Cómo ganar dinero con las apuestas deportivas

Ganar dinero con las apuestas que realicemos es, sin lugar a dudas, el objetivo que todos tenemos cuando empezamos a jugar. Cierto es que unos jugadores son mucho más realistas que otros y logran mentalizarse de que no es nada fácil ganar a largo plazo ni grandes cantidades.

Como ya hemos dicho en varias ocasiones, ganar en las apuestas deportivas es una satisfacción reservada a unos cuantos jugadores con un alto nivel de profesionalización, con la enorme dosis de trabajo que eso lleva aparejado. No debemos olvidar nunca que estamos luchando contra grandes empresas multinacionales que presentan cada año balances económicos extraordinarios y esos beneficios, como bien sabéis, proceden directamente de los bolsillos de sus usuarios.

La gran pregunta es: ¿entonces se puede ganar dinero en las apuestas? Sí que se puede, pero seguramente no de la forma en la que muchos lo intentan. Se pueden conseguir buenos resultados si nos damos cuenta de que podemos superar a otros usuarios y seguimos ciertos consejos útiles.

Vamos a ver ahora las líneas maestres que, para nosotros, debe seguir todo aquel apostante en deportes que quiera ganar dinero.

 

Elige bien tu casa de apuestas: se trata de una de las decisiones más importantes de cuantas debe tomar un apostante y la complejidad que encierra es mucha. En primer lugar, no es fácil tomar una decisión de tal relevancia cuando apenas tenemos conocimientos sobre las casas de apuestas. Antes ya de jugar, los usuarios se ven obligados a escoger una casa de apuestas y su falta de experiencia suele acabar de dos formas: o bien eligiendo una de las casas más famosas simplemente por conocerlas gracias a la publicidad; o bien, escogiendo bajo criterios poco objetivos y, por tanto, equivocándose.

En nuestra web www.comparadorapuestas.net podréis encontrar un artículo íntegramente dedicado al proceso de selección de una casa de apuestas. Además, en nuestra sección “Experiencia” podréis hallar un meticuloso análisis de muchas de las principales casas así como de otras muchas menos conocidas. Todo ello os ayudará a decidir y os evitará el ingente trabajo de ir conociendo una a una por vuestra cuenta.

En líneas generales son varios los puntos clave que debéis analizar con calma para decidir si una casa de apuestas se ajusta a lo que buscáis como nuevos usuarios. Comprueba su funcionamiento, es decir, mira qué te exigen para ser su cliente; échale un vistazo a los bonos y ofertas que ofrecen. A menudo no son más que simples ganchos para atraer nuestra atención y conseguir que nos registremos, pero pueden ser importantes; profundiza, claro está, en la oferta deportiva que nos ofrece. Busca con decisión aquellas modalidades deportivas y eventos que más te interesen para comprobar si la casa de apuestas en cuestión la incluye; comprueba el funcionamiento de sus aplicaciones móviles y de sus herramientas para apostar en directo. Si eres un amante de la emoción que produce el vivo, será fundamental que estas herramientas funcionen a la perfección; y échale un vistazo también a todo lo referente a formas de pago y canales de comunicación que ponen a tu alcance ya que suelen ser síntomas importantes de la fiabilidad de la compañía en cuestión.

Puede que elegir bien una casa de apuestas no sirva para que ganes, pero lo que es innegable es que una mala elección reducirá a cero tus opciones de hacerlo. No racanees tiempo en esta decisión y da el paso cuando estés totalmente convencido.

 

Controla tu propio presupuesto para apostar:

una de las principales virtudes que debe tener cualquier apostante es el de gestionar con gran meticulosidad su propio dinero. Sin ese rigor, no hay posibilidad alguna de que podamos ganar.

Lo primero que debemos hacer es marcar nuestros propios límites y, por supuesto, cumplirlos. Esos límites se refieren a cuánto podemos perder y también ganar sin que eso afecte a nuestra propia economía, y también cuál es la cantidad que usamos como referencia en cada predicción.

Muchos apostantes marcan esos límites, pero son incapaces de cumplirlos quizás llevados por la emoción del juego o del momento. Es un error muy grave que puede tener serias consecuencias para nuestros bolsillos.

Aunque llevemos una buena racha, también es importante marcarnos estos límites. Todo se acaba, también la buena suerte, y antes o después volverán las pérdidas. Retira tus ganancias a tiempo y vuelve al presupuesto original siempre apostando la cantidad que hayas determinado. Créenos si te decimos que es la manera más inteligente de proceder con tu dinero ya que hemos visto a muchos jugadores perder su dinero de manera muy rápida por hacer este tipo de movimientos.

Si lo que acumulas es una racha negativa, cumple estrictamente con tu límite de pérdidas y retírate al llegar a él. Por supuesto, nunca intentas recuperarte rápidamente haciendo uso de apuestas dobles ni nada parecido. Son estrategias que no funcionan y que solo harán que empeore tu situación.

 

No te dejes llevar ni por las cuotas ni por las ofertas:

ya hemos dicho en el apartado dedicado a la selección de tu casa de apuestas que estas compañías suelen usar sus promociones como simples ganchos para captar a nuevos usuarios. Es una medida que nos parece positiva, claro que sí, pero no debe ser el elemento central que nos lleve a elegirla ni a apostar en un evento determinado.

