Así son las apuestas a doble oportunidad

Apuestas-Deportivas

A lo largo de los muchos artículos que os hemos ido ofreciendo, hemos intentado siempre descubriros las modalidades deportivas que más os puedan atraer para realizar vuestras selecciones, así como las estrategias y tipos de apuesta que mejor se adapten al tipo de jugador que sois. Hemos querido siempre incidir, precisamente, en ese último punto, el de ser capaces de apostar en aquello que mejor nos vaya y hacerlo de la mejor manera posible.

En nuestra sección “Estrategia”, podéis repasar muchas de las diferentes maneras que tenéis de afrontar vuestro juego. Tened siempre bien presente ese objetivo último de hallar para vosotros la estrategia que mejor se adapte a lo que queréis lograr con vuestras apuestas y al presupuesto que manejáis.

Recordad también leer cuantas veces sean necesarias nuestros artículos sobre estrategias de apuesta hasta que estéis seguros de que seréis capaces de llevarla hasta sus últimas consecuencias o abandonarla cuando sea necesario. Cualquier otra circunstancia, solo os conducirá hasta el fracaso y las pérdidas aseguradas. Ninguna estrategia podrá daros buenos resultados si no sois capaces de aplicarla correctamente y en su totalidad.

 

La doble oportunidad

En el artículo de hoy, vamos a acercarnos hasta una de las modalidades de apuesta más clásicas de cuantas podemos encontrar en las diferentes casas de apuestas. La apuesta de doble oportunidad nos permite cubrir dos de los tres pronósticos posibles que podrían darse en un partido.

Con esta breve descripción, seguro que ya habéis intuido que es una modalidad de apuesta muy extendida entre los amantes del fútbol, ya que se trata del deporte con tres resultados diferentes más extendido. Lo cierto es que la “doble oportunidad” se adapta como anillo al dedo al deporte rey, pero también es muy habitual que las casas de apuestas la ofrezcan en otros deportes como el balonmano o el hóckey, por ejemplo. Las opciones que tendremos a nuestro alcance serán 1X (victoria local o empate), X2 (empate o victoria visitante) y 12 (triunfo de alguno de los dos rivales en competición).

La principal fuerza de atracción de este tipo de apuesta no es otra que su enorme capacidad para aumentar las probabilidades de éxito de sus usuarios. Al poder apostar a dos de las tres opciones de resultado que s dan un evento, nuestras posibilidades se disparan y el valor de nuestros aciertos será el mismo, sea cual sea el caso que se dé. Es decir, si apostamos por un 1 X y acaban ganando los locales, habremos ganado la apuesta y con el mismo valor que si hubieran empatado.

En este sentido, tenemos que destacar a la web de apuestas Betfair, que fue la primera en otorgarle un lugar en su oferta a este tipo de apuesta. Después de ella, ya fueron muchas otras compañías de juego on line las que se decidieron a incluirlas. Betfair abrió el camino también en buena medida porque estas apuestas podían hacerse solamente en casas de intercambio, ya que eran las únicas en las que se podía apostar en contra del resultado.

Como decíamos, es claro y muy positivo el hecho de que las apuestas a doble resultado aumentan nuestras opciones de acertar la apuesta, pero eso hace también que las cuotas que nos ofrecen las casas de apuestas desciendan considerablemente. Pese a la bajada en las expectativas de ganancias para nosotros, la doble oportunidad puede ser una opción más que buena cuando queramos apostar por un equipo favorito que juegue fuera de casa.

Veamos un ejemplo reciente y con cifras reales. En un partido de la liga española de primera división entre el Getafe y el FC Barcelona, la victoria visitante se pagaba a 1.20, mientras que la local, a priori mucho más complicada, alcanzaba los 7 euros por cada euro apostado. Sin embargo, la casa de apuestas ponía a disposición de sus usuarios la posibilidad de apostar a doble oportunidad por la victoria o el empate local con una cuota de 3.50 bastante interesante.

Como veis, las casas de apuestas intentan con esta modalidad que ciertos resultados parezcan un poco más posibles, logrando así que muchos apostantes centren ahí sus apuestas. Del mismo modo, los apostantes, que en condiciones normales no apostarían por ciertos resultados, al tener dos oportunidades sí se lanzan a por ello.

La modalidad de apuestas a doble oportunidad no se ha quedado tan solo en la posibilidad de apostar al resultado final del partido. También podremos hacer nuestras apuestas a doble oportunidad al resultado al descanso. Igual que antes decíamos que se bajaban las cuotas, en este caso en concreto, las casas de apuestas suelen subirlas, especialmente, en el caso de victoria (da igual si es local o visitante) porque se entiende que ha habido menos tiempo para realizar goles.

Desde www.comparadorapuestas.net os recomendamos que uséis este tipo de apuesta, sobre todo, cuando queráis asegurar apuestas en directo durante la primera parte del partido para volver a jugar con las ganancias logradas a un nuevo pronóstico.

En líneas generales, tal y como habéis visto, la apuesta a doble oportunidad amplia de manera clara nuestras posibilidades de ganar con nuestras apuestas (basta con ver el hecho evidente de que cubrimos el 66 % de los resultados que podrían llegar a darse), aunque es importante conocer también sus riesgos. Estos aparecen más claramente cuando decidamos usarla con equipos que son claramente superiores. Esta puede que no sea una gran idea ni la opción más inteligente ya que no nos servirá para asegurar ni aumentar los beneficios que hubiéramos obtenido previamente.

