 y 2.25. Para usar este método, deberemos formar las siguientes combinadas dobles: (1.50 x 1.75), (1.50 x 2.25) y (1.75 x 2.25). A continuación, deberemos formar también una apuesta triple: (1.50 x 1.75 x 2.25). Pongamos ahora por caso que apostamos 10 euros en esta apuesta trixie y que solo acertamos dos eventos, los de cuotas 1.50 y 2.25. Este será nuestro beneficio:

(10 / 4) cantidad apostada entre subapuestas en la que se divide  x (1.50 x 2.25) / 10 (que es la cantidad que hemos apostado) = -1.56 euros.

Sin duda, esta es una de las razones por las que las combinadas pueden llegar a ser poco recomendables para algunos jugadores ya que las ganancias solo llegan a ser interesantes cuando se aciertan todas y cada una de las selecciones realizadas. Esto quiere decir que solo son de verdad rentables si experimentamos yields muy elevados en un deporte en concreto o en un evento muy en particular.

En este ejemplo, como veis, todas las demás selecciones resultarán perdedoras, ya que habremos fallado el evento que cotizaba con cuota 1.75 y, por lo tanto, al haberlo fallado es como si multiplicásemos por 0.

Lo curioso es comprobar qué habría ocurrido en el caso de haber apostado en los mismos eventos, pero haciendo apuestas simples. En ese caso, nuestro beneficio sería: (3.33 x 1.50 / 3.33) + (3.33 x 2.25 / 3.33) / 3.33 = 2.50 euros. Ya veis que, con el mismo escenario, es decir, habiendo acertado 2 y fallado 1, la diferencia de resultados es bastante evidente. Y eso que hablamos de un solo ejemplo. Trasladar estos resultados a una larga temporada de apuestas puede ser mucho más interesante, si cabe.

Un ejemplo de método Trixie en el tenis

 

Como suele ocurrirnos, acabamos entendiendo mucho mejor las diferentes estrategias y métodos de apuesta una vez que somos capaces de verlas aplicadas en la práctica.

Imaginemos que hacemos tres selecciones cualquiera que, en este caso, será: Roger Federer, 1.84, Novak Djokovic, 1.77 y Rafael Nadal, 2.72.

La apuesta trixie va a realizar cuatro apuestas. En primer término, usará un sitema 2 / 3 de forma que 3 de las 4 apuestas irán destinadas a Federer + Djokovic + Nadal / Djokovic + Nadal. La cuarta de las apuestas que realiza el método Trixie es una combinada simple de los tres eventos que hayamos seleccionado: Federer + Djokovic + Nadal.

Lo importante en este sistema 2 / 3 es saber que siempre vamos a necesitar hacer uso de eventos que tengan cuotas de aproximadamente 1.75 por cada evento para asegurarnos en cierto modo que  no tendremos pérdidas si acertamos al menos dos de los resultados.

La apuesta trixie busca potenciar que el usuario acierte las tres selecciones en la mayor medida que pueda y eso se hace, precisamente, gracias al uso de ese sistema 2 / 3. Si hacemos los cálculos con el ejemplo propuesto vemos que, si acertamos las tres selecciones, estos serían nuestros resultados: Federer 1.84 x Djokovic 1.77 = 3.26 x 10 euros = 22.57 euros de beneficios netos.

Federer 1.84 + Nadal 2.72 = 5.00 x 10 euros = 40 euros de beneficio neto.

Djokovic 1.77 + Ndal 2.72 = 4.81 x 10 euros = 38,14 euros de beneficio neto.

En total 100,71 euros de beneficio total neto sobre 30 jugadas realizadas.

Si hacemos Trixie, a todos los cálculos anteriores deberemos también sumar los siguientes: Federer 1.84 + Djokovic 1.77 + Nadal 2.72 = 8.86 x 10 euros = 78.58 euros de beneficio neto. Por lo tanto, 78.58 + 100.71 = 179.29 euros de beneficio neto total sobre 40 jugados.

Pero, ¿qué ocurre si solo acertamos dos eventos? Imaginemos que lo logramos en aquellos eventos con las cuotas más bajas: Roger Federer 1.84 y Novak Djokovic 1.77. En el sistema 2 /3 (llamado también de apuestas dobles) = Federer 1.84 x Djokovic 1.77 = 3.26 x 10 euros = 22.57 euros de beneficios netos – 10 -10 = 2.57 euros. Sin embargo, si utilizamos en método trixie, aún deberíamos restar otros 10 euros por lo que acabaríamos con pérdidas de 7.43 euros.

 

Como habéis podido comprobar el método trixie es un sistema de apuesta que puede aportar interesantes  beneficios, pero depende muy mucho del número de aciertos que logremos en los eventos que hayamos seleccionado. Es obvio que acertar todos es muy complicado y por lo tanto lo es también sumar importantes beneficios. Tal y como hemos visto en las comparativas, con menos aciertos, compensaría utilizar apuestas simples, pero eso es un riesgo que solo pude valorar el propio apostante y nadie más. Claro está que correremos muchos más riesgos, precisamente por eso, las ganancias que podríamos lograr serán mayores.

No dudes en leer y releer este artículo cuantas veces sean necesarias para estar seguro de que has entendido la estrategia y que serías capaz de seguirla hasta el final. Ya sabes que aplicarlas mal o abandonarlas a mitad de camino son sinónimos de pérdidas garantizadas. Si crees que se ajusta a tus planes de apuesta, no lo dudes, y empieza ya a usarla.