Estrategia para ser un buen apostante en deportes

Comenzar a apostar en los múltiples eventos deportivos que existen hoy en día es una tarea de todo menos fácil. Como ocurre casi que con cualquier otra disciplina de la vida, los comienzos son harto complicados. La inexperiencia y el alto grado de desconocimiento que solemos tener con respecto a las reglas, trucos, estrategias o fuentes de información nos hace cometer errores que de otro modo no cometeríamos.

Lo primero que queremos hace aquí es dejar claro que las apuestas deportivas no son todo coser y cantar y que ganar dinero en ellas no es, ni mucho menos, una tarea fácil. Puede que sea el aspecto lúdico del deporte el que hace que muchos jugadores pierdan este aspecto de vista, pero no debemos olvidar jamás que el deporte es una disciplina compleja en la que muchos factores entran en juego y en el que lo más fácil es que perdamos.

Un hecho absolutamente innegable es que hoy en día las apuestas deportivas han alcanzado un enorme grado de popularidad en buena medida gracias al éxito del deporte en sí mismo, pero también por el desarrollo tecnológico de las casas de apuestas.

Desde hace unos pocos años, cualquiera que sea aficionado al deporte que sea puede realizar sus apuestas desde donde esté y en el momento que lo desee. Atrás quedaron los tiempos en los que había que desplazarse a una oficina de la casa de apuestas o en lo que necesitábamos estar delante de la pantalla de nuestro ordenador. Las aplicaciones móviles que han desarrollado ya las casas de apuestas y sus secciones de apuesta en directo han acercado a millones de personas a las apuestas on line, muy especialmente a las deportivas.

images

Uno de los primeros consejos que os podemos dar es que apostéis en el deporte que más os guste, en el que os sintáis más cómodos. De nada vale que os digamos que en el fútbol tendréis una enorme oferta y variedad de eventos si nada sabéis sobre él. Es evidente que el fútbol, el baloncesto, el tenis o el fútbol americano son algunos de los deportes más populares y, por tanto, son los que cuentan con una mayor oferta de apuestas. Con todo, lo fundamental es que sea el deporte del que sabéis y seguís. Como sabéis, apostar en una modalidad que no seguimos y de la que apenas sabemos nada, es poco menos que un suicidio.

La enorme oferta que ponen a nuestro alcance las casas de apuestas no se refiere solamente a las diferentes modalidades deportivas disponibles sino también a los diferentes tipos de apuestas que en ellas podemos realizar. Como en la elección del deporte, elegid la forma de apuesta que mejor se adapte a vuestras características como jugador y a los objetivos que os habéis marcado.

En todo ello os va a ayudar de manera definitiva la experiencia. Es muy posible que al principio cometáis errores bien en la elección del evento o bien en el tipo de apuesta que realicéis. Es normal. Con el tiempo, iréis siendo capaces de evitar una serie de errores que son muy típicos entre los apostantes en eventos deportivos. Ahí van algunos de los más frecuentes:

-Enfocarse en varios deportes: es uno de los errores más típicos entre los apostantes con menos experiencia en las apuestas deportivas. Ten en cuenta que los apostantes que han conseguido tener éxito y ganancias a largo plazo lo han conseguido a través de un alto grado de especialización en un deporte en concreto. Es más, en muchos casos, suelen ser expertos en un evento en concreto. La experiencia ha demostrado que los jugadores que se deciden a apostar en varias disciplinas acaban acumulando pérdidas debido a que es imposible que sean capaces de acumular toda la información que se necesita para que las apuestas estén bien encaminadas. En este aspecto, la especialización es el mejor camino hacia el éxito de tus apuestas deportivas.

            ­-Mala administración de nuestro dinero: es una de las características comunes en los malos jugadores. Saber administrar bien nuestro dinero va mucho más allá de un mero concepto financiero. Es fundamental para que nuestras apuestas puedan ofrecer resultados positivos. Una mala administración o, como ocurre en muchos casos, la ausencia total de la misma, ha hecho entrar en bancarrota a muchos jugadores así que bien haríamos todos en tomarnos muy en serio este punto. Es cierto que las malas rachas existen en el juego y es algo que llegará a nosotros con independencia de nuestra experiencia como jugadores. Lo fundamental en este sentido es que sepamos cómo librarnos de ellas sin que nos hayamos arruinado por el camino a la espera de tiempos mejores para nuestras apuestas. Una buena administración de nuestros fondos permitirá no solo salir de las malas rachas sino conseguir hacerlo con un resultado muy positivo.

Estrategia para ser un buen apostante en deportes

            -Las probabilidades: es un dato que suelen ofrecer las casas de apuestas y solo por ese motivo ya deberíamos estar bien atentos a ellas. Muchos jugadores cometen el error de fiarse al 100 % de ellas y se lanzan a apostar cuando ven que las probabilidades son buenas. No debemos hacer eso en ningún caso ya que es la reacción que las propias casas de apuestas intentan provocar. Lo fundamental es analizar esos datos y el evento en cuestión y no lanzarse a apostar sin mayor reflexión. Recuerda siempre que las casas de apuestas son empresas que han sido fundadas con el objetivo de ganar dinero y, de hecho, lo hacen y en grandes cantidades.

