Cómo controlar las cuotas cuando apostamos en directo

estadisticas (1)

 

Las apuestas en directo han sido, en buena medida, las responsables del enorme crecimiento experimentado por las casas de apuestas on line en los últimos años. Estas compañías han sido capaces de desarrollar la tecnología suficiente como para que sus usuarios puedan apostar en sus eventos deportivos durante su misma celebración.

La posterior llegada de las aplicaciones móviles iba a permitirles, además, que esas apuestas se hicieran desde el lugar en el que estuviera el apostante. Una nueva evolución dentro de lo mismo.

Hoy por hoy, las casas de apuestas más importantes del mundo ya ofrecen a sus usuarios increíbles menús de apuestas en directo en los que no falta absolutamente de nada. Algunos de los eventos llegan a ofertar más de 200 posibilidades de apuesta diferentes, lo que hace de la modalidad live la preferida de buena parte de los apostantes.

¿Por qué gustan tanto las apuestas en directo?

Las apuestas en directo han sido capaces de llegar al corazón mismo de la mezcla entre deporte y apuestas. En una apuesta pre partido, el apostante hace sus selección y se sienta a ver qué ocurre en él, sin más. Ya no puede participar, ni cambiar nada y se convierte en el mismo espectador pasivo que puede ser cualquier persona que esté en su casa viéndolo sin haber apostado.

Por el contrario, cuando uno se lanza a apostar en directo la emoción del deporte se ve multiplicada por la de las apuestas. Ya no nos sentamos sin más, sino que podemos hacer nuevas apuestas y viviremos todo más intensamente sabiendo que cualquier cambio puede hacernos ganar o perder con nuestras predicciones.

Lo verdaderamente excitante de las apuestas en directo es la increíble capacidad que han demostrado las empresas del sector para renovar sus mercados en tiempo real. Por ejemplo. Imaginad que estamos siguiendo un partido de la liga española entre el FC Barcelona y el Real Betis. Si el Barça manda en el marcador por dos a cero, en nuestro menú de apuestas en directo no tardará demasiado en aparecer la posibilidad de apostar por quién será el autor del tercer gol. Todo ello, por supuesto, acompañado por las cuotas correspondientes para cada posibilidad.

Con esto lo que se consigue es que, un partido ya resuelto, acabe manteniendo el interés de los apostantes y, por supuesto, aumenta los ingresos de las compañías al realizarse muchas más apuestas.

Esa constante renovación en los mercados es un gancho constante para los apostantes que viven los eventos en directo con gran intensidad y hasta el final. Pero hay mucho más. Las empresas del sector saben del éxito de esta modalidad, de ahí que estén situando en ella muchas de las ofertas y promociones que van lanzando. Si echáis un vistazo por la sección de ofertas de cualquiera de las grandes compañías de apuestas deportivas on line podréis comprobar que muchas de ellas se limitan a las opciones live.

Hay otra cuestión más que acaba por hacer tan atractiva la posibilidad de apostar en directo. Se trata de las cuotas. En la modalidad de apuesta pre match nos aparece una cuota en el momento de hacer nuestra apuesta y esa es la que vale. En las apuestas en directo, la renovación de las cuotas es constante y un jugador hábil podrá sacar importantes beneficios de este hecho. Las compañías intentan acercar un poco más si cabe a este tipo de apuestas a los usuarios de ahí que las cuotas ofertadas en directo sean mejores que las pre match.

Las apuestas en directo suponen un riesgo mayor para los apostantes ya que, en muchas ocasiones, estamos obligados a decidir en situaciones de presión y eso puede llevarnos a cometer errores, pero también es cierto que nos dan la posibilidad de ganar mucho más si tenemos acierto. Como siempre os recomendamos, las apuestas en directo deben hacerse siempre con la cabeza bien fría y no dejarse llevar por gustos y preferencias que no siempre tienen por qué encajar con lo que ocurrirá en el evento que estamos siguiendo.

En el artículo de hoy, vamos a centrar nuestra atención precisamente en este hecho. Cómo podemos los usuarios controlar las cuotas cuando estamos apostando en directo.

 

El control de las cuotas cuando apostamos en directo.

 

Los seguidores de www.comparadorapuetas.net ya sabrán por muchos de nuestros artículos que los deportes que más apuestas en directo atraen son el fútbol y el tenis, así que recurriremos a ellos cuando necesitemos de algún ejemplo.

Apostar en directo supone, obviamente, tener que seguir el evento que nos interese de algún modo. Hoy por hoy, muchas de las grandes compañías de apuestas deportivas del mundo ya ofrecen sus propias herramientas para ello. Por poner solo un ejemplo, William Hill cuenta con William Hill TV, en la que podremos seguir aquellos campeonatos y torneos que no se encuentren sujetos a derechos televisivos por cuestiones geográficas.

sportwetten

Por supuesto, las apuestas en directo nos obligan casi más que cualquier otra a realizar un importante trabajo previo de recogida y selección de información sobre la que basaremos nuestras decisiones de apuesta. La aparición constante de nuevas posibilidades de apuesta, tal y como antes decíamos, nos obliga a estar preparados con anterioridad.

Conocer las estadísticas más importantes, las rachas con las que llegan los equipos o los jugadores y un largo etcétera de cuestiones y datos puede ser de gran importancia para que nuestras apuestas tengan visos de salir con éxito.

