Guía para conocer los diferentes Hándicaps

ap1

Una de las misiones que nos hemos propuesto en www.comparadorapuestas.net es que seáis capaces de conocer el mayor número posible de estrategias para sacar el mayor provecho posible a vuestra pasión por las apuestas. A lo largo de nuestra aventura, os hemos aportado múltiples artículos en los que habéis podido descubrir hasta el más mínimo detalle de las principales formas de juego que existen e incluso hemos intentado siempre aportaros su aplicación en el deporte concreto para el que pensamos pueda seros más útil.

Como bien sabéis los grandes seguidores de nuestra web, las estrategias de apuesta son grandes aliados para cualquier apostante que quiera tener éxito con sus predicciones. Como os decimos cada vez que tenemos oportunidad de ello, apostar a ciegas y sin haber definido claramente el camino que queremos seguir, es la manera más fácil y directa para que empecemos a acumular pérdidas.

Pese a los muchos avisos, consejos y recomendaciones, muchos apostantes siguen sin hacernos caso y acaban usando la estrategia equivocada o la aplican mal por simple desconocimiento. No nos rendimos, así que vamos a seguir ofreciéndoos todos nuestros conocimientos para que estos errores tan típicos en muchos jugadores vayan, poco a poco, desapareciendo.

En nuestro artículo de hoy vamos a profundizar un poco más en un tipo de estrategia de apuesta de la que ya hemos hablado, pero en la que aún podemos profundizar más. Nos estamos refiriendo a cómo actuar ante las apuestas con hándicap, tan presentes hoy en la oferta deportiva de cualquier casa de apuestas.

Las apuestas con hándicap han acumulado una enorme cantidad de seguidores y eso ha provocado también la proliferación de información en la red. El hecho de que existan varios tipos diferentes de apuestas con hándicap ha multiplicado aún más si cabe toda esa información que podemos encontrar on line. El resultado de todo ello es que muchos apostantes reconocen que acaban perdiéndose entre tal cantidad de tipos e información, de ahí que busquemos hoy ordenar un poco todo este ingente torrente de información sobre las apuestas con hándicap.

Los seguidores de nuestra web ya saben que, en su momento, publicamos artículos independientes en los que explicábamos en profundidad las características de todos y cada uno de los tipos de hándicap que existen. Aún así, reconocemos que puede acabar siendo demasiado denso para algunos lectores y por eso hemos decidido reunirlos todos en un solo trabajo para facilitar su comprensión.

Vamos a iniciar, pues, esta tarea de resumen y orden de los diferentes hándicaps existentes, pero antes vamos a enunciaros brevemente la definición del propio concepto de apuesta con hándicap: se trataría de todas aquellas apuestas deportivas en las que la casa de apuestas de turno le concede una ventaja a aquel equipo o participante que, en teoría, no es favorito con el objetivo de igualar un poco más la competición. Como veremos a lo largo de este artículo, una de las cuestiones más atractivas de este tipo de apuesta, además de igualar las competiciones, es que puede aplicarse a una enorme variedad de deportes, haciéndola así atractiva para muchos más apostantes en todo el planeta.

Hándicap europeo o clásico

Puede que estemos ante la modalidad de hándicap más habitual en las casas de apuestas, pero también ante el más sencillo de comprender y de usar. Lo único que se hace en este tipo de apuesta es quitarle un número de puntos, goles o la unidad que se use en el deporte en cuestión al que aparece como favorito para añadírselos al menos fuerte. Nada más. Con eso lo que se logra es una mayor igualdad en el evento y podremos tener siempre tres opciones de apuesta (1X2). No olvidéis que, para comprobar si la apuesta ha resultado ganadora o perdedora, deberemos sumar o restar el hándicap que se le haya aplicado al evento en el que jugamos.

Su nomenclatura puede variar en función de la casa de apuestas que hayas elegido para jugar. En unas verás que aparece como “hándicap 0:1” y en otras lo verás como “EH -1”.

Vamos a ver un ejemplo sencillo de hándicap europeo o clásico para que se entienda aún mejor su mecánica. Imaginemos que apostamos en hándicap 0:1 en un duelo entre el Celta y el Deportivo. Estas son las posibilidades que aparecen:

-Si apostamos por el 1, el Celta debería llevarse el partido por 2 goles o más de diferencia para que nuestra apuesta pudiera considerarse ganadora.

-Si apostamos por la X, el Deportivo de La Coruña debería ganar por 1 gol.

-Si apostamos por el 2, el Celta de Vigo debería empatar o perder el partido para que eso beneficiara nuestros intereses como apostantes.

 

Hándicap asiático y todas sus opciones para apostar

La principal característica que diferencia a este hándicap asiático del europeo que acabamos de ver se encuentra en las opciones de apuesta que nos ofrece una modalidad y la otra. Si en el hándicap europeo se podía elegir entre tres opciones diferentes (1X2), en el asiático todo se reduce a tan solo dos opciones (12). Como veis, se descarta la posibilidad del empate y eso, lógicamente, reduce su dificultad y aumenta nuestras posibilidades de hacernos con dinero con nuestros aciertos.

Otra de las diferencias entre ambos hándicap es que el asiático ofrece, además, múltiples variantes lo que lo hace más variado y divertido. Vamos a ver algunas de ellas:

-Hándicap asiático 0: consiste, básicamente, en que se anula la posibilidad de que se produzca un empate de ahí que, de producirse, la apuesta queda anulada y se te devuelve el dinero que hayas apostado.

Por ejemplo: si apuesto a que el Real Madrid ganará con este tipo de hándicap, necesito que se lleve el partido, sin más. Si pierde, he perdido, y si empata, me devolverán lo que haya invertido.