Las casas de apuestas controlan el negocio hasta en su más mínimo detalle y saben bien dónde colocar unas buenas cuotas que induzcan a apostar en ese evento a muchos apostantes. Con la experiencia, serás capaz de determinar cuándo se está produciendo este fenómeno y sabrás evitarlo.

Piensa que en las cuotas va implícito el margen de ganancias de la casa de apuestas y si las ponen muy altas quizás sea con objetivos bien diferentes al de hacerte ganar a ti. Ten, pues, toda la precaución del mundo en este sentido y ve mucho más allá que la simple cuota para lanzarte a apostar en un evento o en otro.

Muchas veces ocurrirá que una cuota menos atractiva acaba resultando ser mucho más rentable que una que prometía grandes ganancias a priori.

 

 

Conviértete en un especialista total en tan solo un deporte:

en nuestros artículos, no hemos dejado de repetiros que solo podemos tener opciones de ganar con nuestras apuestas si nos acercamos a ellas de la manera más profesional posible. Eso significa, entre otras muchas cuestiones, que deberemos centrarnos en la modalidad deportiva que elijamos y tendremos que convertirnos en grandes conocedores de dicha especialidad.

Como os hemos explicado en otros artículos de www.comparadorapuestas.net el buen jugador on line conoce todo lo que rodea al evento en el que va a apostar. El deporte es una disciplina en las que intervienen muchos factores y cualquiera de ellos puede modificar el resultado final así que, cuanta más información manejemos, menos espacio dejaremos a la improvisación y a los imprevistos.

Decimos que debes ser especialista en un deporte porque es realmente complicado llegar al grado de conocimiento necesario para apostar bien en varios. Estar al día de todo lo que rodea a un deporte ya exige un gran esfuerzo en forma de muchas horas de trabajo por eso entendemos que conseguirlo en varios es prácticamente imposible. Recuerda que en la apuestas se cumple perfectamente aquello de que quien mucho abarca, poco aprieta.

 

Controla la estadística:

en nuestra web hemos llegado a dedicarlo un artículo íntegramente a la importancia de la estadística en el mundo de las apuestas deportivas. Se trata de una cuestión claramente relacionada con todo lo explicado en el punto anterior. Controlar la estadística de un deporte, significa conocer la situación de un deporte en un momento determinado y eso es algo realmente importante.

Siempre queremos dejar bien claro que la estadística es muy importante, pero, por supuesto, no nos da el éxito en las apuestas. Que un equipo gane a otro el 80 % de las veces en las que se enfrentan, ¿significa que le ganará de nuevo en el partido de mañana? Los números dicen que sí, pero en deporte, más en ciertas modalidades, todo es posible.

Pese a esto último, la experiencia nos demuestra que los jugadores que acaban teniendo éxito con sus apuestas son aquellos que poseen un alto grado de especialización y con un excelso dominio de la estadística. Esto significa que la información quizás no nos dé aciertos, pero queda claro que minimiza la posibilidad de errar y con ello evita muchas pérdidas.

 

Elige y ejecuta a la perfección la estrategia que mejor se ajuste a tus objetivos: una vez que hayas decidido el evento en el que quieres jugar, debes decidir qué estrategia seguirás para intentar ganar. En nuestra sección “Estrategia” te explicamos las técnicas más habituales y también aquellas que se consideran más específicas para ciertos deportes en concreto.

Una estrategia tampoco es una garantía de nada. Tan solo te marca un camino que se ha demostrado válido y que te ayuda a ganar más y también a perder menos.

No todas las estrategias valen para todos los eventos ni tampoco para todos los jugadores, de ahí que sea importante que conozcas cuantas más mejor para saber cuál es la adecuada. Cuanto te decidas por una, tienes que ejecutarla hasta el final ya que hemos comprobado que muchos jugadores no lo hacen y la abandonan a la mitad entrando irremediablemente en pérdidas.

Empieza a jugar con una estrategia solo en el momento en el que estés absolutamente convencido de que es la que mejor se adapta a tus objetivos y ve con ella hasta el final. ¿Cuándo llega ese final? Pues una vez que hayas alcanzado los límites que te habías marcado al principio, bien sea en cuanto a las pérdidas o bien a las ganancias. Así de sencillo.

 

Evita los típicos errores de los apostantes:

los errores que cometen los apostantes suelen ser recurrentes y es fácil saber cuáles serán si conocemos su perfil. Por poner un ejemplo, es fácil saber que los jugadores con menos experiencia tenderán a cometer ciertos errores que los más veteranos no, y viceversa.

Nuestra web os ofrece ya algún artículo en el que desgranamos estos errores así que os recomendamos su lectura porque es la mejor manera de que los conozcáis de antemano y evitéis caer en ellos.

Muchos de los errores más habituales tienen que ver con la gestión del dinero, que antes hemos señalado. Debes evitar siempre pasarte con la cantidad de dinero que decides jugar y mucho menos deberás aún intentar recuperarte de una mala racha doblando tu apuesta.

Pero hay otros muchos tipos de errores relacionados también con muchos de los puntos antes enunciados. Elegir mal la estrategia, fiarnos exclusivamente de las cuotas u ofertas y apostar en un evento solo porque creemos haber encontrado el dato definitivo son fallos de bulto mucho más habituales de lo que podríamos pensar.

Evitarlos está, pues, tan solo en tus manos y con ello estarás un poco más cerca de conseguir ganar dinero con tus apuestas.