Así es la aplicación móvil de Betfair

Pensad el sector de la economía que queráis. Cualquiera. Ahora pensad en los cambios que haya podido experimentar en los últimos años. Sea cuál sea el que hayáis

elegido, estamos seguros de que no será ni remotamente parecido a lo que ha ocurrido con el sector de las apuestas on line.

En poco tiempo, este sector del juego ha sido capaz de responder a las exigentes demandas de sus clientes algo que no siempre ha resultado demasiado fácil ya que eso suponía importantes desafíos, sobre todo, desde el punto de vista tecnológico.

En apenas unos años, muchas de las empresas que hoy reconocemos como punteras en el sector pasaron de ser pequeñas compañías que ofrecían sus locales para realizar las apuestas a imponentes multinacionales gracias al poder de Internet. En nuestra sección “Experiencia” podréis adentraros un poco más si queréis en toda esta evolución.

El salto que dieron significó, básicamente, pasar a captar clientes en todo el mundo. Sin embargo, lograrlo no fue nada fácil, ni mucho menos. Muchos de los pasos que tuvieron que afrontar las empresas eran enormes y conllevaban, además, importantes inversiones económicas. La buena intención de las empresas, así como su ambición, les han acabado llevando por el buen camino.

 
Registrar en Betfair 

El primer paso: la llegada a Internet

Suponía un desafío de proporciones gigantescas, pero sobre todo, abría enormes posibilidades de negocio y de crecimiento para las compañías. Sin embargo, había ciertos requisitos importantes con los que habría que cumplir, así que no iba a ser una tarea nada fácil.

Lo fundamental era logar el desarrollo de unas páginas webs de enorme calidad y que ofrecieran a los clientes lo que estaban buscando. Lo que demandaban era una potente oferta deportiva, una amplia variedad de apuestas y una sección de información complementaria que les ayudara a la hora de cerrar sus apuestas. Nada más y nada menos.

Para las empresas no había mucho margen de maniobra ya que todas se lanzaron a una lucha sin cuartel en la que el perdedor quedaría fuera del negocio. Como se ha visto con el paso del tiempo, quien no tiene una web competitiva acaba viéndose superado por sus rivales.

Parece claro afirmar que este reto ya ha sido conseguido por las grandes compañías de apuestas deportivas de todo el mundo y lo han hecho, además, con nota. Hoy en día, cualquiera de las casas de apuestas de referencia como pueden ser Betfair, William Hill, Bwin o Bet 365 disponen ya de webs de altísimo nivel, tanto en lo que se refiere a diseño como en operatividad.

Pero no todo está hecho ya que se trata de una sector en constante ebullición por lo que las mejoras son casi que constantes. Las empresas no dejan pasar ni una oportunidad de seguir mejorando la calidad de sus webs empujadas también por el alto grado de exigencia de sus clientes.

Todas las empresas del sector tienen más que claros estos conceptos, advertidos como están por parte de la estadística de que sus clientes no son excesivamente reacios a cambiar de compañía si no están satisfechos con lo que se le ofrece.

Por su facilidad de uso y su atractivo diseño, podemos decir que las webs de las diferentes casas de apuestas están situadas en el máximo nivel, sin lugar a dudas.

 

Apostar en directo: el siguiente paso

Las exigencias no tardaron en seguir apareciendo por mucho que las webs estuviesen operativas y con altos estándares de calidad. Y los que se acercaban iban a ser aún de mayor entidad que los retos ya conseguidos.

Con la enorme fuerza que ha ido ganando poco a poco el deporte en nuestra sociedad, los apostantes empezaron a demandar de sus casas de apuestas la posibilidad de realizar sus apuestas en directo. Llegar a conseguir eso que hoy parece tan habitual e incluso fácil, no lo era tanto en su momento y de nuevo iba a exigir de las empresas un importante esfuerzo en el desarrollo de su tecnología.

Las diferentes compañías dedicadas al juego on line no iban a tardar en ponerse manos a la obra buscando el desarrollo de esas herramientas que llevaran la señal de los eventos deportivos hasta las casas de sus clientes. El reconocimiento por parte de los usuarios no iba a tardar demasiado en llegar.

Al principio, el problema fundamental al que se enfrentaban las compañías era la evidente falta de calidad de las emisiones live. Era y es algo de gran importancia, de ahí que no se tardara demasiado en mejorar ofreciendo un mejor servicio. Pero eso no era, ni de lejos, lo más relevante. Lo importante era que las apuestas en directo abrían un enorme abanico de posibilidades tanto para las empresas como para sus clientes. Las apuestas en directo ofrecían más opciones de selección, más mercados y más eventos, y todo ello solo podía ser sinónimo de más beneficios económicos para las empresas.

Con su enorme potencial, las apuestas live no tardaron en imponerse dentro de las preferencias de los usuarios y las empresas de juego on line sacaron partido económico de ello. ¿Cómo lo hicieron? Ofreciendo una oferte deportiva increíble y añadiéndole ofertas y cuotas como atractivo para los clientes. Su respuesta no tardó en llegar con resultados simplemente espectaculares.

 

Una nueva era: las aplicaciones móviles

Después de todo lo que ya hemos visto, llegaba el turno del que hasta ahora ha sido el mayor reto al que se ha tenido que enfrentar la industria del juego on line. Los clientes querían dar un paso más y poder apostar cuándo y desde dónde quisieran.

