Así son las Sure Bet

 

Para muchos expertos en el mundo de las apuestas deportivas, la estrategia que vamos a explicaros hoy es una de las más inteligentes y con mejores resultados de cuantas hemos ido viendo aquí.

Las sure bets deben su nombre a la asociación de las palabras inglesas sure (seguro) y bet (apuesta), con lo que ya nos hacemos a la idea de qué podemos esperar de este tipo de estrategia.

Las sure bets consisten, fundamentalmente, en ser capaz de aprovechar las variaciones que sufren las cuotas así como los cálculos de probabilidades que hacen las casas de apuestas de tal modo que, apostando a todas las posibilidades de un determinado evento, acabemos por conseguir un beneficio seguro.

Una de las particularidades más acentuadas de este tipo de estrategia para apostar es que siempre se tienen que hacer  entre dos o más casas de apuestas, puesto que todas ellas aplican, lógicamente, un margen de beneficio a sus cotizaciones. Lo más habitual es que en las sure bets el margen de rentabilidad se mueva entre el 0,5 % y el 5 % de la cantidad apostada, aunque también es cierto que hay casos de sure bets que llegan a superar incluso el 15 %.

Pocos apostantes saben que existen eventos deportivos en los que no perderemos, pase lo que pase. Eso es posible debido a las diferencias que acaban existiendo siempre entre las cuotas que ofrecen las casas de apuestas. Con ello lo que se provoca es que podamos acabar ganando, pase lo que pase, si apostamos a ambas cuotas. Veamos algún ejemplo práctico que nos ayude a comprender mejor esto último.

Para que estos ejemplos nos sirvan de verdad, deberemos elegir un deporte en el que el empate no sea posible como resultado final. Casos como el baloncesto o el tenis podrían servirnos perfectamente. Como ya hemos aclarado, las sure bets necesitan de varias casas de apuestas por lo que estaremos obligados a ser clientes registrados de más de una para poder llevarlas a cabo. El mínimo serán dos, pero también es cierto que cuantas más tengáis a vuestro alcance, mayores posibilidades de éxito tendréis.

El objetivo que perseguimos será siempre el mismo: ser capaces de quedarnos con la cuota más alta que proponga cada casa de apuestas para cada deportista o equipo.

Ejemplo casa 1: Djokovic 1.75 y Roger Federer 2.40

Ejemplo casa 2: Djokovic 1.85 y Federer 1.30.

En este caso, nos quedaremos con la cuota más alta de cada una de las dos opciones que manejamos o lo que es lo mismo, apostaremos por Federer en la casa de apuestas número 1 y por Novak Dkjokovic en la casa de apuestas número 2.

Pero antes de hacer esto y tal y como hacíamos también con las Value Bets, es necesario que comprobemos antes si estamos realmente delante de una sure bet. Para ello, el método usado no puede ser más sencillo y consiste simplemente en comprobar que la suma de dividir 1 por ambas cuotas ofertadas es inferior a 1. De ser así, estaremos ante un caso de sure bet.

 

Las sure bets, ¿no conllevan riesgos para el apostante?

 

Muchos apostantes han llegado a creer que las características de este tipo de estrategia les permitirán ganar y ganar con sus apuestas sin apenas correr riesgos. Debemos aclarar con rotundidad que esto no es así, en absoluto, y por varios motivos que veremos a continuación.

El más importante de todos es que las casas de apuestas ya han detectado perfectamente a los jugadores que usan este tipo de estrategia. Saben que les va bien y por lo tanto no son sus clientes más apreciados, ni mucho menos. Las casas intentan, de hecho, limitar sus cuentas obligándolos en muchas ocasiones a no jugar más con ellos y ya conocemos casos de “apuestas trampa” que han sido colocadas por las casas de apuestas para hace caer en ellas a este tipo de jugador.

Además, con independencia del riesgo que puedan conllevar, este tipo de apuestas ofrecen una rentabilidad muy baja, estimada por algunos expertos en el 1 % nada más. Esto también se debe, en buena medida, a los límites que imponen las propias casas de apuestas, impidiendo que los jugadores obtengan mayores beneficios. Por muy buena que sea una posible sure bet, si la casa de apuestas on line no nos permite apostar más que 50 euros, entonces nuestros beneficios no serán elevados en ningún caso, sin que ello sea culpa nuestra o de la propia estrategia.

Ese escaso margen de beneficios que nos permiten las sure bets hace que cualquier error de cálculo se lleve por delante nuestras ganancias con relativa facilidad.

Como ya hemos escrito largamente en otras muchas ocasiones, muchos apostantes, especialmente aquellos que se acercan por primera vez al mundo de las apuestas deportivas on line, creen que una estrategia determinada puede acabar haciéndoles ganar mucho dinero sin correr apenas riesgos. Ya hemos aclarado que eso no es así en ningún caso y tampoco lo es con las sure bets por mucho éxito que hayan demostrado tener en muchas ocasiones.