-Hándicap asiático – 0.5: se concede o se resta una ventaja de 0.5 goles o puntos al equipo que se elija. También se le conoce con el nombre de “Doble Oportunidad”.

Ejemplo: hemos apostado a que gana el FC Barcelona con este hándicap de + 0.5.  Si gana, hemos acertado porque aunque se le sume 0.5 a su victoria, sigue ganando. Si hay un empate, también habremos ganado ya que esa suma de 0.5 hace que el Barcelona siga ganando el partido. Solo si pierde el partido, habremos perdido la apuesta.

-Hándicap asiático -1 / +1: otorgaremos un gol o se lo restaremos a alguno de los equipos, en función de la apuesta que hagamos con este tipo de hándicap. Ten muy en cuenta que la apuesta será anulada en el momento en el que se gane por un gol exactamente, en el caso del hándicap – 1 o si se pierde por un gol si es un hándicap -1. También verás en muchas casas de apuestas que aparece con la posibilidad de -2 / +2. Es importante que comprobéis que aparece claramente que se trata de un hándicap asiático. De no ser así, estaríamos ante un hándicap europeo tradicional.

-Hándicap asiático – 0.25 / + 0.25: mucha atención a esta modalidad de hándicap asiático porque es muy habitual que provoque ciertas confusiones. Se trata, básicamente, de combinar dos de los hándicaps que ya hemos explicado en este mismo artículo. Va a combinar el hándicap asiático 0 y el – 0.5 / +0.5. El apostante solo tiene que realizar una apuesta, pero la casa hará dos, precisamente a los dos hándicaps mencionados. Si haces una apuesta con hándicap asiático -/+ 0.35, debes saber que lo estás habiendo a las otras dos modalidades al mismo tiempo. Eso significa que, cuando te toque corregir, deberás hacerlo con esos dos hándicaps.

ap2

Vamos de nuevo con un ejemplo: apostamos por el Betis con un hándicap asiático – 0.25. Si gana el Betis, habremos acertado los dos hándicap de antes (el 0 y el -0.5). Si se produce un empate, habremos fallado el -0.5, pero el 0 se anulará. En este caso, se te devuelve la mitad de la apuesta que es lo que corresponde a la hándicap 0. Si el Betis pierde, habrás fallado el -0.25 porque se han perdido también las otras dos modalidades.

-Hándicap asiático -0.75 / +0.75: estamos ante una modalidad muy parecida a la anterior. Solo se realiza una apuesta, pero la casa hace dos destinadas a los dos tipos de hándicap que hemos destacado en el anterior punto. Habrá que prestar atención a ver si hemos acertado los dos hándicap o si solo hemos acertado uno.

Más ejemplos que nos ayuden a entender: apostamos por la victoria del Villarreal con hándicap asiático -0.75. Si el conjunto amarillo gana por dos goles o más, habremos acertado ya que lo hemos hecho tanto en el -0.5 como en el -1. Si logra la victoria, pero solo por un gol de diferencia, habremos acertado la mitad de la apuesta y la otra quedaría anulada ya que el hándicap -1 ha sido nulo por haber ganado tan solo por un tanto. Tanto si el Villarreal empate como si pierde, habremos fallado nosotros también nuestro hándicap.

Ten muy en cuenta que nos podremos encontrar también con hándicaps mucho más altos. Por ejemplo, existe el -1.75 o el -2.75. Sea como sea, el funcionamiento es siempre el que ya os hemos explicado así que no entraña una gran dificultad por mucho que varíen los números.

-Los posibles overs con hándicap asiático: como ya vimos en otros muchos de nuestros artículos, los hándicap asiáticos no solo se refieren a las diferencias que puedan haber en el marcador, sino también en los goles. La modalidad  “over” se indica en las casas de apuestas como “Más de…” y suelen ser números enteros cuando se trata de un hándicap asiático. Un over dos goles o “más de dos goles” es un hándicap asiático. En esta modalidad, se te puede anular la apuesta y devolverte la cantidad de dinero que hayas apostado en el supuesto de que la cifra de goles o puntos se iguale con el over.

ap4

Un nuevo ejemplo que nos ayude: apostamos por el over 3 goles. Si hay más de ese número de goles, hemos acertado. SI hay 3 exactamente, se nos devolverá lo que hayamos apostado. Si hay menos de 3 goles, hemos perdido la apuesta.

Hándicaps asiáticos en directo

Ya conocemos en detalle cómo funcionan todos y cada uno de los tipos de hándicap asiático que existen. Vamos a ver ahora cómo podremos usarlos en la modalidad de apuestas en directo con especial atención a los riesgos que correremos si nos decidimos a usarlo en ellas.

Nuestra recomendación es que vayáis con cuidado al usarlos ya que los hándicaps asiáticos de triunfo local o visitante siempre se apuestan como si el marcador final fuese a ser 0-0. Eso significa que, sea cual sea el resultado del partido en ese momento, al apostar a favor de un hándicap asiático, el resultado del encuentro sería de 0 a 0. Esto ya no ocurre, por ejemplo, en los overs asiáticos, que presentan un funcionamiento totalmente normal aunque estemos apostando en directo.

Un ejemplo de hándicap asiático en directo: el Bayern Munich gana su partido de Bundesliga por dos a cero cuando apenas queda media hora por delante. En ese momento apuesto un hándicap -1 a favor de los bávaros. En ese momento se aplica el hándicap como si el partido fuese 0 – 0 así que, para acertar, el Bayern debería anotar dos goles y que su rival no marque.

 

Como veis, las apuestas con hándicap nos dan múltiples opciones y recuerda que podrás aplicarlos en el deporte que más te guste.

 
Registrar en Bet365