 

La forma de apostar contra los grandes.

La apuesta a doble oportunidad es conocida por muchos apostantes como la modalidad perfecta para hacer nuestras apuestas en contra de los grandes, es decir, en contra de aquellos equipos que suelen ser de manera habitual los favoritos en todo evento. Para que todo quede más claro, vamos a aportar un ejemplo para que veáis perfectamente por qué se le conoce así. Vamos a usar un partido imaginario y hemos preferido evitar a Real Madrid y FC Barcelona para poder usar cuotas más parejas y no tan desiguales.

mobile app

Nuestro ejemplo inventado lo juegan el Sevilla y el Atlético de Madrid y el partido terminó con el resultado de 3 goles a cero. Sabemos que Sevilla no llegaba en el mejor momento de la temporada a este partido y que el Atlético sigue siendo el equipo duro y aguerrido de siempre. Las cuotas a favor de los sevillistas eran demasiado bajas y eso tenía un efecto en las de los colchoneros, que estaban hinchadas.

Todo hace indicar que estamos ante una gran oportunidad para apostar a un X2, es decir, que lo único que no podría pasar es que ganase el Sevilla. La opción de doble oportunidad era mucho más suculenta ya que el 2 era mucho riesgo y un empate no nos habría dado las ganancias suficientes como para que mereciera la pena.

Hacer un pronóstico a X2 nos suma las posibilidades de que alguno de esos dos resultados llegue a darse y, por lo tanto, lo hace más factible para nuestros intereses.

Si queremos usar la doble oportunidad con ese fin de jugar en contra de los grandes, ¿qué deberíamos hacer en este caso imaginario? Lo cierto es que el Atlético de Madrid parece más fuerte que el Sevilla esta temporada, de ahí que las cuotas por una victoria sevillista serían más que apetecibles. Jugártela a un 1 fijo tampoco es fácil, así que la doble oportunidad nos abre un abanico de posibilidades de lo más apetecible. La victoria de uno de los dos poseerá buenas cuotas así que un 12 podría ser una opción muy potente y con mejores ganancias potenciales que un empate, sin duda.

¿Es aconsejable apostar siempre en esta modalidad de doble oportunidad?

La apuesta doble oportunidad que, por cierto, veréis aparecer en muchas ocasiones con el nombre “doble chance”, es una magnífica opción para hacer nuestras apuestas, pero lo es, sobre todo, cuando tenemos dudas acerca de quién puede ser el claro ganador del evento, cuando no somos capaces de determinar si el equipo favorito va a ser capaz o no de ganar. Eso quiere decir que, en el resto de casos, la doble oportunidad no tiene por qué ser la mejor opción de apuesta a nuestro alcance.

La doble oportunidad es perfecta para evitar llevarnos sorpresas desagradables cuando un favorito no cumpla con las expectativas que se habían creado en torno a él. Esto es lo que opinan aquellos apostantes que prefieren usar la doble oportunidad para sus apuestas en el mayor número posible de ocasiones.

Por el contrario, los que creen que no es así, se basan en el hecho de que las cuotas que suelen ir aparejadas a la doble oportunidad son muy bajas y acaban por convertir en poco rentables nuestras apuestas. Reconocen que nuestros aciertos pueden subir, pero si eso no se acompaña de buenas ganancias, como es lógico, no sirve de nada.

Desde nuestro punto de vista, la respuesta a nuestra pregunta es relativamente sencilla. Consideramos que no, que no debemos usar siempre la apuesta a doble oportunidad, pero no por ningún problema del tipo de apuesta, sino porque las habrá más adecuadas y con mayores posibilidades según el evento en cuestión. Como sabéis, siempre debemos tender a encontrar aquella modalidad de apuesta que mejor se adapte a nuestros objetivos, al deporte en el que vayamos a apostar y a nuestro bankroll. Lograrlo es una de las claves más importantes para acabar teniendo opciones de ganar a largo plazo.

Como habéis podido comprobar a lo largo de este artículo, las apuestas a doble oportunidad pueden ser una buena forma de mejorar nuestras apuestas en según qué circunstancias. Por un lado, nos van a permitir mejorar muy rápidamente nuestro índice de aciertos y, aunque sea poco a poco, hará subir nuestras ganancias. Nos parece también muy buena opción de apuesta para aquellos partidos en los que esté presente un favorito. Según en qué casos, ya lo habéis visto, pueden mejorar los rendimientos de nuestras apuestas.

Es también una magnífica forma de apuesta para aquellos jugadores con menos experiencia y que aún hacen sus selecciones con muchas dudas. Asegurar sus resultados y, por qué no decirlo, ver que se consiguen ganancias, ayuda a ir creciendo y a mejorar como apostante.

Sea cual sea el caso en el que te encuentres y por el que te decidas a usar las apuestas a doble oportunidad, no olvides el riesgo que suponen de apalancarnos en su uso y no lograr los beneficios que esperábamos.

No dejes por ello de probar esta modalidad que ya está presente en todas las grandes casas de apuestas on line del mundo. Pruébalas y estamos convencidos de que quedarán para siempre como una de tus modalidades de apuesta favoritas.