Damian Lillard: el talento del base puro

Información general sobre Lillard

Fecha de Nacimiento: 15 de Julio de 1990

Lugar de Nacimiento: Oakland (California)

País: Estados Unidos

Altura y Peso: 1.91 metros / 88 kg.

Club: Sant Joseph Notre Dame High School (2006 – 2008)

Universidad de Weber State (2008 – 2012)

Portland Trail Blazers (2012 – act)

Posición: Base

Dorsal: 0

En el artículo que hoy os ofrecemos, hemos querido repasar para vosotros lo mejor de la carrera deportiva de un jugador que ha sido capaz de tomar sobre sus hombros todo el destino de su franquicia. Damian Lillard no ha huido de la responsabilidad a la hora de llevar la batuta de su equipo. Su dirección de juego, sus puntos y sus asistencias son hoy ya una de las claves de los buenos años de Portland Trail Blazers.

Veremos juntos lo mejor de sus años de formación y todo lo que ha dado desde su llegada a la NBA. Un jugador joven, que representa como pocos a la nueva generación de líderes de la liga. Un auténtico fuera de serie con el que mejoraréis vuestras apuestas en baloncesto.

Dejemos ya las presentaciones y conozcamos en profundidad ya la carrera del gran Damian Lillard.

Trayectoria profesional de Damian Lillard

Tras su paso por el instituto, Damian Lillard jugó 4 años en la Universidad de Weber State. Sus promedios a lo largo y ancho de esas 4 temporadas fueron magníficos al alcanzar los 18.6 puntos, los 4.3 rebotes y las 3.5 asistencias por partido.

Su talento no tardó demasiado en ser reconocido. La NCAA le nombró rookie del año y, por supuesto, fue incluido en el mejor quinteto de toda la temporada. Más adelante sería incluido también el tercer equipo del All American y fue elegido mejor jugador de su conferencia. Era el paso previo para presentarse a un draft en el que todas las previsiones le auguraban un gran puesto.

Damian Lillard fue elegido en la sexta posición del draft por Brooklyn Nets, pero fue traspasado de inmediato a Portland Trail Blazers. Aquella elección fue dominada por Anthony Davis, elegido por New Orleans.

Llegada de Damian Lillard a la NBA

Su impacto en la franquicia y en la liga fue inmediato. A pesar de la calidad de otros muchos de los rookies  de esa temporada, Damian Lillard fue elegido como el mejor de la temporada después de haber acabado e año con promedios de 19 puntos y 6.5 asistencias por partido. Portland no pudo acceder aquel año a los play off a pesar de Lillard o LaMarcus Aldridge, pero había quedado claro que había calidad en el equipo.

Tan solo un año después y con Lillard rondando ya los 20 puntos por partido, los Blazers regresaron a los play off. El equipo logró llegar hasta las semifinales de conferencia donde iban a ser derrotados por los futuros campeones de la NBA: los San Antonio Spurs de Tony Parker y Kawhi Leonard. Lillard fue incluido en el tercer mejor equipo del año.

Fueron años en los que todo el mundo reconoció el talento de Damian Lillard. El base ganó por dos años consecutivos el concurso de habilidades del All Star y, poco a poco, se hizo con la batuta de un equipo que no ha dejado de remodelarse.

La temporada de 2016 fue la mejor para Damian Lillard. Subió sus números hasta los 25.1 puntos por partido y Portland volvió a caer en semifinales de conferencia, esta vez frente a los Golden State Warriors de Stephen Curry y Klay Thompson.

Características del juego de Lillard

Un jugador que tiene en la velocidad y la habilidad sus principales características es, sin duda, alguien que dará espectáculo. En esa breve definición, podríamos incluir sin problemas a un Damian Lillard que cada año mejora sus números situándose entre los mejores bases de toda la NBA.

Lillard es un base dominador, que toma decisiones para el equipo en todo momento y que, por supuesto, no renuncia nunca a jugarse el balón decisivo. A pesar de tener unos muy buenos porcentajes en los lanzamientos desde media y larga distancia, su principal activo a la hora de sumar puntos llega desde sus increíbles penetraciones a canasta. Su enorme potencia en el salto le permite no arrugarse ante los pívots rivales y anota constantemente de este modo.

Además, su velocidad marca una de las características principales de su equipo en los últimos años. Portland es un conjunto al que le gusta correr por eso sus partidos son tan vistosos. Lillard es clave para esa forma de entender el juego ya que lanza el ataque a toda velocidad una vez que capturan el rebote.

Un auténtico crack que haréis bien en conocer y disfrutar a fondo. Teniendo en cuenta su juventud, parece que aún queda mucho margen para que veamos hasta dónde puede llegar el talento del gran Damian Lillard.

Principales logros individuales y colectivos

Como habéis podido comprobar, la calidad individual de Damian Lillard es la que ha guiado en los últimos años a Portland. Es cierto que aún no han sido capaces de dar el salto de calidad necesario para luchar por un anillo de campeones, pero hoy por hoy, se trata de un equipo a tener muy en cuenta en la liga.

Lillard ha sido y seguirá siendo el líder indiscutible del equipo y eso le ha servido para ser merecedor de algunos reconocimientos individuales de cierta relevancia. Seguro que el base desea lograr mucho más y, sobre todo, hacerlo de manera colectiva, pero queremos que conozcáis sus logros de primera mano.

Estas son las distinciones que acumula hasta el momento Damian Lillard:

– Jugador del año Big Sky (2010 y 2012).

– Miembro del tercer equipo All American (2012).

– 2 veces campeón del concurso de habilidades del All Star Game de la NBA (2013 y 2014).

Rookie del año en la NBA 2013.

– Miembro del mejor quinteto de rookies.

– 2 veces All Star.

– Incluido en el segundo mejor quinteto de la liga en 2016.

 
Registrar en Bet365