Eso suponía un nuevo y potente impulso para las tecnologías del sector, pero de conseguirse, los resultados serían magníficos, tal y como finalmente ocurrió.

Sin duda, un reto importante que iba a requerir del desarrollo de nuevas herramientas tecnológicas, entonces, aún no disponibles. Volvía a empezar la carrera entre ellas para ver quién era capaz de superar al rival desarrollando una mejor aplicación móvil. Tal y como ocurría con los retos anteriores, el que se quedara atrás se vería superado por la competencia inevitablemente y eso era un riesgo tan alto que ninguna compañía estaba dispuesta a asumirlo.

La clave de este nuevo paso adelante en la evolución del sector fue el desarrollo de los smartphones. Con ellos, ya no era necesario tener delante un ordenador para apostar. Estábamos ante la libertad absoluta para los clientes de las casas de apuestas.

La tecnología de estos teléfonos iba a ser usada muy rápidamente por la industria de las apuestas on line. Su objetivo era igual de claro que de difícil: tenían que ser capaces de desarrollar las aplicaciones móviles que pusieran en los teléfonos o tablets de sus clientes toda la oferta de apuestas con la que contaban ya en su sitio web.

En ese momento parecía poco menos que ficción, pero hoy por hoy es ya toda una realidad. Ninguna compañía de prestigio se permite hoy no contar con sus propias aplicaciones móviles ya que ofrecen un abanico de posibilidades nunca visto antes a sus clientes y también a las empresas. Ni siquiera se necesita de un nuevo registro para usarlas ya que bastará con el que ya habíamos realizado para ser clientes de la web de apuestas.

Con los datos en la mano y el paso del tiempo, las propias empresas del sector son las primeras en saber que su futuro se juega en buena parte en su capacidad para sacarles rendimiento a estas aplicaciones móviles. Su capacidad para captar clientes es espectacular y los beneficios que se logran a través de ellas, también.

La única incógnita llega del hecho de que estamos ante una tecnología aún muy reciente y nadie puede asegurar hacia dónde camina ni cómo evolucionará. Si el sector ha crecido tanto últimamente es, en buena medida, gracias a estas aplicaciones móviles, así que todo parece indicar que seguirá con la misma tendencia de expansión. Estaremos atentos.

 

Veamos las aplicaciones móviles de Betfair

El caso que os vamos a presentar en el artículo de hoy es de otra de las empresas punteras del sector. Betfair se encuentra por méritos propios y desde hace ya tiempo entre las favoritas de los apostantes de deportes así que a nadie debe extrañar el hecho de que se lanzase al desarrollo de sus propias aplicaciones móviles.

A día de hoy, ya ha puesto a disposición de sus clientes su propia herramienta para ser capaz de darles la mejor experiencia en apuestas deportivas. Permita la realización tanto de apuestas sencillas como combinadas, además de seguir todo tipo de eventos destacados, noticias de relevancia y pronósticos que puedan ayudar a sus clientes con sus apuestas.

Muy destacables son las ofertas, bonos y promociones que ofrece Betfair a través de sus aplicaciones móviles. Una excelente estrategia para captar nuevos clientes y mantener fieles a los ya registrados.

Si ya eres usuario de Betfair solo tendrás que descargarte la aplicación de Apple Store o Google Play para empezar a disfrutar de todas las ventajas que te ofrecen las aplicaciones móviles de la compañía Betfair. Como veis, son ya compatibles con cualquier modelo de Smartphone y, por supuesto, son gratuitas. Consulta con tu operador de telefonía por si el uso de los datos necesarios pudiera conllevar algunos gastos adicionales.

Con estos simples pasos, toda la oferta de ocio y apuestas de Betfair estarían a tu alcance en tu móvil o tablet.

La apuesta por el desarrollo de esta tecnología fue clara desde el principio por parte de Betfair. La compañía fue consciente del gran potencial que podían poseer estas aplicaciones y no dudó ni un instante a lanzarse a por ellas. Además,  su potencial económico como empresa le ha permitido dotarse de unas aplicaciones de gran nivel, que no se quedan atrás con respecto a ninguna otra de sus competidoras.

No hay ninguna diferencia entre la oferta deportiva de la web de Betfair y lo que podemos encontrar en sus aplicaciones, así que no temas perderte nada en absoluto. Su diseño es más que notable e incluye todas las secciones que los usuarios podrían hallar también en la web. Por si no fuera suficiente, nos permite también la siempre apasionante posibilidad de apostar en directo.

Su sección de estadísticas nos ayudará en gran medida en la toma de decisiones acerca de nuestras selecciones definitivas y eso es algo de gran relevancia, tal y como os hemos indicado siempre desde www.comparadorapuestas.net.

En resumen, estamos seguros de que todo lo que os hemos estado exponiendo no significa otra cosa que una época nueva y de gran éxito para las apuestas deportivas en Internet.

La tecnología ha sido la responsable de que mejore sustancialmente la calidad de estas webs, ha ayudado a llegar a mucha más gente en todo el mundo y, sobre todo, ha hecho posible el reto de poder jugar en el momento que quiera el cliente, sin importar para nada el lugar en el que se encuentre.

Lo que le viene por delante al sector parece aún mejor, así que no podemos hacer otra cosa que recomendaros encarecidamente que empecéis a disfrutar ya de las enormes posibilidades que os ofrecen las aplicaciones móviles de la compañía Betfair.

 
Registrar en Betfair