            -Las preferencias emocionales: ya hemos dicho en más de una ocasión que no hay nada más peligroso para los intereses de un apostante que tomar sus decisiones desde el corazón y no desde la cabeza. De hecho, consideramos que las emociones deben ser completamente erradicadas del momento de toma de decisiones en las apuestas. Guiarse por ellas es sinónimo de fracaso seguro y la única manera de obtener ciertos beneficios en las apuestas deportivas es a través de un trabajo ingente de recogida de información y la aplicación de una buena estrategia de apuestas.

Muchos de los errores que acabamos de ver a la hora de apostar estar relacionados con uno más grande aún y que bien podría abarcar a todos los demás. El apostante que busca y quiere tener éxito con sus apuestas debe en todo momento conocer sus propios límites.

En la práctica, esto puede significar cosas de lo más variado. Si, por ejemplo, estamos enlazando una mala racha de resultados y acumulamos pérdidas, no debemos tratar de recuperarnos de manera inmediata. Necesitamos ser constantes en nuestros objetivos, pero manteniendo siempre la calma y nuestra mente bien clara. Cumplir un objetivo es importante, pero saber cuándo debemos parar es fundamental. Incluso cuando se pierde hay más oportunidades para cambiar eso y volver a ganar.

Es fundamental establecer límites en nuestras inversiones y en nuestras pérdidas. Ese límite debe ser razonable y no poner en peligro nuestra situación económica, obviamente. Una vez que lleguemos a ese límite, haya que saber parar y dejar nuestras apuestas para mejor ocasión. Dividir nuestras apuestas en unidades que podamos asumir es siempre una buena opción. Cuando se pierde, lo mejor es parar, analizar la situación para localizar los errores que hayamos podido cometer e intentar subsanarlos para cambiar nuestra racha.

Debes tomarte en serio las apuestas porque te estás jugando tu dinero y las consecuencias podrían ser nefastas si no sabes poner límites a tu juego. Sé todo lo meticuloso que puedas y conviértete en lo mejor especialista en la materia que puedas ser. Conoce las reglas del juego, su lenguaje específico y los términos que más comúnmente se utilizan. Cuanto más conozcas de todo cuanto rodea al mundo de las apuestas, en mejor disposición estarás de ganar.

Profundiza también en lo que sabes de las diferentes casas de apuestas, cómo funcionan, qué bonos ofrecen, qué herramientas han incorporado o mejorado… No dudes en participar en foros especializados de los que sacarás buena información a través de las dudas y experiencias de otros jugadores. Pero, sobre todo, sé lo más crítico que puedas con toda la información que te llegue. Antes de actuar, analízala y comprueba que es veraz y útil para tus intereses. Lo contrario, es tan peligroso o más que lanzarse a apostar sin tener información alguna del evento en cuestión.

No es posible tener éxito en las apuestas deportivas sino se tiene un alto grado de conocimiento actualizado de la industria de las apuestas. Es algo que está más que comprobado y que, quien lo niegue, estará cometiendo un error fatal. Es un objetivo muy difícil de alcanzar ya que se trata de una industria que está en constante cambio y que en los últimos años ha experimentado un desarrollo al alcance de muy pocos sectores.

Conocer las claves de la industria es vital para no cometer errores propios de aquellos que se acercan por vez primera a las apuestas. Esto tiene aplicaciones prácticas que no siempre son fáciles de cumplir. Por ejemplo, a muchos jugadores les resulta difícil abandonar la casa de apuestas con la que están familiarizados a pesar de haber comprobado que ya existen otras mejores. Es vital estar abiertos a este tipo de cosas y, en caso de detectarlas, cambiar sin reparo alguno. Ciertas casas de apuestas toman ventaja con respecto a otros gracias a sus nuevas aplicaciones móviles o a través de bonos y promociones. Se deben aprovechar estas oportunidades, sin ninguna duda.

No debemos dejar pasar la oportunidad de tomar consejos de grandes profesionales de las apuestas.  Como toda información, puede sernos de gran utilidad, pero mucho cuidado con las fuentes informativas en general porque no siempre son fiable y su información podría incluso perjudicarnos de no ser contrastada.

Pueden sernos de gran utilidad las instrucciones que podemos encontrar fácilmente en la red acerca de estrategias de juego o guías de apuestas deportivas. Suelen ser útiles, sobre todo, para la elección del evento en el que nos conviene apostar, pero ayudan a la hora de minimizar riesgos.

En definitiva, con este artículo no hemos pretendido más que ofrecerte una serie de consejos quizás no tan centrados en la práctica como en lo emocional para mejorar en la medida de lo posible tus apuestas. Como has podido comprobar, las apuestas deportivas son un elemento complejo en el que intervienen numerosos factores y en el que es imposible encontrar ese truco que sea infalible. Es cierto que estamos ante un mundo apasionante, pero no es menos cierto que llegar a tener el éxito que esperamos en él es mucho más complicado de lo que podamos creer a simple vista.