Ya hemos dicho que las sure bets es para muchos una de las estrategias que mejores resultados puede acabar ofreciéndonos, pero ni siquiera en este caso debemos creer que estamos ante una panacea que nos llevará a grandes ganancias de un modo continuado. Las sure bets, como cualquier otro tipo de apuestas que llevemos a cabo, tienen también dificultades y diversas cuestiones que dificultan su éxito en la práctica. Veamos algunas.

-Las reglas que marcan el trabajo de las casas de apuestas no suelen ser demasiado homogéneas, por lo que es muy factible que podamos ganar nuestra apuesta en un sitio y perderla en otro. Esto puede llegar a crear dudas en el apostante a la hora de cerrar sus predicciones, pero sobre todo, puede hacerle perder su dinero muy fácilmente.

Un caso muy claro de esto lo podemos ver con el siguiente ejemplo. Las reglas que marcan las casas de apuestas para los partidos de tenis pueden indicar que las apuestas son válidas desde que se juega el primer punto del partido o pueden decir que solo lo serán en el caso de que el partido llegue a concluirse. En el supuesto caso de que hayamos apostado en dos casas con esas reglas tan diferentes, ¿qué ocurriría con nuestro dinero en el caso de que uno de los jugadores se retirase en mitad del encuentro? Pues muy sencillo. Una de las casas de apuestas nos devolvería el dinero, pero lo otra daría nuestra apuesta por perdida. Dicho de otro modo, acabamos de perder más del 50 % del dinero que nos habíamos jugado para llevar a cabo nuestra sure bet. Teniendo en cuenta el escaso margen de beneficio que deja este tipo de apuesta, lo que nos habría ocurrido es que habríamos perdido nuestro dinero.

-Ojo con los errores que también cometen las casas de apuestas. A veces ocurre que una de las posibilidades que contemplan las sure bets está inflada y por eso vemos que su rentabilidad es muy alta. En la mayoría de los casos, las empresas acaban detectando el error e invalidan las apuestas por lo que una parte de nuestra sure bet se habría venido abajo y ya no tendríamos ante nosotros una apuesta de las llamadas “seguras”.

Pongamos por caso que en un partido de la Liga Asobal de balonmano  entre el FC Barcelona y el Cangas la cuota que se nos ofrece del Barça sin empate es de 2 euros, mientras que la del Cangas, también sin empate, es de 15 euros. Está claro que esta sure bet es demasiado alta y se debe al error que ha cometido la casa de apuestas al haber colocado esa cotización al Barcelona. Con casi que total probabilidad, la casa anulará nuestra apuesta, dejando con validez tan solo nuestra predicción del Cangas. Si los gallegos no ganan el partido, nuestra sure bet habría fracasado totalmente.

La clave que nos permitirá siempre identificas las sure bets son las cuotas. Es ahí donde vamos a poder ver la oportunidad de hacer una, teniendo muy cuenta la cuestión anterior, que podría echar por tierra nuestras opciones. Ya hemos dicho en la introducción de este artículo que las sure bets suponen una magnífica estrategia de apuesta, pero que ofrece unos beneficios de entre el 1 y el 2 %, siendo optimistas. También es verdad que podemos encontrarnos con sure bets que nos aporten incluso un 5 o un 6 %.

Si bien es cierto que, tal y como veis, el resultado que nos pueden ofrecer las sure bets no es demasiado alto, también lo es que su éxito está altamente garantizado. Apostando a dos o tres resultados diferentes, las posibilidades de que esto sea así son muchas, es decir, habrá poco margen de beneficio, pero éste es 100 % seguro.

Un dato bastante revelador sobre la eficacia de la estrategia de las sure bets es el hecho de que buena parte de los jugadores que podemos considerar profesionales usan este método. La clave de su éxito reside en buena medida en el hecho de que han sido hábiles a la hora de colocar su dinero en distintas casas de apuestas. La habilidad de estos jugadores es más que notable a la hora de ser capaces de identificar las oportunidades que hacen aparecer las sure bets cuando las casas de apuestas cambian sus cuotas.

En resumen, las sure bets suponen, desde nuestro punto de vista, una estrategia extraordinariamente útil para los jugadores que pretendan tener una rentabilidad a largo plazo en sus apuestas deportivas. Como ya habéis visto, no se trata de un guión que pueda llevaros a enormes ganancias en poco tiempo y conllevan riesgos en según qué situaciones. Con todo y con eso seguimos pensando que las sure bets representan una de las mejores opciones de las que disponemos a la hora de apostar. Como cualquier otra estrategia, necesitamos conocerla en profundidad para ser capaces de aplicarla bien y con éxito y, sobre todo, para seguir con ella hasta el final.

Estamos convencidos de que puede ser una maravillosa herramienta para todos aquellos que quieren apostar de manera “seria” en sus deportes favoritos. Con su ayuda, tus predicciones serán mejores y con ello también verá crecer tus ganancias. Descubre la estrategia de las sure bets y empieza a ganar ya.