Estrategias específicas para apostar en la NBA

Los amantes del deporte nunca van a olvidar entre sus preferencias a la NBA. Puede que el baloncesto no sea su modalidad deportiva favorita o que incluso el basket europeo no llame demasiado su atención, pero la NBA es otra cosa. A lo largo de los años, la máxima competición baloncestística del mundo se ha labrado una imagen planetaria que la asocia con el espectáculo y la diversión. ¿Quién no he tenido pósters de sus ídolos en la pared de su cuarto? ¿Quién no quiso ser como Jordan, Magic o Kareen?

El prestigio de la NBA viene desde hace varias décadas, pero algo ha cambiado en los últimos años. En los 60, 70 y 80, los jugadores de la NBA poseían una imagen de seres inalcanzables para el resto y la liga era un cota privado de los norteamericanos en el que muy pocos europeos tenían cabida. Ni siquiera la selección americana se componía de jugadores profesionales hasta los Juegos Olímpicos de Barcelona 92.

Fue precisamente desde la cita olímpica española cuando la NBA decidió expandirse por todo el mundo al modo de cualquier otro producto norteamericano. Las franquicias empezaron a contar en el “draft” con jugadores europeos, canadienses, australianos, africanos o sudamericanos haciendo más atractiva la competición y enganchando a la NBA cada vez a más y más seguidores en todo el mundo.

Esta estrategia aumentó notablemente los ingresos de la propia NBA y ha hecho de ella lo que hoy vemos: un deporte global con un seguimiento planetario.

Hay quien sostiene que esta estrategia tan puramente comercial ha acabado por bajar el nivel de la propia competición y que la NBA de hoy en día está a años luz de la que se jugaba en los años 80 o 90. Sea como fuere, lo que nos interesa aquí es ver cómo la competición más importante del mundo del baloncesto acapara atención mediática y seguidores en todo el planeta. Intentaremos ver cómo ha pasado eso al mundo de las apuestas deportivas on line.

 

La NBA y las apuestas

El sistema de competición y otras muchas características de los equipos y los jugadores de la NBA nos permiten hacer numerosas combinaciones con nuestras apuestas on line. Este mismo hecho, nos advierte del peligro que supone lanzarse a apostar en una competición tan compleja sin una información de calidad o con una estrategia equivocada.

Ya os hemos dicho en innumerables ocasiones que apostar con el corazón, sin una estrategia clara y bien definida es el camino más corto hacia las pérdidas con nuestras apuestas deportivas on line. Por supuesto, esto no es ninguna excepción en lo que se refiere a la NBA. Las estrategias son tan importantes y necesarias como puedan serlo en cualquier otra modalidad y su correcta aplicación nos ayudará a mejorar los resultados de nuestras apuestas.

La principal dificultad con la que nos encontramos cuando buscamos la mejor estrategia para apostar en la NBA es que se trata de una liga muy igualada, en la que las victorias son muy caras y en la que los favoritos también acaban acumulando derrotas. Sin embargo, también es cierto que nos ofrece inmensas posibilidades a la hora de realizar nuestras apuestas y eso es lo que ha permitido a muchos apostantes lograr importantes beneficios gracias a la NBA. Si la liga es tan igualada, el margen para que haya sorpresas es mayor, así que el apostante hábil podrá sacar siempre buenos rendimientos de ello.

nba

Los fieles seguidores de www.comparadorapuestas.net ya sabéis que casi todo en el mundo de las apuestas deportivas acaba siendo algo así como un arma de doble filo. Nos referimos a que, si bien es cierto que la NBA nos da enormes posibilidades de ganar dinero, también lo es que acabará siendo un mercado bastante peligroso para los jugadores con poca experiencia. Este grupo de jugadores suelen tener ciertas dificultades a la hora de manejar su propio stake al hacer apuestas demasiado altas. Eso les va a hacer perder más dinero con sus selecciones, de ahí que la NBA sea un buen mercado para muchos, pero también un gran peligro para otros.

 

Estrategias concretas para apostar en la NBA

Queda dicho, pues, que podremos tener buenos beneficios apostando en la NBA, pero para ello es fundamental usar una estrategia correcta y saber emplearla hasta el final. Lo cierto es que son muchas y muy variadas las estrategias que han demostrado su eficacia cuando se emplean en la NBA, pero todas ellas exigen un alto grado de conocimiento por parte del apostante ya que ese es el único camino que lleva hacia los beneficios.

Como siempre os recordamos, una estrategia no es más que un camino, una guía por la que llevar adelante nuestras apuestas y, por supuesto, no son nunca una garantía de nada. Muchas veces leeréis cosas de ese tipo, pero lo cierto es que ninguna estrategia, sea para el deporte que sea, os valdrá para ganar siempre y en cualquier circunstancia. El mejor consejo que os podemos dar es que recopiléis toda la información de calidad que podáis y que ejecutéis la estrategia hasta el final. De este modo, estamos seguros de que vuestros resultados mejorarán de manera importante.

Vamos allá con algunas de las estrategias específicas que pueden ser más interesantes para los amantes de la NBA:

-Apostar por aquellos equipos que no son favoritos: ya sabéis que estos equipos suelen disponer de mejores cuotas ya que se considera más complicada su victoria. Las estadísticas nos recuerdan que la NBA es una competición tan igualada que, incluso los equipos más dominadores, acaban perdiendo alrededor del 25 % de sus encuentros. Apostar por un equipo no favorito no sería, como veis, ninguna locura, ya que en la NBA las sorpresas son mucho más relativas y habituales que en otras muchas competiciones.

