El año de los cambios y de las incógnitas en la Fórmula 1

Fórmula 1

El circo de la Fórmula 1 está muy cerca de arrancar y quizás sea esta la temporada en la que más cambios apreciaremos en la parrilla de los últimos años. Veinte Grandes Premios que darán, con total seguridad, para mucho y que los millones de fans de este deporte repartidos por el mundo sabrán disfrutar. Todo comenzará le Australia en marzo para finalizar en noviembre en Abu Dabi. Veremos si, como en temporadas anteriores, es necesario esperar al último circuito para conocer a los campeones.

Con el peso del título en vigencia llegan el británico Lewis Hamilton, entre los pilotos, y la escudería Mercedes, quien vivió una temporada para enmarcar el año pasado con la lucha por el campeonato entre sus dos pilotos, el propio Hamilton y Nico Rosberg.

La de este 2015 será la edición número 66 del campeonato del mundo de Fórmula 1, sin duda, uno de los circuitos más asentados y con mayor tirón del panorama internacional.

Pero sin duda este 2015 es el año del cambio para la disciplina. Cambios importantes en los volantes y cambios también en los propios circuitos. Para empezar el de Alemania, uno de los que posee gran tirón debido al éxito de sus pilotos y la relevancia de sus marcas. La propia Mercedes, sin ir más lejos. Después de años celebrándose en Nurburgring, la organización ha decidido, de manera sorprendente, cambiar la sede del Gran Premio al circuito de Hockenheimring. Además, México volverá a albergar un Gran Premio en el circuito de los Hermanos Rodríguez después de 23 años sin hacerlo.

De mucho calado han sido los cambios entre los pilotos. El principal puede que sea el cambio de piloto principal que ha hecho la mítica escudería Ferrari, Después de unas temporadas juntos y sin grandes éxitos, el español Fernando Alonso decidía abandonar Il cavallino rampante para enrolarse en las final de McLaren Honda de nuevo a las órdenes de Ron Dennis. Su sillón en Ferrari no lo ocupará un cualquiera. El cuatro veces campeón del mundo, el alemán Sebastian Vettel, deja Red Bull para intentar devolverle un titulo mundial a los italianos. Danny Kvyat tomará el volante de su Red Bull.

vettel - formula 1

Marcus Ericsson y Felipe Nasr reemplazarán a Esteban Gutiérrez, quien pasa a ser piloto de pruebas de Ferrari, y a Adrian Sutil, que se hará lo propio para Sauber.

Este año volveremos a tener dos pilotos españoles en las parrillas de salida. Carlos Sainz Jr. Llega a la Fórmula Uno dispuesto a dar mucho que hablar después de haber destacado, y de qué manera, en todas y cada una de las categorías inferiores en las que ha participado. Sainz pilotará un Toro Rosso en el lugar de Jean Eric Vergne, que pasa a ser piloto probador de Ferrari.

Todo esto en cuanto a los pilotos, pero también se conocen ya numerosos cambios en el seno de las propias escuderías. La tan exitosa dupla McLaren- Honda vuelve a caminar junta después de veinte años sin hacerlo. Honda volverá a fabricar los motores tras su ausencia desde 2009 por problemas económicos serios. Por su parte, Sauber cambiará por completo su apariencia externa, tomando el azul y el amarillo como colores para sus coches debido a su cambio de patrocinador. Además Lotus F1 Team montará motores Mercedes.

Pero como viene siendo habitual también en las últimas temporadas, habrá cambios en el reglamento. En primer lugar, aparece la figura del Coche de Seguridad Virtual. Se elimina la doble puntuación en la última carrera además de cualquier restricción a las comunicaciones por radio. Todos ellos cambios, si se me permite, menores. Puede que no lo sea tanto el paso de los cuatro motores permitidos durante la temporada pasada, a los cinco de esta. Veremos en qué manera los ingenieros consiguen sacar provecho de ello.

Además, el peso de los monoplazas durante cualquiera de los Grandes Premios de la temporada se ha elevado quedando fijado finalmente en los 702 quilogramos.

Durante todo el mes de febrero, los pilotos han dispuesto de dos de los mejores circuitos del mundo para sus entrenamientos y test. Primero Jerez y más tarde Montmeló han visto las primeras evoluciones de los monoplazas de cara a la temporada 2015. En estas primeras pruebas sorprendió el elevadísimo nivel mostrado por Sebastian Vettel en sus primeras vueltas a bordo del Ferrari. Habrá que esperar a la competición para ver si de verdad el alemán es capaz de luchar por el título después de unas temporadas más que decepcionantes para la Scuderia. No menos sorprendente fue el gran papel en Jerez de su compañero Kimi Raikonen, Ojo con Ferrari porque empieza con fuerza.