Una vez que el evento que nos interesa ha comenzado, os recomendamos controlar aquellas cuotas que se sitúan en el entorno del 2.5 hasta el 3.5. Decimos estas cifras porque lo verdaderamente interesante para nosotros es lograr cuotas superiores a 2, que son las que van a permitirnos cubrir nuestra apuesta a lo largo de todo el partido. ¿Qué significa esto en la práctica? Pues que con ello lograremos ganar la apuesta pase lo que pase después en el encuentro.

Vamos a intentar daros un ejemplo concreto con un partido de fútbol para ver si esta estrategia se puede ver mejor. Imaginemos que estamos ya en el minuto 20 del partido y que seguimos sin goles. La cuota de – 2.5 para el final del partido está en 2.40. Lo que debemos de hacer en ese momento es meter una cantidad más o menos razonable para esa apuesta en concreto, teniendo presente que se trata de un partido que se espera goleador, por mucho que no haya habido goles hasta ese momento. Por ofreceros una cifra redonda, pongamos que la apuesta que cerramos es de 5 euros.

A partir del momento en el que cerramos nuestra apuesta es cuando arranca el periodo de tiempo conocido como “tiempo de riesgo”. Se trata de todos aquellos minutos  que pasan con incertidumbre en los que no sabemos qué pasará, si los goles acabarán llegando o no o si los equipos acabarán por desatarse finalmente. Estamos ante los minutos más complicados para los apostantes en directo ya que nos obligan a mantener la sangre fría y esperar con tranquilidad el devenir de los acontecimientos.

Lo que debemos seguir haciendo es permanecer atentos a la propia evolución del partido y empezar a fijarnos en las cuotas que se ofrezcan para la apuesta contraria a la que hemos realizado. Tened en cuenta que, si efectivamente, sigue sin marcarse goles a los largo de toda la primera mitad del partido, la cuota de + 2.5 goles al final del encuentro irá subiendo cada vez más.

La clave que debe hacernos reaccionar es el momento en el que dicha cuota suba por encima de 2. Cuando esa situación se dé, es el momento para decidir acerca de diferentes cosas:

-Puede que queramos asegurar lo apostado con anterioridad. En ese caso, si la cuota que se ofrece por que el partido acabe con + 2.5 goles supera el 2 y se sitúa en los 2.40, podremos hacer una apuesta de 5 euros. ¿Por qué? Porque en el caso de que finalmente se marquen más goles, no habremos ganado ni perdido, pero si se marcan menos tendremos unas ganancias de 0.40 x 5 euros.

-Si queremos una ganancia segura. Podemos esperar un poco más hasta ver que la cuota sube para esos + 2.5 goles. Si los goles siguen sin aparecer, entonces estaremos asegurándonos esas ganancias. Imaginemos ahora que la cuota en cuestión llega hasta los 2.40 que antes señalábamos. En ese caso, bastará con apostar la misma cantidad que antes indicamos (cinco euros) para tener una ganancia asegurada del 20 por ciento de lo que hayamos invertido.

Vamos a verlo todo en números concretos para que pueda quedarnos aún más claro antes de seguir hacia adelante con nuestro artículo:

Apuesta – 2.5 goles al final del partido: 5 euros a 2.40 de cuota: ganancia estimada de 12 euros.

Apuesta de + 2.5 goles al final del partido: 5 euros a 2.40 de cuota: ganancia estimada de 12 euros.

No queremos dejaros la impresión de que este tipo de apuestas pueden aparecer en nuestro horizonte siempre. De hecho, lo más normal es que en un partido en el que se presumían goles, acabe habiéndolos y la cuota que nos permitiría cubrirnos tarda mucho en llegar o no lo hace nunca. Esto hace que corramos un riesgo enorme de perder nuestra apuesta por lo que nuestro consejo es que os detengáis un tiempo a meditar sobre el partido en cuestión y el grado de riesgo que estáis dispuestos a aceptar con vuestras apuestas en directo.

Lo cierto es que el control de las cuotas durante vuestras apuestas en directo será la clave que aumente vuestras posibilidades de ganar. Con el paso del tiempo, iréis acumulando experiencia y eso os hará reconocer los mejores momentos para sacar provecho de las variaciones de las cuotas durante la celebración de los diferentes eventos deportivos. Puede que este tipo de control sobre las cuotas no os vaya a hacer ricos, pero sí que os asegura ganancias fijas que, al fin y al cabo, es la única posibilidad que tenemos de ir sumando.

Como os hemos dicho desde la propia presentación, las apuestas en directo suponen todo un reto para los apostantes ya que ponen a prueba sus propios conocimientos deportivos a la vez que les obliga a decidir rápido, pero con la cabeza bien fría. Si bien es cierto que nos ofrece mayores posibilidades de ganar con nuestras predicciones, también lo es que puede llevarnos muy fácilmente hasta las pérdidas si no somos capaces de actuar con la cabeza y no con el corazón.

Desde aquí, no nos queda más que recomendaros que os acerquéis hasta las apuestas en directo, si no lo habéis hecho aún, para disfrutar del plus de emoción que nos da. Los pequeños trucos que os hemos ofrecido a lo largo de este artículo os ayudarán a controlar más y mejor unas cuotas que son la clave para lograr mejores rendimientos para vuestras apuestas.