Traducido en números, toso esto significa que, cualquier cuota que esté por debajo de 1.25, no tiene valor. Es de nuevo la estadística quien nos lo confirma. La temporada NBA es larga e intensa y muchos equipos van regulando sus prestaciones con el objetivo de llegar en buena situación a la parte fundamental que son los play offs. Por eso no es nada extraño que un mismo equipo pase por rachas muy buenas para luego entrar en una serie de derrotas antes de llegar a tope a los play offs. Por este motivo no será complicado para nada encontrarse con cuotas de 3 o 4 euros por cada euro que apuestes con cierta facilidad.

Además de la igualdad entre los equipos, hay otros muchos factores que pueden acabar siendo determinantes para que una franquicia superior acabe perdiendo partidos. Uno de los que más comúnmente se citarán es la baja de un jugador en concreto. En Europa, el baloncesto es un deporte mucho más coral y de equipo, mientras que en la NBA, muchas jugadas son planteadas por y para el jugador estrella. Si este falta por lesión, el equipo se resiente de manera más que notable y la derrota es mucho más factible. Ni siquiera será necesaria su baja, ya que una mala noche puede ser más que suficiente. Centrar buena parte del juego en la estrella es muy habitual en la NBA. De hecho, es así como se han forjado las leyendas de muchos jugadores, pero de cara a las apuestas tienen ese doble filo del que hablábamos.

-Estrategia para apostar en directo y con hándicaps: cualquiera de estas opciones de apuesta es más que complicada ya que se necesita un gran control de las diferentes estadísticas y ser capaz de ver con antelación en qué sentido van a evolucionar los acontecimientos en función de los cambios.

De cara a esta estrategia, algo más que importante son las rotaciones de los equipos. Veréis que hay equipos que tienen muy bien definido su quinteto inicial y sus rotaciones posteriores y otros que varían mucho más en este sentido. Puede ser una cuestión importante. Si un equipo apuesta por dar descanso de inicio a alguno de sus mejores hombres, puede pasar que acaben perdiendo los primeros cuartos para remontar después ya con todo su arsenal en cancha. Este tipo de cuestiones, hacen variar las cuotas, pero un buen apostante debe conocer estos detalles y saber por qué se producen.

-Esperar a la reacción final de las estrellas: otra de las estrategias que podremos poner en marcha es esperar a que el partido se le complique a un equipo favorito para apostar a la reacción que tendrá su jugador estrella en el último cuarto. Una vez más vuelve a tratarse de una cuestión puramente estadística y en ese sentido la NBA es una competición que nos ofrece un enorme caudal de información. Dispondremos de estadísticas muy completas en todos los apartados del juego y eso es un arma de enorme valor para los apostantes que no deben dejar pasar de largo.

Otra cuestión que nos revela la estadísticas es que los jugadores estrella de los diferentes equipos suelen elevar su porcentaje de acierto a medida que se acercan los tramos decisivos del partido. Esto es así por su propio carácter competitivo, pero también porque saben sacar provecho del cansancio de sus defensores. Conociendo estos datos, podremos concluir que saber esperar al final de los partidos puede ser una opción más que interesante para nuestras predicciones.

-Jugar en periodos determinados: como ya os dijimos antes, muchos equipos llevan a cabo rotaciones que marcan el rendimiento del equipo en ciertos momentos de los partidos. Si su jugador más importante en ataque nunca está en cancha en el primer cuarto, es lógico pensar que la anotación del equipo será menor que en otros tramos del partido. En muchas casas de apuestas on line podremos apostar a ganador de un cuarto en concreto y hemos detectado que las cuotas a veces no han tenido muy en cuenta lo que acabamos de deciros.

-Comprar los hándicaps: se trata de una estrategia que ha mostrado gran rendimiento ya desde hace tiempo. Es especialmente interesante hacerlo en contra de los favoritos y mucho más aún si eso hándicaps están por encima de los 11 o 12 puntos. Volvemos a las estadísticas ya que es allí donde deberéis ver hasta qué punto son fiables los favoritos y también observar que muchos equipos acaban jugando con la segunda o la tercera unidad cuando el encuentro está solucionado. Todo ello no es vital para el mercado de ganador del partido, pero sí para los de hándicap, obviamente. El manejo que seamos capaces de hacer de los hándicaps es muy importante ya que, en muchas ocasiones, los parciales que se registran en partidos de la NBA son engañosos con respecto a lo que ocurre de verdad en la cancha. Una buena estrategia podría ser, en este sentido, comprar poco hándicap de un quipo que está perdiendo con mucha claridad (-12, por ejemplo). Podemos pensar, según lo que nos dicen las estadísticas, que ese equipo acabará remontando un poco. Es ahí donde se pueden comprar las cuotas contrarias muy altas y salir así ganando con cualquier resultado.

 

Y hasta aquí algunas de las estrategias de apuesta más interesantes si tu pasión es la NBA. No nos queda más que animarte a descubrir aquella que mejor se adapte a lo que buscas y que empieces a descubrir cómo una buena estrategia puede hacerte ganar mucho más con tus predicciones.