Pirelli será, como ya lo había sido el pasado año, el proveedor de neumáticos para los entrenamientos, aunque no vayan a tener uso durante las carreras.

Como decíamos el calendario prevé la celebración de veinte grandes premios con inicio en Australia y final en Abu Dabi. No faltarán en el calendario de esta temporada los grandes clásicos como Monza. Mónaco o el Circuito de Cataluña, en Montmeló, único Gran Premio español del año.

En lo puramente competitivo todo hace pensar en un nuevo duelo entre los Mercedes y el resto. Lewis Hamilton y Nico Rosberg volverán a pelearse por el campeonato y las dudas radican más en ver si otros primeros espadas como Sebastian Vettel o Fernando Alonso son de verdad o no aspirantes a todo. La temporada pasada fue demoledora para los dos antiguos campeones del mundo. Relegados a posiciones muchas veces fuera del podio, su situación les ha llevado incluso al cambio de escudería. Los pronósticos coinciden en señalar que será demasiado pronto para ambos y que sus opciones de victoria final son escasas, pero tratándose de quien se trata nadie es capaz de descartarlos categóricamente. Cuanto menos pelarán por podios y alguna victoria, sin lugar a dudas. Pese a las excelentes pruebas de los Ferrari, desde dentro del equipo ya han llamado a la calma. Una cosa es hacer una vuelta rápida, han apuntado, y otra bien distinta es ser rápidos y regulares durante toda la temporada. En el caso de Alonso, la presión estará en el tejado de Honda. En su vuelta a la Fórmula Uno se encargarán de unos motores a los que McLaren exigirá rendimiento inmediato. Veremos hasta dónde pueden llegar.

mercedes formula 1

Es probable que, como ocurre cada año, aparezca algún tapado en la lucha entre pilotos. Las primeras pruebas apuntan hacia los hombres de Williams, Valtteri Bottas y Felipe Massa. Sería una sorpresa relativa ya que hay que recordar que el pasado año se hicieron ya con nueve podios y Massa fue el único capaz de quitarle una pole position a Hamilton y Rosberg en Austria.

Lo malo que tiene hacer una temporada tan espectacular como la realizada el año pasado por los pilotos Mercedes es que todo el mundo espera ahora que la repitan. Cuando muchos ni siquiera acertaron a intuirlo, los hombres de la escudería alemana marcaron el paso del campeonato desde el mismo arranque. Hamilton y Rosberg solo cedieron una pole en todo el año, y el mundial de constructores era suyo muchas carreras antes del final del campeonato. Las once victorias en grandes premios del británico solo le sirvieron para asegurarse el título mundial en la última carrera del campeonato. Un dato nada usual a la vista de sus estadísticas, pero que no hace más que destacar el increíble papel de su compañero, el alemán Nico Rosberg.

Corrieron a lo largo y ancho de la temporada auténticos ríos de tinta acerca de la tensa relación que al parecer existe entre ambos. Ya son conocidos de sobra los problemas que suele tener Hamilton en este tipo de situaciones (recuerden su año con Alonso). La tensión llegó a tal punto que muchos aseguran que ni siquiera se dirigen la palabra y en buena parte de la temporada se llegó a especular con la marcha de alguno de ellos del equipo. Su duelo en las pistas fue de esos que hacen afición. No debieron disfrutar tanto sus jefes en el equipo cuando llegaron a tocarse en varios momentos del campeonato sin que ni siquiera les presionara otro rival. Todo hace pensar que el duelo entre ambos seguirá este año y es muy probable que, luego de la tensión acumulada en el pasado, no tarden en saltar chispas entre ambos. El año pasado les fue bien, pero mucho ojo con estas situaciones porque no sería la primera vez que un tercero las aprovecha. Recuerden el duelo a muerte entre Hamilton y Fernando Alonso en el 2006 y como el título acabó yendo a las vitrinas del finlandés Kimi Raikonen.

Lo que parece garantizado es que estamos delante de una año más que prometedor en la Fórmula Uno. Siguen en parrilla varios campeones del mundo como Hamilton, Button, Alonso o Vettel y todos parecen no querer conformarse con ser simples comparsas. A esto hay que unirle ese grupo de jóvenes y ya no tanto que vienen empujando fuerte. Bottas, Ricciardo o el mismo Rosberg estarán listos para todo. El asfalto será, como siempre, el encargado de dictar sentencia.